Avances en el manejo de la poliquistosis hepática

 

Los quistes se pueden formar en cualquier sitio del hígado. Los quistes hepáticos pueden ser adquiridos o congénitos, únicos o múltiples. Son más comunes en personas de edad avanzada y mujeres.

Sus paredes casi siempre son lisas y el líquido que contienen es claro y anecoico.

Quistes simples adquiridos.

Los quistes simples adquiridos pueden ser únicos o múltiples, por lo general solo se encuentran solo unos pocos quistes  distribuidos en todo el tejido hepático. Se cree que se forman a partir de conductos biliares  y casi siempre son asintomáticos.

ENFERMEDAD POLIQUISTICA CONGENITA.

No se puede distinguir de otros quistes simples. En esta afección se encuentran las mismas características acústicas de paredes lisas, contenido anecoico y reforzamiento posterior con formación de sombras en los bordes o sin ella.

TRATAMIENTO:  Tiene como objetivo reducir el volumen hepático. En la actualidad, el manejo incluye procedimientos radiológicos, intervenciones quirúrgicas, y el tratamiento a base de análogos de somatostatina.

Manejo quirúrgico:

  Fenestración. Consiste en un abordaje quirúrgico cuyo objetivo es la intervención sobre capas superficiales de los quistes para lograr una reducción del tamaño hepático.10-11 La ventaja de esta técnica es que múltiples quistes se tratan en un solo procedimiento.

 Hepatectomía. La resección hepática segmentaria está indicada en pacientes con quistes hepáticos múltiples distribuidos de forma difusa (Gigot II), con al menos un segmento hepático de parénquima sano. Eficacia en el 86% de los pacientes.

 Trasplante hepático. Opción curativa indicada en pacientes con síntomas extremadamente limitantes, con manejo refractario de complicaciones, como las

Secundarias a hipertensión portal junto con un deterioro nutricional significativo.

Manejo radiológico:

 Aspiración percutánea. Produce un alivio temporal de los síntomas por el “efecto masa”, sin embargo, los pacientes suelen recaer por relleno posterior de los quistes.

Manejo médico:

 Análogos de somatostatina. El lanreotide y el octreotide se unen a los receptores de somatostatina 2, 3 y 5. octreotide 40mg cada 28 días resultaba en una disminución del volumen hepático.

Efectos secundarios, del uso deanálogos de somatostatina: dolor abdominal y diarrea,

Son acumulaciones de parásitos o agentes infecciosos en el hígado y , por lo general son paredes no son lisas. Sus bordes pueden ser reglares o irregulares. Pueden contener líquido sereso, material purulento, ditritos celulares, sangre o coágulos sanguíneos. La ecogenicidad de su contenido varía desde el líquido hasta el sólido y pueden tener transmisión continua o reforzamiento posterior. En un absceso se pueden desarrollar mocroorganismos formadores de gas que producen bolsas de aire dentro de la masa y, con estas reveberaciones y sombras “sucias” es común que los pacientes con abscesos presenten gravedad y evolucionen con dolor en el cuadrante sup. Dre. Hepatomegalia dolorosa, fiebre, nausea, vómito y pérdida ponderal.

Pueden aparecer en varios sitios, como los espacios subfrenicos y subhepatico o pueden ser intrahepaticos.

Los tratamientos más comunes son antibioticoteapia, o drenaje , o ambos procedimientos.

Abscesos parasitarios.

Esta afección es más común en las regiones tropicales. Entre los abscesos más comunes se encuentran los que causa el Echinococcus, parasito que se encuentra  en las heces de cierto tipo de ganado. Una vez que los huevecillos maduran en el intestino, los embriones llegan al torrente sanguíneo a través de la mucosa intestinal. Estos embriones se distribuyen por todo el organismo. Más del 50 % de los euinocitos que se forman se localizan en el hígado. Se conoce también como quiste hidatídico. Pueden ser únicos múltiples o compuestos y tener componentes solidos móviles; en algunos se encuentran calcificación parcial o total de las paredes del quiste.

Abscesos amibianos.

Se considera también un a forma de infección .lo más común es que este afectado el intestino peo los parásitos se diseminan al hígado, cerebro o pulmones por vía hematógena. Los abscesos hepáticos amibianos tienen paredes irregulares y pueden contener detritos celulares. El proceso necrótico forma un líquido muy espeso que tiene textura similar a la pasta de anchoas.

Abscesos piógenos.:

Forman masas y contienen material purulento. Es común que los microorganismos produzcan estos accesos. Escherichia coli es un agente que causa con frecuencia abscesos piógenos o se pueden origina a partir de hematomas infectados. La forma y el tamaño de estos son muy variables.

Artículo escrito por el Dr. Ruben  Omar Santiago Tepepa

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com