Ecografía hepática: lesiones focales y enfermedades difusas

El hígado tiene ecoestructura homogénea, característicamente iso o hiperecoico respecto a la corteza renal, hipoecoica respecto al parénquima pancreático y ligeramente hipoecoica respecto al bazo. Su parénquima contiene estructuras anecoicas (vasos) y ecoicas (ligamentos y cisuras) no patológicas.

 Patología focal: Se trata de una estructura intraparenquimatosa de naturaleza líquida (aneoica) o sólida (con ecos internos), en ocasiones resulta complicado diferenciar entre lesiones benignas y malignas, se establece la siguiente clasificación:

  1. Lesiones focales de naturaleza líquida:
    1. Quiste congénito hepático: es un quiste verdadero (con recubrimiento epitelial), resultado de una anomalía en el desarrollo de la vía biliar intrahepática, se define como una lesión anecoica, sin ecos internos, bien delimitada por una pared fina y con refuerzo acústico posterior. En ocasiones puede tener ecos internos, septos, adelgazamiento o irregularidad de su pared, lo que obliga a establecer un diagnóstico diferencial con infección, hemorragia o un quiste complejo.
    2. Enfermedad poliquística hepatorenal: en el estudio ecográfico se encuentra la presencia de múltiples quistes simples a nivel renal y hepático, con predilección por el lóbulo hepático izquierdo.
    3. Pseudoquiste parasitario: se conoce como hidatidosis, principalmente afecta el lóbulo hepático derecho, se clasifica en 5 tipos: quiste univesicular (presenta membrana externa gruesa), quiste con membrana desprendida (presenta un tabique ecogénico con forma ondulada flotando en el interior), quiste multivesicular (presenta múltiples cavidades delimitadas por una pared gruesa y material ecogénico en su interior), quiste con patrón sólido (son quistes evolucionados, adquieren patrón de lesión sólida), quiste calcificado (se observa hiperecogénico con sombra acústica posterior).
    4. Absceso hepático: se asemeja a un quiste complicado con ecogenicidad variable, delimitados por pared irregular, deja refuerzo acústico y presencia en su interior de ecos de forma variable, septos, niveles y focos ecogénicos por presencia de gas, los más frecuentes son bacterianos, se diferencian en:
      1. Absceso amebiano: lesión única, ovalada o redondeada, ausencia de pared prominente, ecos internos finos homogéneos, hipoecoicos, generalmente localizados en lóbulo hepático derecho, contiguo al diafragma.
      2. Absceso candidiásico: lesión en anillo hipoecoica con un centro hiperecoico (ojo de toro), se debe diferenciar de metástasis hepática.
    5. Hematomas hepáticos: con antecedente de traumatismo o biopsia hepática, cuando es reciente (24-48 hrs) se presenta como lesión ecógena mal definida, en la primera semana adquiere cierta hipoecogeicidad mejor delimitada y a las 2-3 semanas presenta áreas ecogénicas, tabiques y pared gruesa.
    6. Enfermedad metastásica quística: se pueden encontrar lesiones quísticas complejas como en cistoadenocarcinoma de ovario, de páncreas y en carcinoma mucinoso de colon, secundarias a necrosis extensa intratumoral (sarcomas) o por degeneración quística (tumores neuroendocrinos y carcinoides), se distinguen de los quistes benignos por la presencia de una o varias lesiones complejas con nódulos ecogénicos murales, engrosamiento e irregularidad de la pared y tabiques, así como niveles hidroaéreos internos.

Artículo escrito por el    Dr. Carlos Toledo Toral

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com