Higroma quístico

El higroma quístico o linfangioma es un tumor del sistema linfático de origen embrionario. Su incidencia es relativamente baja, aproximadamente de uno por cada 50 000 recién nacidos.

INTRODUCCIÓN

El higroma quístico congénito o linfangioma es un tumor del sistema linfático, es de origen embrionario y se origina por la obstrucción del drenaje de los sacos linfáticos.

El 75% se origina en la región cervical y el resto puede localizarse en la axila, en la región inguinal o en el mediastino.

Dichas ubicaciones guardan una relación con la embriogénesis, ya que al final de la novena semana comienza a desarrollarse el sistema linfático.

Se describen dos categorías de higroma.

1.- aquéllos diagnosticados en embarazos avanzados, los cuales llegan a ser linfagiomas aislados.

2.- aquéllos diagnosticados en embarazos tempranos, los cuales están asociados con otras malformaciones, tales como retardo de crecimiento intrauterino, cardiopatías, polihidramnios con anomalías cromosómicas como trisomía 21, trisomía 18, monosomía X y síndromes de Noonan, Ellis-Van Creveld, Biedl; se asocia también a síndrome de

Alcoholismo fetal, aminopterina fetal y trimetadiona fetal.

El higroma quístico puede diagnosticarse con seguridad en la ecografía de segundo trimestre del embarazo. Se identifica como una masa que surge del cuello posterior o lateral y puede diferenciarse de otras causas.

Por tener el cráneo y la columna íntegra, ausencia de componente sólido, posición constante respecto a la cabeza fetal, presencia de cavidad y septo dentro de la masa.

PRESENTACIÓN DE UN CASO

Se trata de paciente femenino de 25 años de edad, originaria y residente del municipio de Amecameca, Estado de México, quien acudió a control prenatal por primera vez, con los siguientes antecedentes ginecológicos de importancia: menarca de 15 años, eumenorreica, ritmo 30 x 3 y primigesta; contaba con amenorrea secundaria de 18 semanas.

En la revisión médica, lo más relevante fue el fondo uterino de 15 cm; se procedió a una revisión ultrasonografíca por vía abdominal, encontrando el producto sin latidos cardiacos y sin tono muscular, con imagen anecoica bien delimitada en cuello septada, edema importante de piel y líquido libre en cavidad abdominal.

Su fotometría fue de diámetro biparietal (DBP) de 4.19 cm, circunferencia cefálica (CC) de 12.75 cm, longitud femoral (LF) de 1.97 y circunferencia abdominal (CA) de 13 cm, lo que da en promedio 16.3 semanas de gestación. En el resto de la exploración realizada por el ultrasonido no se observó alguna otra alteración estructural.

Se realizó una inductoconducción del trabajo de aborto, obteniendo un producto de sexo femenino con un peso de 280 gramos y 16 cm de longitud corona- talón.

Los hallazgos anatomopatológicos fueron: linfadema de manos, antebrazos y brazos, higroma quístico nucal acentuado (9 x 6 x 5 cm) que afecta a la región retroauricular, el cuello, la nuca y la región occipital; dismorfismo craneofacial (cara triangular, epicanto, hipertelorismo, ptosis palpebral, paladar arqueado y alto, micrognatia y pabellones auriculares de inserción baja), tórax en escudo, abdomen con edema, subcutáneo generalizado, hipoplasia de uréter derecho, hidrocefalia, dilatación de los ventrículos laterales, pie equino varo bilateral y el cordón umbilical con una arteria y una vena. Las aperturas de las cavidades serosas en la cavidad craneana fueron: hidrocefalia, abundante líquido seroso; la cavidad torácica se presentó sin alteraciones; la cavidad pericárdica con escaso líquido seroso y la cavidad abdominal sin alteraciones.

CONCLUSIONES

El higroma quístico se puede encontrar en recién nacidos sanos o puede estar asociado a trastornos de tipo genético.

En caso de que los productos lleguen a término, las complicaciones más frecuentes serán la hemorragia e infección sobre agregada en etapa postnatal.

El tratamiento quirúrgico dependerá de si el paciente presenta complicaciones o no; éste debe realizarse antes del año de edad.

El higroma quístico tiene un típico patrón ultrasonográfico: puede parecer multilocular, predominantemente como masas quísticas conteniendo septos de grosor variable. En suma, todos los tumores tienen un componente sólido relacionado con la pared del quiste o los septos.

El grosor y ecogenisidad de los septos varía con la cantidad de tejido conectivo,

músculo y tejido adiposo presente entre los quistes.

COMENTARIO

Me pareció un buen artículo ya que da la presentación de un caso que hace mas grafica la manera de como conceptualizar un higroma tanto en su imagen ecográfica como patológica.

Artículo escrito por la Dra. Karime Ramírez Jimenez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com