El estudio abdominal

El estudio abdominal debe ser completo, no debe realizarse de manera fragmentada y es ideal un ayuno de 6 a horas.

  • Se debe iniciar en la región pélvica, para el vaciamiento de la vejiga urinaria, posteriormente hemiabdomen inferior y hemiabdomen superior
  • El llenado de la vejiga tiene como propósito usarla de ventana acústica. El llenado vesical tiene como propósito llevar hacia arriba las asas intestinales que por su contenido gaseoso, ofrecen una barrera al paso del sonido.

VIAS BILIARES

  • La vesícula biliar debe observarse en diferentes ángulos sin omitir sus ejes longitudinal y transverso
  • Páncreas: por delante de la vena esplénica y por detrás de la cara posterior del estómago, forma característica en bastón así como su alta ecogenicidad permitirá su ubicación
  • Bazo, riñón izquierdo
  • Estómago: ecogénico en su luz con una pared muy ecolúcida circundando al contenido gástrico. El estómago es una referencia muy útil para ubicar al páncreas inmediatamente por detrás. La cola del páncreas puede ser revisada con el paciente en decúbito ventral utilizando el polo superior del riñón izquierdo como ventana acústica.

COLECISTOGRAFIA ORAL: Consiste en la administración de medio de contraste, el cual va a ser concentrado paulatinamente por la vesícula biliar. Se observa la densidad radiológica de la bilis, para valorar cualitativamente la capacidad de concentración de la pared vesicular y permite también analizar eventuales cambios intraluminales de la vesícula biliar: cálculos biliares, pólipos, neoplasias de otra naturaleza.

NO ES POSIBLE OBSERVAR LA PARED DE LA VESÍCULA YA QUE SU DENSIDAD RADIOLÓGICA ES SEMEJANTE A LOS TEJIDOS CIRCUNDANTES

El ultrasonido vesicular permite observar la bilis directamente y la pared de la vesícula

PATOLOGÍA BILIAR: En 2/3 partes de los individuos el conducto pancreático se une al colédoco para desembocar juntos en el duodeno, en un conducto común, en el resto estos conductos desembocan por separado

La vesícula biliar es un saco piriforme, transparente, con un cuello donde existen pliegues que reciben el nombre de válvulas espirales de Heister. En estas válvulas pueden depositarse cálculos biliares. Pueden existir también pequeñas evaginaciones de la mucosa de la vesícula biliar que penetran en su pared, formando los llamados senos de Rokitansky-Aschoff.

En el hígado se secretan de 500 a 1000 ml de bilis al día. La capacidad de la vesícula biliares de aproximadamente 50 ml. El espesor de la pared no debe exceder de 3 mm.

Diámetros máximos de la vesícula biliar: 10 cm longitudinal y 5 cm en los diámetros AP y transversal.

VIAS BILIARES: Transcurren adyacentes a las raíces de la vena porta y las ramas de la arteria hepática. El diámetro del colédoco no debe exceder de 5 mm y en los pacientes colecistectomizados, no más de 7 mm.

COLECISTITIS AGUDA: se encuentra engrosada la pared de la vesícula además de cálculos vesiculares, edema de la pared, dolor a la aplicación del transductor en el sitio vesicular y aumento de tamaño de la vesícula biliar (signo de Murphy USG).

Cuando se encuentra la pared vesicular muy irregular o se encuentra una masa sólida intraluminal se debe sospechar NEOPLASIA. Las lesiones a distancia en el parénquima hepático son fácilmente demostrables por ultrasonografía, no obstante la tomografía es un método más preciso. El melanoma es el tumor que con más frecuencia produce invasión vesicular a distancia.

El signo de “cañón de escopeta” consiste en visualizar un conducto biliar dilatado el cual adopta una imagen semejante a la rama adyacente de la vena porta normal, generando el signo mencionado.

La dilatación de las vías biliares puede ser secundaria a una enfermedad congénita que recibe el nombre de enfermedad de Caroli y que consiste en la dilatación quística de las vías biliares intrahepáticas.

HIGADO

El hígado drena a través de las venas hepáticas principales izquierda, media y derecha. Estas venas desembocan en la región superior de la vena cava inferior inmediatamente por debajo del diafragma. Las ramificaciones de la vena porta definen los segmentos en los cuales se divide el hígado. El lóbulo caudado se considera como el número 1 y la división hepática en segmentos se establece en el sentido de las manecillas del reloj. Le siguen los segmentos 2 y 3 que representan la regiones izquierda y derecha de la posición lateral del lóbulo izquierdo en tanto que el segmento 4 corresponde al lóbulo cuadrado. Los elementos 5 y 6 son las partes anterior y posterior de la región inferior del lóbulo derecho.

Los segmentos 7 y 8 definen las porciones anterior y posterior de la región superior del lóbulo derecho. La cara superior del hígado se encuentra cubierta por el peritoneo y el hemidiafragma derecho. La cara visceral o cara inferior del hígado es más compleja y de ella nace el hilio hepático.

BAZO

Órgano que se encuentra en la región superior izquierda del abdomen. Se encuentra entre la novena y duodécima costillas Tiene también al igual que el hígado una superficie diafragmática, lisa y convexa y una cara visceral la cual es cóncava adyacente a la pared posterior del estómago y por encima del polo superior del riñón izquierdo. Su exploración por ultrasonido se realiza en decúbito dorsal. Se puede realizar la revisión intercostal y subcostal con angulación del transductor para practicar un “barrido” de la totalidad del órgano. Su diámetro longitudinal no debe ser mayor de 11 o 12 cm y anchura no mayor a 5 cm, su l polo inferior se encuentra por arriba del riñón izquierdo.

Su peso oscila entre 80 y 300 g normalmente, debe tener ecogenicidad homogénea. Es menos ecogénico que el hígado.

PÁNCREAS

Es un órgano situado transversalmente en la región superior del abdomen cursando desde el marco duodenal que circunda su cabeza hasta el hilio esplénico donde termina la cola del páncreas.

La cabeza pancreática es la porción más voluminosa de la glándula. El proceso uncinado se extiende hacia la línea media a partir de la región posterior de la cabeza del páncreas situándose por detrás de la vena mesentérica superior y en ocasiones extendiéndose hasta la región posterior de la arteria mesentérica superior.

La exploración del páncreas también se realiza en decúbito dorsal generalmente con el transductor en una posición horizontal por debajo del esternón y las costillas y realizando angulaciones de abajo hacia arriba hasta localizar al órgano. La cola del páncreas se puede revisar en decúbito ventral utilizando al riñón izquierdo como ventana acústica, observándose una imagen ovoidea o circular inmediatamente por delante superior del riñón izquierdo.

PRÓSTATA

Es un órgano que se encuentra a nivel del piso vesical, de forma circular o discretamente ovoidea con un diámetro anteroposterior no mayor de 35 mm y un peso no mayor de 25 gramos. La ecogenicidad de la próstata debe ser homogénea y la ventana acústica utilizada es la vejiga urinaria. No es necesaria la repleción de la vejiga para observar la próstata. Se pueden apreciar las vesículas seminales a los lados y hacia atrás de la próstata. Se deberán revisar también las características de la vejiga urinaria en cuanto a la ecolucencia normal de la orina.

La exploración de la próstata debe ser en sentido sagital y transversal. En la exploración transversal el haz de ultrasonido atravesará a la vejiga urinaria y adyacente a la pared posterior de la misma se verá el órgano de ubicación central.

Artículo escrito por la Dra. Inés López

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com