Avances en la dermatología

En el transcurso de los últimos años, los constantes avances tecnológicos han permitido el desarrollo de equipos de ultrasonografía que poseen transductores con alta frecuencia y módulos power Doppler altamente sensibles. No solamente esto, sino que también presentan un conveniente equilibrio entre poder de resolución y de penetración. Esto ha abierto la posibilidad de un estudio aún mucho más detallado de los tejidos superficiales, en modo particular la piel.

Actualmente son pocos los estudios que se han focalizado en demostrar el valor del US en el estudio de las enfermedades cutáneas. Entre las indicaciones de mayor importancia en esta área se encuentran: la valoración de hallazgos morfoestructurales de los tumores de la piel, la detección de lesiones subcutáneas y la medición del espesor de la piel en pacientes con esclerosis sistémica y psoriasis. El objetivo de este artículo es demostrar e ilustrar los principales hallazgos ultrasonográficos obtenidos con transductores de alta frecuencia y técnica power Doppler en pacientes con enfermedad psoriásica.

Actualmente hay poco artículos  que demuestre el potencial del ultrasonido en el estudio de la piel y la uña de pacientes con psoriasis.

En la placa psoriásica, la epidermis se presenta con un evidente incremento de su espesor como resultado de una aumentada proliferación queratinocítica; la dermis, por su parte, también presenta un engrosamiento debido al infiltrado celular inflamatorio y un incremento del flujo sanguíneo como consecuencia de los cambios microvasculares que incluyen: elongación, dilatación y torsión de las asas capilares.

La onicopatía psoriásica se caracteriza por un incremento del espesor, tanto de los platos ungueales como del lecho ungueal. Estudios recientes formulan que el espesor de lecho ungueal en condiciones normales es de aproximadamente 1.5 mm mientras que resulta ser más del doble (> 3.0 mm) en presencia de una onicopatía psoriásica.

El presente reporte muestra una evidencia pictórica de que la ultrasonografia, en escala de grises con transductores de alta frecuencia y módulos sensibles de PD, permite la detallada evaluación de la piel y sus respectivos cambios en el flujo sanguíneo.

Sin duda, la disponibilidad de equipos ultrasonográficos de última generación favorece la apertura de nuevas fronteras de estudio en el campo de la psoriasis como la posibilidad de monitorear, en estos sujetos, el grado de respuesta a un determinado tratamiento ya sea este con fármacos locales, inmunosupresores o inclusive antagonistas del factor de necrosis tumoral-α o determinar grupos potenciales de riesgo para el desarrollo de artropatías y/o entesopatías psoriásicas.

Está claro que se hacen necesarios mayores estudios orientados a convalidar algunos aspectos como la precisión y reproductibilidad para definir el futuro papel de la US en la evaluación de la enfermedad psoriásica.

Artículo escrito por el Dr. Luis Hernández

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com