Contraste en microburbujas

Los agentes de contraste han cobrado mucho interés durante los últimos años. Los mayores éxitos se han obtenidos en agentes de contraste consistentes en micro burbujas. Estos agentes de contraste para ultrasonidos, no solamente interactúan con el proceso de la imagen, sino que forman parte de la misma. Debido a las grandes posibilidades de mejoras en el diagnóstico mediante el uso de ultrasonido con la aplicación de los medios de contraste basados en micro burbujas, es que es muy importante el conocimiento de las técnicas e instrumentación de estos nuevos agentes de contraste. Palabras Claves: Agentes de Contraste en Ultrasonido, Microburbujas, Ecorrealzadores.

El desarrollo de medios de contraste aplicados a la exploración diagnóstica con ultrasonidos ha sido lento y esporádico. En los últimos tiempos ha habido grandes avances en la producción de medios de contraste con diferentes características y en el estudio de las técnicas de empleo de los mismos. Hoy en día los agentes de contraste son ampliamente utilizados 1 . De allí la importancia del conocimiento de su modo de empleo, con sus ventajas y desventajas, para de esa forma obtener mejores resultados en su aplicación. Para ser una herramienta clínica efectiva, las microburbujas deben sobrevivir al pasaje a través de la circulación cardiopulmonar, para producir un realce sistémico satisfactorio 2 . Los capilares pulmonares, en su porción más estrecha, presentan una sección de diámetro no mayor de 8 micras. Asimismo, la circulación a su través exige una reología de las partículas circulantes similar a la de los glóbulos rojos para no ser atrapadas definitiva o temporariamente en el filtro pulmonar. También es de gran importancia que los gases contenidos no difundan a través de la barrera comprendida entre la luz del capilar y la luz de los alvéolos pulmonares, la barrera alvéolo capilar. Es por ello que las sustancias de “contraste ultrasónico” de utilidad clínica serán aquellas que contengan microburbujas de un diámetro no mayor de 6 micras y además que contengan gases poco difusibles o gases difusibles bien estabilizados por cubiertas que no les permitan difundir libremente a través de la membrana alvéolo-capilar en su paso a través del capilar pulmonar y, al mismo tiempo, garanticen la estabilidad de las mismas en cuanto a su tamaño. La posible aplicación del contraste en ecocardiografía fue ya descrita en 1968 por Gremiak et. al.3 . La mayoría de los contrastes están formados por microburbujas llenas de aire que son capaces de generar un aumento en la señal ecocardiográfica, lo que potencia la información proveniente del ultrasonido. Inicialmente los contrastes no podían pasar el árbol pulmonar debido a que bien su tamaño era grande (>10µm) o eran inestables y se disolvían rápidamente. A mediados de los años 80 se desarrollaron ya contrastes capaces de pasar por el árbol pulmonar. Estos agentes eran capaces de opacificar el ventrículo izquierdo después de haber sido inyectados en una vena periférica. ¿Cuál es el motivo por el cual estas suspensiones de gases en líquidos producen realce significativo en las imágenes ultrasónicas? Las interfaces físicas entre elementos de tan distinta densidad acústica, como el líquido y el gas, son intensamente reflectantes para el ultrasonido, varias veces más que las interfaces sólido/líquido que habitualmente se utilizan para generar las imágenes que utilizamos en la práctica clínica de la ecocardiografía. Es posible dividir a los ecorrealzadores en tres grandes grupos: los de primera generación (son agentes de contraste que no pasan el árbol pulmonar, principalmente utilizados para el estudio de cortocircuitos intracavitario.

Artículo escrito por el Dr. Omar Viveros

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com