El ultrasonido

El ultrasonido es un método diagnostico muy útil y usado en estos días pues nos permite diferenciar estructuras  sin necesidad de utilizar métodos invasivos o de contraste, además de ser rápido, seguro y accesible. La imagenologia ha cambiado a lo largo del tiempo, ha ido evolucionando con el paso de los años, al principio había superposición de estructuras los cuales originaban confusiones, el error fue perfeccionándose  al darse cuenta que debe de haber un movimiento simultaneo entre el tubo y la placa de rayos x que se mueven en forma sincronizada en sentido opuesto.

La superposición de imágenes se intentó resolver también con la llamada autotomografía en la que el paciente mismo movía por sí mismo una estructura anatómica, ya fueran las costillas mediante la respiración para evitar la superposición de la imagen de las costillas.

Se pueden distinguir diferentes estructuras anatómicas de acuerdo a los grados de atenuación, yo lo entiendo como el color que toma la estructura al tomar la radiografía. Hay del grado 1 al 5, la atenuación grado 1 la ejerce el aire y los gases en general, la atenuación grado 2, la grasa, la grado 3, en forma indistinta los líquidos y los tejidos blandos, estos no se distinguen,  la atenuación grado 4, las calcificaciones y el hueso y finalmente el grado 5, el mayor grado de atenuación, lo tienen los metales y los contrastes usados en algunos procedimientos.  El principal obstáculo de la radiografía es que no se pueden diferenciar líquidos de sólidos por no tener el mismo grado de atenuación y es por eso que se utilizaron medios de contraste para modificar la atenuación de ciertos órganos o estructuras y fuera más fácil verlas. En el ultrasonido las cosas cambian ya que lo que diferencia las estructuras y las ubica es, la resistencia o impedimento que ofrecen al paso de las ondas mecánicas longitudinales cada tejido, y cada estructura tiene diferente impedancia acústica ( así se llama este fenómeno), y esto se relaciona con la densidad del tejido o estructura así que cada una de ellas tiene diferentes impedancias por ejemplo el aire tiene una impedancia de 0.0004 la grasa una de 1.38 siendo el hueso más denso con 7.8 entre más denso sea el tejido más impedancia va a tener. Así, las distintas impedancias acústicas tisulares permiten diferenciar a los tejidos y estas impedancias están relacionadas de manera directa con la diferente densidad física de los diferentes tejidos u órganos o estructuras que vamos a analizar durante el estudio. De diferente manera la ubicación del órgano estudiar se da mediante del retardo de los ecos, es decir del tiempo que tarda en regresar una onda mecánica longitudinal al incidir en una interface tisular. Se sabe que una onda de ultrasonido tardará aproximadamente 13 millonésimos de segundo en regresar si se refleja a 1 cm de profundidad. Esto es debido a que la velocidad promedio del sonido es de 1540 m/ seg. Así, si un eco tarda 130 microsegundos en retornar al transductor es claro que la reflexión del sonido sucedió a 10 cm de profundidad y así sucesivamente. Así que en el estudio de ultrasonido podemos diferenciar a los tejidos por su impedancia acústica y ubicar a los tejidos por el retardo de los ecos según las ondas correspondientes se reflejen a menor o mayor profundidad. También dentro del ultrasonido hay algo que se llama sombra acústica y esto se refiere a imagen ecográfica producida por la presencia de material denso, como cálculos, dentro de la imagen  ecográfica de un tejido blando., que se ve como una zona de menor brillo producida por consecuencia de una llegada menor de ondas de ultrasonido a dicha zona al haber sido reflejadas en capas más superficiales. este tipo de zonas también ayudan a  hacer diagnostico.

Artículo escrito por la Dra. Adriana Lizeth Oceguera

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Llamar ahora