Patología hepática

El hígado se divide en planos longitudinales y un plano transversal, el que se traza a través de la vena hepática hasta la vena cava y el segundo un plano transversal a nivel de la bifurcación portal principal. En el hígado existe el lóbulo derecho e izquierdo que va de un plano de la vena hepática mediana a la bifurcación primaria de la vena corta. Dicho plano se llama línea de Cantlie o cisura portal. El segmento I es el lóbulo caudal el resto de la glándula hepática se divide en segmentos del II al VIII siendo II, III izquierdos y I al VIII.

La vena porta es una estructura sin válvulas formadas por la confluencia de las venas mesentéricas superior y esplénicas. EL aporte sanguíneo que da al hígado es del 76%. Clínicamente se debe resaltar las conexiones porto sistémicas por que influyen en la sintomatología de la hipertensión portal, y mediante la arteria gástrica izquierda, los vasos gástricos cortos, provocan alteraciones a nivel del esófago distal y el fondo gástrico. La recanalización del ligamento redondo y la venda umbilical crea una cabeza de medusa alrededor del ombligo.

La arteria hepática tiene una porción intrahepatica y extrahepatica, la parte externa presenta muchas variables aun que siempre proviene del tronco celiaco. Los conductos biliares siguen la anatomía segmentaria de la vasculatura hepática descrita la confluencia de los conductos biliares hepáticos da lugar al conducto hepático común, el conducto entre la confluencia y el origen del conducto cístico. El colédoco se extiende al conducto cístico a la ampolla de Vater. Un colédoco normal tiene menos de 10mm de diámetro en adultos. Los espacios de DISSE y las hendiduras de Mall producen líquido linfático a nivel celular que desemboca en el hilio hepático. La anatomía y la fisiología del drenaje linfático son importantes en el desarrollo de la ascitis y el proceso de las metástasis tumorales. Dentro de las pruebas y estudios hepáticos podemos mencionar los siguientes; ultrasonido simple, ultrasonido Dopler, ultrasonido intraoperatorio, tomografía axial computada, tomografía helicoidal, resonancia magnética y tomografía por emisión de positrones.  La insuficiencia hepática se divide en aguda y crónica las cuales pueden tener diferentes etiologías infecciosas intoxicaciones inmunológicas. Crónicamente pueden generar una cirrosis.

La cirrosis es una enfermedad que se caracterizan por daño hepático crónico que termina desarrollando una fibrosis hepática y la regeneración nodular.

La hipertensión portal es una alteración obstructiva que puede tener origen presinusoidal o posinusoidal, que desarrolla frecuentemente ascitis o sangrado del tubo digestivo.

Las infecciones hepáticas se clasifican en; abscesos hepáticos piógenos donde el paciente refiere fiebre, dolor hepático y pérdida de peso, abscesos hepáticos parasitarios dentro de los cuales se describe enfermedad hidatídica, amibiasis.

Existen también tumoraciones hepáticas benignas en las que se menciona:

  • Quistes congénitos
  • Enfermedad hepática poli quística
  • Quistes neoplásicos
  • Adenoma hepático
  • Hiperplasia nodular focal
  • Hemangiomas
  • Hamartoma de los conductos biliares

El cáncer hepático es una entidad frecuente dentro de las patologías malignas, las cuales pueden ser:

Primarias

Secundarias o metastasicas,

Dentro de las secundarias son múltiples las posibilidades pero la principal es los de origen de cáncer de colon. El principal tumor primario es el hepatocarcinoma que se caracteriza por ser un solo tumor sólido , que aumenta los niveles de alfa fetoproteinas, su principal síntoma es el dolor hepático- y su tratamiento es quirúrgico- El papel de el USG es de diagnóstico y orientación para toma de biopsia.

Artículo escrito por el Dr Xicotencatl Jiménez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Llamar ahora