Beneficios y riesgo del ultrasonido en el embrazo

Los ultrasonografistas a menudo preguntan con respecto al ultrasonido en el embarazo si la tecnología es segura para el feto, la respuesta generalmente dada es por supuesto, el ultrasonido no es el rx no es invasivo, ha sido usado por más de 50 años y es perfectamente seguro.

Mientras que esta respuesta contiene algunos hechos correctos ( no es el rx y ha sido usado por más de 50 años) el concepto de absoluta seguridad no está científicamente validado, y además el nivel de conocimiento considerando los efectos con potencial biológico del ultrasonido en los tejidos entre los clínicos es muy bajo.

Existen dos categorías de riesgo posible asociada con el uso del ultrasonido en obstetricia: uno son los errores diagnósticos que pueden llevar a decisiones terapéuticas equivocadas y hasta dañinas, y el otro son los efectos biológicos, estos pueden ser efectos térmicos derivados del paso de la energía en forma de onda por los tejidos por la conversión de la energía acústica en energía calórica, esto constituye el mayor potencial adverso en embriones y fetos.

El embrión humano es especialmente susceptible especialmente a estos efectos biológicos especialmente entre las semanas 10-12.

Dado estas consideraciones es recomendable en general solo ser usado cundo existan indicaciones precisas y el tiempo de exposición especialmente en estas etapas del embarazo debe ser mantenida lo más bajo posible, el principio aclara debe ser recordado siempre que se utiliza este valioso instrumento diagnóstico.

Debe ser rutinario el ultrasonido de segundo trimestre para todos los embarazos?

El ultrasonido ha llegado a ser ubicuo durante el embarazo. Nosotros revisamos la evidencia de los beneficios del ultrasonido de rutina durante el embarazo. El ultrasonido rutinario antes de la semana 24 de gestación mejora la detección de embarazos gemelares no diagnosticados, reduce las inducciones postermino y permite la detección de anomalías fetales antes del nacimiento. Existen amplias variaciones en la sensibilidad del ultrasonido para la detección de anomalías fetales, esto puede estar relacionada con el equipo, el entrenamiento y las características maternas tales como obesidad. Se han desarrollado estándares para la realización de ecogramas fetales en el segundo trimestre. Los beneficios del ultrasonido de rutina en el primer trimestre en el diagnóstico de anomalías estructurales fetales o de ultrasonidos después de la semana 24 no está demostrado.

A medida que la tecnología ecográfica mejora y que los cuidados obstétricos cambian, nuevos usos  del ultrasonido de rutina pueden surgir.

Existe información limitada sobre el valor diagnóstico del ultrasonido en el primer trimestre en la detección de anomalías fetales estructurales.

La tasa de detección del ultrasonido transvaginal en el primer trimestre fue de 59% pero esta cifra aumento a 81% cuando se comparó con ultrasonidos en el segundo trimestre.

Artículo escrito por el Dr. Henry Ble

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com