Efecto de la intensidad de señal de las microburbujas acumuladas en el hígado en la diferenciación entre la hipertensión portal idiopática (IPH) y de Cirrosis Hepática.

Este artículo tuvo como principal objetivo observar si el medio de contraste mejoraba la calidad de la ecografía para la diferenciación de la hipertensión portal idiopática contra la cirrosis hepática.

Fue un estudio realizado en 23 pacientes los cuales no tenían lesiones focales hepáticas ni trombosis de la vena porta; a los pacientes se les sometería a la aplicación de medio de contraste para la observación del lóbulo hepático derecho.La arteria hepática derecha y la vena portal derecha se examinarían en la fase vascular por continua valoración de emisiones bajas y diferentes intensidades de señal. Para la valoración del parénquima hepático fueron utilizadas emisiones altas en fase tardía. Observando estas variabilidades como coeficientes de variación.

La hipertensión portal idiopática es el mayor desorden de hipertensión portal en los no cirróticos, siendo mayor la fibrosis portal no cirrótica en la India y la esclerosis hepato-portal en los Estados Unidos, por varios aspectos son marcadores de esplenomegalia y pancitopénia. La mortalidad por la ruptura de varices esofágicas es menor en la IPH que en la cirrosis hepática a causa de que tienen una mejor función hepática, teniendo estos una mayor supervivencia en la erradicación varices esofágicas. La IPH muestra venas colaterales atrofia hepática  y ascitis; en la cirrosis se encuentra marcada esplenomegalia con función hepática preservada.

En los pacientes en que se sospecha IPH inicial se observa con la ultrasonografía, siendo un método no invasivo y una observación en tiempo real del hígado, así como la hemodinámica hepática, en conjunto con el medio de contraste Sounazoid el cual da mejores imágenes y dando microburbujas que ayuda a la distinción de problemas hepáticos.

Para la valoración se utilizó un transductor convexo de 3.75 MHz. Primero se utilizó un ultrasonido en escala en grises, realizando una exploración intercostal derecho para observar el lóbulo hepático derecho y la imagen de la vena porta derecha, en promedio con tiempos entre 10 y 15 minutos, siendo en los sujetos control de 12 minutos y de 20 minutos en pacientes con cirrosis para la adecuada evaluación ultrasonográfica.

A los pacientes que se les sometió a la aplicación del medio de contraste para la mejor observación del lóbulo hepático derecho, al momento de la revisión ultrasonográfica se pudo observar que las imágenes tenían mayor intensidad  en los pacientes con cirrosis; no hubo diferencia significativa entre las imágenes en los pacientes con IPH y sujetos control

Por lo tanto es mejor la diferenciación de IPH con la cirrosis hepática posterior a la inyección de Sounazoid por que mejora la distribución de las microburbujas  en el hígado factor que contribuye al mejoramiento de la imagen aumentando la intensidad de la señal y por lo tanto a la correcta diferenciación de la etiología a determinar.

Artículo escrito por  el Dr. J. Enrique Banderas González

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com