Ascaris hepatobiliar con abscesos

El absceso hepático por ASCARIS LUMBRICOIDES es una complicación poco frecuente en niños y frecuente en países pobres con condiciones sanitarias inadecuadas.  Es transmitido por la ingesta de tierra, comidas o productos contaminados con huevos embrionarios, las larvas eclosionadas pasan al tracto intestinal, migrando por la sangre a  la circulación pulmonar y 2 semanas después como larvas migran al árbol traqueobronquial son deglutidas nuevamente  y son llevadas al intestino  llegan a medir 10-30cm, dependiendo su alojamiento  ocasionaran el cuadro clínico  manifiesto.

El caso clínico trata de una paciente femenina de 6 años de edad con antecedente síndrome de Down, desnutrición proteica aguda y crónica grado II con nivel socio económico bajo.  Cuadro clínico de fiebre diaria  no cuantificada de 2 semanas de evolución,  tos seca, dolor abdominal, intenso que aumento con los movimientos  y a la palpación, evacuaciones diarreicas negruzcas, no datos de ictericia.

Se practica 1 USG con imagen anecoica 6.5×5.7x 6.5 de 25 ml correspondiente a un absceso hepático.  A  los  13 días se practica un USG de control, presenta múltiples abscesos hepáticos, el  de mayor tamaño tenía un volumen  aproximado de 50 ml compatible en su interior  con un gusano de ASCARIS.

La paciente fallece luego de una estancia de 30 días intrahospitalario por cuadro séptico por absceso hepático múltiple que llevo a choque séptico irreversible LUMBRICOIDES.

Se practica autopsia 3 h después  encontrando  hígado aumentado con zonas de color blanco amarillento  reblandecidas, la mayor localizada en lóbulo derecho de 10 cm  a su corte se encuentra material purulento  con un gusano muerto en su interior, otro absceso con  el resto del cuerpo en un conducto biliarintrahepatico y 6 absceso mas en el  resto del hígado.

La ascariasis hepatobiliar es rara pero si no se diagnostica y se trata a tiempo las consecuencias son fatales.

COMENTARIO: Considerada una helmintiasis intestinal  ASCARIS LUMBRICOIDES, en su presentación  hepática presente en la población infantil es poco común sin embargo sus manifestaciones son potencialmente mortales.     Como lugares endémicos  se debe descartar en primera instancia los paracitos en las vías biliares. La  ultrasonografía diagnostica en tiempo real   informa de un absceso hepático y posteriormente encuentra los nematodos en los abscesos, sin embargo, los paracitos no son revelados en un primer intento a menos que se busquen  específicamente en vía biliar.  Por lo tanto  en países endémicos la primera sospecha clínica debe ser áscaris lumbricoides  hepatobiliar en pacientes pediátricos  con obstrucción biliar.

Dentro del manejo terapéutico se pide la extracción del paracito vivo o posterior a tratamiento antiparasitario , se puede practicar endoscopia, la esfinterectomia con uso de edoprotesis biliar; en países asiáticos  se comenta que no se debe administrar vermmifugos a pacientes con paracitos alojados en la via biliar por que puede producir obstrucción en su caso se debe lavar con solución fisiología con una sonda kehr e intentar una remoción endoscópica etc. En casos de abscesos ya formados se realiza resecciones de segmentos hepáticos si presenta signos de degeneración en el ultrasonido.  Los  medicamentos como  albendazol, mebendazol, ivermectina, ayudan favorablemente.

Los laboratorios ayudan a  la sospecha y como confirmatorios de las parasitosis  (examen de heces).

Pese a la gran ayuda terapéutica de los laboratorios  el tiempo de procesamiento como los costos de manufactura ejercen presión diagnostica (días de verificación , muestras atrasadas, contaminación , etca), es más factible la ayuda  de la ultrasonografía diagnóstica para la localización y posible toma de decisión del abordaje terapéutico.

Sin duda alguna la labor médica es concientizar a la población de los cuidados que se deben de tener para la preparación de alimentos como de agua  y  las medidas nacionales de salud en países con  condiciones insalubres practicando la  desparacitacion de la población vulnerable.

Artículo escrito por la  Dra. Judith  Uribe Castañeda

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

Llamar ahora