Linfoma primario de bazo de presentación asintomática

18

El linfoma primario de bazo es una patología de la cual no se sospecha debido a su baja frecuencia. La mayoría de los pacientes presentan en el momento del diagnóstico, no sólo enfermedad en el bazo sino también en los ganglios linfáticos esplénicos y el hígado.
Los criterios esenciales para el diagnóstico de linfoma primario de bazo son: datos de esplenomegalia, ausencia de enfermedad extraesplénica, hepática y ganglionar, a nivel de las cadenas linfáticas mesentérica y paraaórtica y un intervalo libre de enfermedad de 6 meses tras la esplenectomía.
La edad media de presentación del linfoma primario de bazo, es de 36 años, con un rango entre los 22 y los 48 años. Es más frecuente en la mujer con una relación de
Este tumor presenta un amplio espectro de manifestaciones clínicas: La mayoría de los pacientes consultan por dolor abdominal, síndrome constitucional, pérdida de peso, fiebre, palidez, sudoración nocturna, anorexia, astenia y adinamia.
Excepcionalmente pueden ser asintomáticos, como ocurrió con nuestra paciente. En ocasiones puede manifestarse como producto de alguna complicación: Hemorragia digestiva o hipertensión portal.
En la exploración física la esplenomegalia y la ausencia de adenopatías periféricas, es lo más característico de este tipo de tumor.
Entre las alteraciones más frecuentemente asociadas al linfoma primario de bazo, se encuentran: Anemia, trombopenia, o leucopenia. No obstante puede manifestarse por pancitopenia, bicitopenia o monocitopenia.
Puede debutar también, con linfocitosis. La paciente debutó con linfocitosis, anemia y trombopenia. La punción-biopsia de médula ósea generalmente resulta negativa.
La punción aspiración con aguja fina, no es recomendable por que plantea importantes problemas de diagnóstico citológico. No obstante, la punción aspiración guiada con ecografía en el centro de la lesión puede ser de utilidad en los casos dudosos.
Todos los métodos de imagen desempeñan un papel importante en el diagnostico de esta enfermedad, pero la ecografía y la TAC son las modalidades de elección.

Comentario
Linfoma primario de bazo de presentación asintomática

El linfoma primario de bazo es una entidad infrecuente, de diagnóstico difícil que requiere un alto índice de sospecha, debido a que puede presentarse desde formas asintomáticas hasta una amplia variedad de síntomas y diversos desordenes hematológicos.
La esplenectomía constituye el tratamiento de elección, pues no sólo confirma el diagnóstico sino que consigue aliviar los síntomas y mejorar en la mayoría de los casos, los desordenes hematológicos.