ESTEATOSIS HEPÁTICA Y SUS MANIFESTACIONES EN LOS DISTINTOS MÉTODOS DE IMAGEN

17

 

 

La esteatosis hepática  es una entidad patológica que puede ser diagnosticada en una revisión de rutina  ya que su prevalencia en la población general es del 15%, sin embargo esta se incrementa cuando existen factores de riesgo para su desarrollo como son dislipidemias, obesidad, resistencia a la insulina y alcoholismo entre otros.

Su manifestación puede ser confusa y esto lleva a la realización de procedimientos innecesarios, por lo que se deben conocer los distintos patrones de presentación en los diferentes métodos de estudio para el correcto diagnostico.

El ultrasonido se considera el método más común en el cual se observara un aumento difuso de ecogenicidad del parénquima hepático mayor que en la corteza renal, atenuaciones de la onda y mala definición del diafragma así como su configuración intrahepática.

En  Tomografía simple la sensibilidad es baja pero alta su especificidad.

En Resonancia Magnética la sensibilidad es del 81% y su especificidad del 100%

Existen 3 patrones para su diagnostico:

  1. Esteatosis difusa: el más común
  2. Deposito focal de grasa: pueden emular lesiones focales, sin embargo hay criterios que permiten descartar que se tratan de estas.
  3. Deposito multifocal de grasa: el menos frecuente y con mayor dificultad para su diagnostico por lo que se recomienda en este caso realizar otro método de estudio.

Es importante lo anterior debido a que esta enfermedad puede evolucionar primero a una esteatohepatitis y finalmente a la cirrosis.