Enfermedad litiásica biliar

La litiasis biliar es  la formación de concreciones solidas de la vesícula o vía biliar  a consecuencia de alteraciones en la composición de la bilis y motilidad de la vesícula biliar.

En ocasiones la litiasis biliar no presenta síntomas y su diagnóstico es accidental, es una enfermedad frecuente en mujeres y predomina en el 5 y 15 % de la población.

Existen 3 tipos de  cálculos biliares:

  1. Cálculos de colesterol: más prevalencia se componen de colesterol  y 15% son radiopacos. Lo factores que determinan la formación son  por composición alterada de la bilis, nucleación de cristales de colesterol, dismotilidad vesicular, factores genéticos, inactividad física, presencia de síndrome metabólico, obesidad, diabetes mellitus tipo 2, dislipidemia, edad avanzada.
  2. Cálculos pigmentarios negros: 20 a 30% de colelitiasis y el 60% son radiopacos consistencia muy dura, se asocian a condiciones de cirrosis.
  3. Cálculos pigmentarios marrones: composición de bilirrubinato de calcio, palminato cálcico, menos de 30%. Son radiolúcidos y de consistencia blanda, son intrahepaticos, se asocian con parasitosis de la vía biliar.

La colelitiasis es la presencia de  cálculos en la vesícula biliar  es asintomática y su diagnóstico es incidental prueba diagnóstica  es la ecografía abdominal donde se observan los cálculos  ecos fuertes con sombra posterior y se movilizan con cambios posturales, cuando aparecen síntomas generalmente son leves como cólico biliar, los litos de la coledocolisiasis  el 21 a 34% migran a duodeno y esto precede a un riesgo de pancreatitis.

Dentro del cuadro clínico la manifestación más frecuente es la cólico biliar ocurre cuando la contracción de la vesícula  moviliza los cálculos o barro biliar  hacia el conducto del cístico produciendo obstrucción transitoria. Cuando la vesícula se relaja la litiasis vuelve a caer en la vesícula.  Debe hacerse un diagnóstico diferencial con  patología coronaria, péptica, esofágica, y síndrome de intestino irritable.  El tratamiento es  reposo intestinal y adecuada analgesia, como AINES o meperidina. Y tratamiento definitivo colescistectomia.

La colecistitis calculosa aguda consiste cuando el conducto del cístico está completamente obstruido por un cálculo esto provoca un aumento de la presión intravascular, con riesgo de isquemia parietal  por el compromiso del flujo sanguíneo, frecuentemente se asocia a infección de la bilis. Por E.coli, S. faecalis y Klepsiella.

Se presenta un cuadro clínico de dolor en  hipocondrio derecho o epigastrio  y prolongado  más de 4 a 6 hrs  se irradia a escapula derecha. El hecho de que la pared se encuentre irritada va a ocasionar signo de Murphy positivo, pueden estar febriles con infección ociada, elevación de proteína C reactiva, y leve alteración de perfil hepático.  Los hallazgos ecográficos incluyen  engrosamiento de la pared vesicular >3mm, edema de pared (signo de doble contorno), Murphy ecográfico positivo, distensión vesicular mayor a 5 cm.

Las complicaciones de colecistitis aguda incluyen  empiema vesicular, colecistitis gangrenosa y la perforación.

  • Colecistitis aguda leve: paciente sin comorbilidad, no datos de disfunción orgánica, cambios inflamatorios leves en la pared vesicular
  • Colecistitis aguda moderada o grado II: inflamación local importante, no datos de disfunción orgánica, hay leucocitosis, masa palpable en hipocondrio derecho, duración de síntomas  suprior a 72hrs
  • Colecictitis aguda grave o grado III: cursa con disfunción orgánica (shock, confusión, coagulopatia, trombocitopenia).

