Ecografía hepática

El Hígado es el órgano más grande del cuerpo humano, alcanzando en el adulto un peso de 1500 gramos. Recibe retorno venoso del tracto GI  a través de la vena porta y entre otras funciones contribuye al mantenimiento de la homeostasis metabólica y a la depuración de toxinas.

La ecografía supone una valiosa herramienta para la evaluación morfológica del órgano y detección de alteraciones focales o difusas que nos ayuden en el proceso diagnóstico.

RECUERDO ANATÓMICO

Se localiza en el cuadrante superior derecho del abdomen y ocupa el hipocondrio derecho, parte de la región epigástrica y se extiende al hipocondrio izquierdo, protegido en su mayor parte por la caja torácica y fijado al diafragma y a la pared anterior del abdomen  mediante el ligamento falciforme. Tiene una cara diafragmática (anterior y superior) y una superficie visceral (inferior y posterior) en contacto con esófago, estómago, duodeno, colon transverso, riñón y glándula suprarrenal derechos y vesícula biliar. En esta cara visceral se localiza el hilio hepático que contiene la vena porta, la arteria hepática, los conductos hepáticos, nervio y linfáticos.

Recibe aporte sanguíneo  doble, a través de la vena porta (70%) que transporta sangre venosa procedente de intestinos y bazo y de la arteria hepática (30%), ambas se dividen  sucesivamente y emiten ramificaciones para cada segmento hepático integrando junto con los conductos biliares la triada portal, el drenaje venoso se realiza mediante las venas hepáticas derecha, media, izquierda que desembocan en la vena cava inferior inmediatamente por debajo del  diafragma.

Funcionalmente el hígado  se divide en tres lóbulos: derecho, izquierdo y caudado. El lóbulo derecho esta separado del izquierdo por la fisura lobar principal y se subdivide en los segmentos anterior y posterior por la fisura intersegmentaria derecha, la fisura intersegmentaria izquierda divide el lóbulo izquierdo en los segmentos medial y lateral, el lóbulo caudado esta situado en la cara posterior del hígado y lo delimitan anteriormente la fisura del ligamento venoso y VCI en su borde posterior.

La anatomía segmentaria de Couinaud se basa en segmentos portales y se está convirtiendo en la nomenclatura universal para la localización de la lesión hepática, menciona 8 segmentos los cuales disponen de vascularización, drenaje biliar y linfáticos propios lo que posibilita la resección quirúrgica  de uno o varios sin afectar el resto. La  correspondencia  con la división tradicional se muestra en la siguiente tabla:

TÉCNICA DE EXPLORACIÓN

Se realiza la exploración  con el paciente en decúbito supino mediante cortes transversales, longitudinales , oblicuos y subcostales, en epigastrio así como en inspiración profunda mantenida. En pacientes obesos o poco colaboradores puede ser preciso realizar cortes intercostales , utilizaremos una sonda convex de 3.5 MHz y 5 MHz en personas delgadas y niños

ANATOMÍA ECOGRAFICA

El hígado normal es homogéneo contiene ecos finos y es isoecoico o ligeramente hiperecoico en relación al riñón y ligeramente hipoecoico en comparación con el bazo. En el interior  de este parénquima homogéneo  visualizaremos estructuras fisiológicas anecoicas que corresponden a vasos  (venas portales y venas supra hepáticas, arteria hepática a nivel del hilio) y otras imágenes eco génicas producidas por los ligamentos y cisuras que no debemos confundir con estructuras patológicas. La vena porta acompañada de la arteria hepática  y del conducto biliar correspondiente a la triada portal mencionada se encuentras dentro de una vaina de tejido conjuntivo que le confiere una pared ecógena en la ecografía y permite distinguirla de las venas hepáticas que tienen una pared casi imperceptible.

La porta presenta su mayor calibre a nivel del hilio (<12mm) y se ramifica fundamentalmente en un plano horizontal en porta derecha( con una rama anterior al centro del segmento anterior del lóbulo derecho y otro posterior en el centro del segmento posterior del lóbulo derecho) y porta izquierda (discurre por la fisura intersegmentaria izquierda hasta dividir  los segmentos medial y lateral del lóbulo izquierdo).

Las venas hepáticas o supra hepáticas anterior media y posterior tienen una orientación predominantemente vertical, discurren entre lóbulos y segmentos y aumentan de calibre a medida que se aproximan a su desembocadura en la VCI. La arteria hepática se origina en la aorta de la bifurcación del tronco celiaco y se dirige hacia el hilio hepático, posteriormente se ramifica enderecha e izquierda y acompaña a la porta y a la vía biliar en la triada portal.

El ligamento falciforme conduce a la vena umbilical hasta el hígado durante el desarrollo fetal, tras el nacimiento la vena umbilical se atrofia y da lugar al ligamento redondo, ecográficamente se presenta como una imagen lineal

Hiperecoica que une la porta izquierda con la superficie hepática en cortes longitudinales en cortes transversales adopta una morfología redondeada o triangular entre los segmentos medial y lateral del LHI que conviene identificar correctamente y no confundir con lesiones ocupantes de espacio.

El ligamento venoso lleva el conducto venoso obliterado que hasta el nacimiento deriva la sangre de la vena umbilical hasta la vena cava inferior. Se visualiza en cortes longitudinales  y transversales a nivel de epigastrio como una línea ecogénica que separa el lóbulo caudado del segmento medial del lóbulo izquierdo,  la cisura mayor o fisura lobar principal se extiende desde la fosa de la vesícula biliar hasta la vena cava inferior y constituye una referencia para separar los lóbulos hepáticos derecho e izquierdo.

COMENTARIO

 Este articulo me pareció muy interesante porque nos da un breve recordatorio sobre la anatomía del hígado y además nos permite observar la anatomía segmentaria de Couinaud como referencia para la localización de las lesiones hepáticas debido a que se está convirtiendo en una nomenclatura universal, además explica la técnica de exploración, además nos lleva a dar un recorrido sobre la ecoestructura normal del hígado, describiéndonos además nos explica la morfología y estructura ecográfica de la vena porta, venas hepáticas o suprahepaticas, arteria hepática así como todas las estructuras relacionadas con el hígado, mostrándonos imágenes ecográficas así como la manera en que debemos colocar el transductor y nos realiza un esquema  del mismo, la ecografía supone una  herramienta valiosa para la evaluación morfológica del órgano y la detección de alteraciones focales o difusas que nos ayuden en el proceso diagnóstico, es por esto el conocimiento acerca de la anatomía del hígado y su correspondencia con las imágenes ecográficas nos ayudaran a dar un diagnostico mas certero lo que beneficiara en forma positiva a nuestros pacientes.

Artículo escrito por la Dra. Ismeni Cruz Valdes

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com