Caso de quiste anexial derecho en mujer en la cuarta década de la vida, esferoidal de contenido liquido diáfano de 50 mm de diámetro, adyacente de la vejiga urinaria

10

El artículo consultado fue el emitido por el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Virgen de las Nieves engranada España en el 2010.
En el cual se hace mención de la conducta a seguir ante el hallazgo de una masa anexial pélvica quística en pacientes dependiendo de su edad reproductiva.
En general describe que las masas anexiales quísticas o solidas intrapélvicas pueden ser de múltiples orígenes, sin embargo las más características y en general con un alto porcentaje están dependientes de los ovarios, en menor medida del útero y las salpinges y en casos diversos por el apéndice, el peritoneo, la vejiga (uraco), las asas intestinales o el colon.
En este caso por las características de la masa anexial quitica y la ubicación se considera dependiente del ovario.
Los quistes ováricos pueden ser inclusive neoplasias benignas o malignas.
Generalmente son quistes dependientes de los folículos ováricos los cuales pueden medir hasta 6 cm de diámetro en promedio 2 cm, los cuales pueden ser originados por un folículo dominante que no logra la eclosión en el ciclo menstrual (anovulación) o de un folículo inmaduro que no logra su atresia fisiológica normal.
Estos son estimulados por las hormonas del ciclo menstrual produciendo líquido intrafolicular y generalmente llegan a ser productores de hormonas. Sus características ecográficas son quistes redondos de paredes delgadas ecogénicas y que tiene un centro completamente anecóico con un refuerzo posterior característico.
Los quistes de cuerpo lúteo se forman por la presencia de hemorragia de la granulosa interna que se colecta, misma colección que posteriormente se reemplaza por un líquido claro, con características de quiste funcional, sin embargo llegan a permanecer hemorrágicos o a formar coágulos de fibrina en el interior que se expresan como formaciones ecogénicas irregulares en el centro no papilares, que si llegan a simular pseudotabiques.
Las neoplasias que forman quistes anexiales son los cistoadenomas los cuales son benignos y corresponden a neoplasias ováricas que ecográficamente presentan características quísticas sin embargo presentan múltiples tabiques finos confluentes. El factor que puede corresponder a malignidad está dado por las características de los bordes y los tabiques los cuales en las neoplasias malignas como el cistoadenocarcinoma son engrosadas ecogénicamente irregulares y con papilas difusas mal definidas. Generalmente se comenta que es un diagnóstico complejo. La sospecha siempre estará dada por el grupo etario.
Por lo que en el caso 7 deduzco que el quiste anexial corresponde a un quiste del cuerpo lúteo sin contenido hemorrágico o en su defecto a un quiste funcional que a cobrado un tamaño mayor al habitual, ya que sus contornos son delgados y ecogénicos que no demuestran papilas o tabiques en el interior, que tiene un centro anecóica y que proyecta un refuerzo posterior característico.
La vejiga comentada con característica de una cistitis severa con abundantes detritus y orina turbia que comparada con el contenido completamente anecóico del quiste anexial tiene aspecto ecogénico mayor semejante al de un endometrioma o inclusive al de un dermoide con contenido líquido y algunos ecos refringentes difusos como pelos o tejido indistinto.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*