Correlación ultrasonográfica e histopatológica de los tumores de ovario

Objetivos. Demostrar el valor del ultrasonido en el diagnóstico de los tumores de ovario, describir desde el punto de vista sonográfico las características de las masas ováricas de acuerdo con su estructura y tamaño. Identificar su probable naturaleza benigna, maligna o dudosa, por la descripción sonográfica.

El cáncer aumenta su incidencia en mujeres por encima de 50 años, el pico se produce en la 7ma década de la vida, a más edad peor pronóstico porque los tumores son más indiferenciados. Las variedades histológicas de origen epitelial son las más frecuentes, es raro el cáncer de ovario antes de los 30 años.

El USTV puede demostrar lesiones menores de 3 cm, tiene la desventaja de poseer un campo de visión limitado solo hasta 10 cm de la cúpula vaginal. La vía abdominal ve mejor la lesión que se ubica por encima del lecho vesical más allá de 10 cm, por tanto, es de utilidad realizar el estudio por la vía abdominal y transvaginal, ya que ambas se complementan.

Por US se puede ver la localización de una lesión, determinar el órgano de origen, el tamaño, los bordes si son regulares o irregulares, el grosor de las paredes y la textura dependerá de su contenido líquido, sólido o mixto.

La posibilidad de encontrar malignidad en un quiste simple de menos de 5 cm es menor de un 2 %. Los signos ultrasonográficos de las masas que indican probabilidad de malignidad son:

-Los septos gruesos mayores de 1 cm.

-Las papilas sólidas que crecen hacia adentro a expensas de la pared interna.

-La irregularidad de los contornos.

-La textura compleja con elementos líquidos y sólidos, sobre todo si predomina este último.

-Todo lo anterior se reafirma si se acompaña de adenopatías, ascitis y otras lesiones metastásicas a distancia.

A pesar de los avances tecnológicos no es posible asegurar la malignidad por los detalles ultrasonográficos.

El uso sistemático del US es importante en pacientes asintomáticas y en aquellas mujeres con factores de riesgo a padecer un cáncer de ovario, además, tiene mejor pronóstico cuando se diagnostica en etapas tempranas antes de infiltrar más allá de los ovarios, el 90 % de ellas vivirá más de 5 años.

El US puede detectar el 90 % de las masas pélvicas pero es menos sensible para detectar el sitio de origen sobre todo si es de gran tamaño.

Se realizó una investigación de carácter longitudinal retrospectivo.

De todas aquellas pacientes que habían sido operadas por tener un diagnóstico clínico ultrasonográfico de una masa anexial, y el resultado histopatológico fue un tumor de ovario.

Un total de 197 pacientes se le realizó US y fueron intervenidos quirúrgicamente, de estos, 195 tuvieron un diagnóstico ultrasonográfico positivo constituyen los verdaderos positivos de la serie  y en 2 pacientes se informaron por US como negativos.

Los 195 pacientes, que tuvieron resultado ultrasonográfico y anatomopatológico positivo, en 186 pacientes fue benigno para un 95,4 % y en 9 pacientes fue maligno.

El quiste simple fue el que mayor incidencia tuvo en la serie de los benignos (44,6 %).

CONCLUSIONES

  • Los tumores malignos se presentaron con mayor frecuencia en edades por encima de 59 años.
  • Hubo una alta correlación de pacientes con quistes simples y quistes con tabiques finos y ecos e informe anatomopatológico benigno.
  • La presentación ultrasonográfica de los tumores malignos más frecuentemente encontrada fue la compleja a predominio ecolúcido y la compleja a predominio ecogénico.
  • La mayoría de los tumores malignos tuvieron diámetro mayor de 10 cm y fue raro encontrar malignidad en los que medían menos de 5 cm.
  • Los tumores benignos más frecuentes fueron: el cistoadenoma seroso, el quiste folicular y el quiste dermoides; de los malignos, el cistoadenocarcinoma seroso.
  • El US tiene una alta sensibilidad, especificidad y valor predictivo positivo en el diagnóstico de los tumores de ovario.

COMENTARIO:

Como se ha mencionado en la literatura hay en forma general una correlación ultrasonográfica y las tumoraciones de ovario en este artículo no es la excepción aunque en el reporte no existe tanta frecuencia de malignidad.

La presencia de tumores benignos se relaciona a quiste simples- quistes con tabiques finos menores de 10 cm, los tumores malignos se relacionan a quistes complejos con tabiques gruesos solidos así como el tamaño mayor de 10 cm.

Esto nos confirma que el US tiene una alta especificidad – sensibilidad.

Artículo escrito por el  Dr. Victorino D. Mimbrera Rodríguez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com