Comparación e ultrasonido con contraste, escala de grises de ultrasonido y tomografía contrastada en el diagnostico de infiltraciones en hígado graso y grasa hepática difusa.

12

La infiltración focal en hígado graso y en grasa hepática difusa son las más comunes entidades hepáticas en la práctica clínica. Los infiltrados grasos han sido detectados por encina del 25.6 % delos adultos jóvenes en cambio la prevalencia de grasa hepática difusa fue reportada del 13 al 77.6% de pacientes con esteatosis hepática.
Ambas entidades pueden perjudicar el funcionamiento diagnostico de la escala de grises en ultrasonido y tomografía, promoviendo el uso de sofisticadas técnicas diagnosticas como la resonancia magnética y biopsias.
Sin embargo el ultrasonido es la primera línea de investigación y evaluación de patología hepática, la tomografía contrastada se usa pero desafortunadamente expone al paciente a radiación y a efectos adversos del medio de contraste.
El ultrasonido usado con pulso invertido y medio de contraste ha sido adecuado para el diagnostico de lesiones hepáticas.
El presente estudio es para comparar la función diagnostica del ultrasonido, el ultrasonido con medio de contraste y la tomografía contrastada.
Se hizo un estudio retrospectivo a un total de 82 pacientes: 44 hombres y 32 mujeres, en grupo de edad de 29 a 81 años, dicho grupo se obtuvo de un total de 544 pacientes inveswtigados entre los años 2006 y 2011 por la sospecha de neoplasia hepática. La mayoría con patologia agregada tal como obesidad, uso de esteroides, diabetes, cirrosis, infecciones virales y alcoholismo.
Como resultado se obtuvo con respecto al hígado graso que: el ultrasonido convencional tuvo el 45.8% de sensibilidad, mientras que el ultrasonido con medio de contraste y la tomografía contrastada por encima del 90%, (es decir lo doble) aunque su sensibilidad y exactitud son muy parecidas.
Y con respecto a la grasa hepática difusa el ultrasonido tiene solo el 47% la tomografías el 88.2% y el ultrasonido con contraste 91.2% esto en sensibilidad y con cifras casi iguales para especificidad y exactitud.

COMENTARIO:

El ultrasonido convencional aunque cuenta con la misma especificidad y exactitud en el diagnostico de lesiones en hígado graso, esta a la mitad en sensibilidad, a cambio de esto se reducen los riesgos por exposición a la radiación y los efectos producidos por el medio de contraste, por lo que sigue siendo así la primera lineal en el diagnóstico de las enfermedades hepáticas de este tipo

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*