Colecistitis calculosa crónica:

Es la forma más frecuente de enfermedad litiasica biliar. Los síntomas  distención abdominal y dolor sordo en hipocondrio derecho o epigastrio  que se puede irradiar a escapula derecha. Ecográficamente la vesícula se observa  pequeña, con engrosamientos difusos circunscritos de la  pared,  con fuertes ecos en su interior.

El íleo biliar: es una obstrucción del tubo digestivo  de cualquier nivel por impactacion del cálculo biliar.es más frecuente en mujeres  mayores a 65 años  con antecedentes de colecistitis crónica. En la TC es muy frecuente la aerobilia por consecuencia de la fistula  bilioenterica. Tratamiento es quirúrgico.

El síndrome de Mirizzi es la impactacion de una litiasis en el conducto cístico puede producir  una obstrucción extrínseca del conducto hepático. Pueden producir fistulas biliobiliares, clínicamente cursa como una  colangitis de repetición, con ictericia  y elevación de FA. La ecografía muestra dilatación de  árbol biliar  por encima del conducto cístico.

Coledocolitiasis sintomática: la litiasis en el colédoco  puede ser asintomática, cursa como cólico biliar  o complicarse con colangitis o  pancreatitis aguda biliar.

Colangitis aguda: infección ascendente de la vía biliar, con repercusión sistémica, en presencia de obstrucción parcial o completa de la vía biliar. Microorganismo asociados son E. coli, Kelpsiella, Streptococcus, Bacteroides y Clostridium. La triada de Charcot  que es fiebre, dolor en hipocondrio  e ictérica es la manifestación más clásica la existencia asociada a  confusión e hipotensión se denomina  pentada de Reynolds. El tratamiento debe ser con antibiótico  sistémico debe realizarse con cefalosporinas  o quinolonas o con pepiracilina-tazobactam en casos graves.

  • Colangitis grado I o leve: sin datos de disfunción orgánica y buena respuesta inicial al tratamiento
  • Colangitis grado II o moderada: sin disfunción orgánica, pero con  mala respuesta al tratamiento, evaluado como persistencia del  síndrome de respuesta inflamatoria. S debe cambiar el antibiótico o realizar un drenaje biliar.
  • Colangitis grado III o grave: existe disfunción orgánica y no hay respuesta inicial al tratamiento médico.

Pancreatitis aguda biliar: la impactacion en la ampolla de Váter dificulta el drenaje de la  secreción  pancreática, es de etiología biliar, aparece dolor en epigastrio irradiado en cinturón , vómitos, shock, analíticamente presencia de hiperamilasemia  e hiperlipasemia, ictericia y alteración en perfil hepático. Tratamiento fluidoterapia.

CONCLUSIONES:

De acuerdo al artículo analizado  podemos  comprender, describir, identificar cada una de las características de la litiasis biliar  así como su cuadro clínico para poder  realizar un diagnóstico adecuado y dar un tratamiento oportuno en caso de que requieran algún tipo de cirugía  como colecistectomía para evitar complicaciones, el articulo  menciona características  ecográficas y de tomografía para poder  hacer diagnósticos diferenciales de la patología vesicular y vías biliares.  El articulo contiene una terminología adecuada  para tener un mejor aprendizaje y comprender las diferencias que hay entre colecistitis crónica y colecistitis aguda así mismo la coledocolitiasis y complicaciones el el organismo secundarias a la obstrucción que causas los cálculos biliares.  Los cálculos biliares están compuestos  de colesterol  y se forman en el interior de la vesícula  y estos migran a la vía biliar  causando cuadros obstructivo,  los diagnósticos se hacen con cuadro clínico y  la prueba de oro para confirmar  el diagnóstico sigue siendo la ecografía abdominal .el tratamiento oportuno  es la colecistectomía para evitar complicaciones como íleo biliar, síndrome de Mirizzi, pancreatitis biliar, colangitis aguda, etc.

Artículo escrito por  la Dra. Vianey Salazar Hernández

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com