Cáncer de seno

Las enfermedades del seno son muy frecuentes y el cáncer de seno es uno de los tipos de cáncer más común. Por eso, el auto examen de seno es esencial para un diagnóstico oportuno que permita efectuar los tratamientos a tiempo.

Los principales síntomas de las enfermedades del seno  (glándula mamaria) son:

  • Dolor en uno o ambos senos
  • Masa o tumoraciones en el seno
  • Retracción del pezón
  • Expulsión de sangre por el pezón
  • Expulsión de líquido por el pezón cuando no se está en el período de lactancia o durante el embarazo
  • Importante diferencia de tamaño entre ambos senos
  • Enrojecimiento o cambios en la piel del seno
  • Inflamación debajo de la axila
  • Rápido aumento de tamaño de uno o ambos senos
  • Aumento de temperatura de uno o ambos senos
  • Quistes mamarios: Son colecciones líquidas que aparecen a cualquier edad pero especialmente de los 35 a 50 años y causan dolor mamario cerca a la menstruación.
  • Muchos quistes no se detectan por palpación pero son fácilmente visibles por Ecografía. La mamografía radiológica es inútil pues no puede diferenciar sólidos de líquidos.

    Los quistes deben diferenciarse de cáncer lo cual se hace con facilidad por Ecografía en color.

  • Enfermedad Fibroquística o displasia mamaria, muy común entre los 30 a 40 años y suele desaparecer después de la menopausia. Se caracteriza por dolor e inflamación en los senos antes de la menstruación, puede asociarse a problemas ováricos y puede enmascarar el cáncer. Existen indicios que la relacionan con el cáncer. Se diagnostica fácilmente con Ecografía en Color.
  • Fibroadenomas: Son tumores sólidos, redondeados, de consistencia elástica, benignos, usualmente indoloros y que pueden palparse con el auto examen de seno. Son los tumores mamarios más comunes durante la adolescencia y en mujeres jóvenes.

    Los fibroadenomas crecen durante el embarazo y la lactancia por lo cual se aconseja examinar las mamas con Ecografía durante estos períodos (la mamografía está contraindicada por la radiación). La Ecografía en Color los detecta fácilmente con una imagen típica.

  • Infiltración grasa: Es el reemplazo de tejido mamario por tejido graso. Suele ocurrir prematuramente en mujeres obesas o después de la menopausia. Se detecta fácilmente por Ecografía mamaria en color.
  • Necrosis grasa: Corresponde a tumoraciones redondeadas, duras, indoloras compuestas por tejido graso lesionado, Se presenta usualmente en mujeres obesas, o con grandes senos, o después de traumatismos.

    Por sus características es indispensable determinar mediante Ecografía en color la posibilidad de cáncer pues por sus características podrían enmascarar el cáncer.

  • Adenosis esclerosante: Es una enfermedad benigna que origina crecimiento excesivo del tejido mamario usualmente en forma de nódulos dolorosos que muestran calcificaciones al examen mamario por Ecografía en Color o por mamografía.  Es muy difícil de distinguir del cáncer y el diagnóstico usualmente se hace al remover los nódulos y estudiarlos microscópicamente.
  • Papiloma intraductal: Es un pequeño tumor localizado en los conductos mamarios cercanos al pezón por el cual suele producir hemorragia o expulsión de líquido de aspecto pegajoso. Usualmente los papilomas solitarios aparecen cerca de la menopausia, o en forma múltiple en las mujeres jóvenes. Los traumatismos pequeñoss sobre ellos suelen causar hemorragia, Siempre que causen tumoraciones deben extirparse y examinarse microscópicamente para descartar cáncer.
  • Mastitis: Es la infección de la glándula mamaria y que suele aparecer en mujeres que lactan al taparse uno o varios conductos. El seno afectado se enrojece, se inflama y aparece caliente y doloroso.

    La Ecografía es el medio diagnóstico indicado pues si no se hace el tratamiento oportuno puede formarse un absceso que requiere tratamiento quirúrgico.

  • Hiperplasia: Es el crecimiento excesivo de tejido mamario. Su aparición predispone al cáncer mamario. Su diagnóstico es simple por Ecografía mamaria en color.
  • Ectasia de los conductos mamarios: Consiste en la obstrucción inflamatoria y dolorosa  de los conductos mamarios en la vecindad del pezón, produciendo  expulsión de líquido de color gris a verde por el pezón. Se detecta fácilmente medianteEcografía en color.

    Suele aparecer hacia la menopausia y se detecta fácilmente mediante Ecografía en color y se trata con antibióticos, antiinflamatorios y compresas húmedas calientes. Ocasionalmente se requiere cirugía. No tratada puede terminar en mastitis y abscesos mamarios.

Artículo escrito por el Dr. Rosalio Aguilar Hernández

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com