Cáncer de mama durante el embarazo

 

Los procesos oncológicos que con más frecuencia se asocian a la gestación son el cáncer de mama y el cáncer invasor de cuello uterino, representando cada uno el 25% del total de cánceres y embarazo. La asociación de cáncer de mama y embarazo se define como la aparición de un tumor maligno mamario en la gestación o durante el primer año posparto. El cáncer de mama se diagnostica en 1 de cada 3000 gestaciones. Aunque la frecuencia global oscila entre 0.2 y 3.8% del total de los tumores malignos de la mama. La edad media de aparición del ca de mama en la mujer embarazada es de 36 años.

Durante la gestación se retrasa significativamente el diagnóstico de cáncer de mama, debido a una serie de cambios tanto en la anatomía mamaria con proliferación intensa túbulo alveolar, aumento de la vascularización de la glándula y cambios en el metabolismo celular. A esta dificultad se asocia con relativa frecuencia la falta de atención en la aparición de síntomas mamarios (aumento de la densidad glandular, dolor, telorrea), por parte de los obstetras que los asumen como cambios de la mama gestante.

La mamografía bilateral es una técnica radiológica que no interfiere con el desarrollo del feto ni limita la posibilidad de una futura lactación, sin embargo esta técnica disminuye la sensibilidad y especificidad con una tasa de falsos negativos de un 50%.

El uso de ecografía con equipos de alta resolución permite la discriminación entre las lesiones quísticas y sólidas y es útil para la confirmación de la punción biopsia de las lesiones mamarias.

Es fundamental considerar el momento de la gestación en el que se realiza el diagnostico ya que las controversias más importantes se establecen en gestación con primeras semanas, considerado que el primer trimestre supone una gran dificultad a la hora del diseño terapéutico.

Cirugía.- Es el tratamiento de elección para los estadios iniciales de la enfermedad, siendo la mastectomía radical modificada el tratamiento empleado.

Radioterapia.- Los efectos biológicos de la radioterapia sobre los tejidos fetales dependen de la edad gestacional y de la dosis administrada. La mayoría de las veces la secuencia terapéutica es 1° cirugía, 2° quimioterapia durante 6 ciclos 3° finalizar el embarazo y 4° radioterapia si fuera necesario.

Quimioterapia.- Se emplea como terapia adyuvante en tumores de cualquier tamaño con afectación axilar o en tumores de más de medio centímetro independiente de la afectación axilar. La utilización de estos fármacos durante el primer trimestre de la gestación puede provocar teratogenia, aborto y efectos yatrógenos dependiendo del preparado. En el periodo de organogénesis de la 5° a 10° semana predominan los fenómenos de teratogenia apareciendo malformaciones mayores de 5-6 veces superior a la esperable. En el periodo de 11 a 40 SDG disminuye la frecuencia de malformaciones excepto las del sistema nervioso central y las gonadales. En cuanto a drogas la 5 FU, ciclosfosfamida y doxorrubicina son bastante seguras durante el 2 y 3 trimestre. La administración de quimioterapia debe interrumpirse tres semanas antes del parto para evitar complicaciones de neutropenia y trombopenia inducidas por estas drogas tanto en la madre como en el feto.

Por lo que se deben de tener un abordaje multidisciplinario de estos casos para obtener los mejores resultados posibles.

Conclusiones:

  1. El cáncer de mama es la neoplasia maligna más frecuente durante el embarazo y lactancia.
  2. Para su diagnóstico se emplean las mismas técnicas que en la mujer no gestante.
  3. El diagnostico en el primer trimestre se dificulta más por el diseño oncológico que interfiere con el desarrollo de la gestación
  4. El cáncer de mama durante el embarazo y lactancia presenta unos fértiles biológicos más desfavorables que se deben más a la propia gestación.
  5. Los protocolos terapéuticos son los mismos a los empleados fuera del embarazo.
  6. El aborto provocado no es una indicación para el correcto manejo de la situación
  7. Los regímenes de quimioterapia utilizados más allá del primer trimestre son bastante seguros para el feto como eficaces para el cáncer
  8. Las tasas de supervivencia son parecidas a las de la población en general
  9. El manejo requiere un equipo multidisciplinario médico y un soporte psicológico para la gestante y su entorno.

Artículo escrito por la Dra. Ana Cortés

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com