Caracterización clínica, imagenología y anatomopatología de las lesiones hepáticas focales

Al realizar un USG, el primer órgano examinado es el hígado, el cual puede exhibir una lesión focal difusa; el cual se define como una formación de contenido sólido y líquido, que no forma parte de la estructura normal del hígado.

En ocasiones la sintomatología es inespecífica por lo que se necesitan dos pruebas esenciales: técnicas de imagen y estudio citohistológico. De éstas, la técnica más empleada es la ecografía, por no usar radiaciones ionizantes, imágenes de alta resolución, se pueden repetir las veces que sea necesaria.

En éste estudio se analizará la relación entre diagnóstico clínico, elementos imagenológicos por USG y hallazgos anatomopatológicos de las lesiones hepáticas focales.

El estudios fue con 60 pacientes con lesiones hepáticas focales, en el tiempo comprendido del 1 de marzo del 2011 al 31 de marzo del 2012, se examinaron con USG, y se tomó biopsia a los pacientes en los que el proceso focal fue abordable

Distintos patrones ultrasonógraficos de las lesiones hepáticas:

  • Imagen tumoral: lesión redondeada mayor de 25 mm de dm, puede ser ecógenica e hipoecogénica
  • Imagen nodular: lesiones de 1 a 25 mm, única o múltiples, en cualquiera de los 3 lóbulos.
  • Patrón quístico: masa anecoica, con refuerzo posterior.
  • Con aspecto benigno: imágenes anecoicas, también ecogénicas, sin halo hipogénico a su alrededor.
  • Aspecto maligno: hipoecogénica y las ecógenicas que no cumplieran los aspectos del benigno.

Los resultados fueron: sexo más afectado fue femenino (63.3%), el grupo de edad más afectado fue de 40 a 59 años, también predominó la afectación en personas de piel blanca 2,6:1, el dolor abdominal fue el principal motivo para hacer el estudio (30%), en cuanto a las lesiones hepáticas predominó el lóbulo derecho (71.7%), y fueron más las lesiones ecogénicas; dentro de los cuales los nódulos múltiples fueron los más frecuentes. Y en los hallazgos anatomopatológicos, hubo predominio de lesiones benignas (63.3%), de éstas el predominio fue de hemangiomas.

Hubo una gran relación entre los estudios ultrasonógraficos y anatomopatológicas, con lesiones hepáticas focales, por lo que hubo diferencia en éstas y el cuadro clínico.

COMENTARIO

En el presente artículo, se hizo un estudio entre 60 pacientes con lesiones hepáticas focales, del 1 marzo del 2011 y 31 de marzo del 2012.

El objetivo era identificar que tanto confirman en conjunto los hallazgos de USG anatomopatológicos y el cuadro clínico. A mi parecer es un buen artículo, lo cual nos confirma, que tanto la exploración física, y los estudios de gabinete, son elementales para confirmar un diagnóstico, y es básico, saber  hacer una buena revisión.

En casi todos los resultados, coincido el diagnóstico, en donde el resultado fue: tumores benignos. Aunque fue diferente en tumor maligno, el cual no reportó el mismo porcentaje.

Por lo cual también concluimos que los estudios son complementarios y cuando sea necesario, trabajar en conjunto con los estudios que tengamos de fácil acceso.

Artículo escrito por la Dra. Erika Acosta

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com