Papel de la ecografía en el diagnóstico y evaluación de las enfermedades musculoesqueléticas

Los avances en la tecnología, su mayor disponibilidad, su bajo costo y seguridad, hacen que el uso del ultrasonido en la actualidad se utilice como método de diagnóstico de primera línea para el diagnóstico en las enfermedades musculoesqueléticas, permitiendo hacer un diagnóstico más preciso y con esto presentar un mejor tratamiento a nuestros pacientes. En este artículo de revisión se abordan las indicaciones para realizar USG, así como su papel en el diagnóstico, seguimiento y pronóstico.

Los primeros registros de uso de USG  se remontan a 1972, donde se utilizaba para diferenciar los quistes de Baker de la tromboflebitis. Algunos años más tarde fue utilizado en EEUA para demostrar la sinovitis y evaluar el resultado del tratamiento en la artritis reumatoide.

A pesar de todas las ventajas que aporta el USG, existen ciertas limitaciones dependiendo del operador que realice el estudio, sin embargo con los avances en la resolución de los transductores, las estructuras más profundas cada vez son menos difíciles de visualizar, obviamente la RM sigue teniendo mayores ventajas sobre el USG, en la obtención de estructuras más profundas. Así mismo, el ultrasonido proporciona un ambiente seguro, rentable y otorga un diagnóstico de manera más rápida en los problemas musculo esqueléticos. La combinación de uso del USG y Doppler mejora de manera significativa estos resultados, dando gran oportunidad para estudiar los aspectos de la imagen en cuanto a condiciones inflamatorias, tales como la tendosinovitis.

Este método se puede usar para obtener imágenes de patologías inflamatorias así como no inflamatorias. Al igual se utiliza como herramienta de cribado para detectar y evaluar el grado de sinoviis en un paciente que se sospecha tenga un cuadro de artritis inflamatoria mientras que en las no inflamatorias se utiliza para obtener información de las estructuras implicadas (por ejemplo, sospecha de rotura de manguito rotador).

CONCLUSIÓN:

Los avances de la tecnología permiten detectar de manera más rápida, menos invasiva y más rentable diversos tipos de patologías, en estos casos las musculo esqueléticas, anteriormente la toma de una Radiografía o bien la toma de una RM eran las únicas alternativas para diagnosticar alguna patología musculo esquelética, pero con la evolución de la ecografía se ha podido introducir esta técnica para otorgar un mejor diagnóstico, diferenciar las estructuras afectadas y con esto brindar un mejor diagnóstico a nuestros pacientes, y si la combinamos con el uso del Doppler, obtenemos mejores resultados. Es cierto que aún la RM sigue teniendo en algunos casos mayor sensibilidad, pero con el paso del tiempo estoy segura que el USG pasará a ser el Gold standar en el diagnóstico de la mayor parte de las patologías musculo esqueléticas.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com