Patología uterina y su impacto en la fertilidad

En este artículo se habla del útero como un órgano fundamental en el proceso reproductivo y del impacto que sus patologías tiene sobre la fertilidad y la evolución y termino del embarazo debido a ello. Siendo las patologías más comunes los miomas, las anomalías congénitas (útero tabicado, unicorne, didelfo, bicorne, variedades de posición, hipoplasia, agenesia, etc.), pólipos y sinequias uterinas las causantes más comunes de infertilidad, aborto recurrente o parto prematuro.

Se ha visto que la anomalía más frecuente es el septum uterino y los estudios de imagenologia son fundamentales en la identificación y diagnostico diferencial de esta patología, la mayoría de estas patologías tienen como consecuencia el desarrollo de hemorragias en el embarazo, productos de bajo peso, abortos espontáneos, retardo en el crecimiento intrauterino y distocias de presentación fetal entre otras, y son de resolución quirúrgica y hoy en día el método más empleado es la histeroscopia, laparoscopia y/o laparotomía según sea necesario.

En este artículo se realizó una revisión de la bibliografía biomédica acerca de la patogenia, el cuadro clínico y el diagnóstico ecográfico e histopatológico de dichos tumores, con vistas a crear un importante material de consulta acerca de esta enfermedad, cuyo descubrimiento en etapas tempranas es vital para las pacientes.

 

La ecografía ha adquirido gran importancia en el diagnóstico de los tumores ováricos de manera que resulta de gran utilidad en la práctica ginecológica.

Los tumores anéxales son los de mayor dificultad diagnostica, la experiencia clínica indica la mayor incidencia en la etapa del climaterio secundaria a los cambios hormonales tendientes a la depravación de hormonas, su evolución silente entorpece el diagnostico temprano, por lo que el pronóstico de estas pacientes generalmente es incierto.

Según este estudio el empleo de la ecografía abrió un nuevo horizonte diagnostico terapéutico  de los tumores de ovario de una manera efectiva, fácil, económica, y a la vez no invasiva.

La incidencia específica aumenta según la edad de la paciente, con un pico en la sexta década de vida, es infrecuente en mujeres mayores de 40años, el riesgo de que se presente esta enfermedad disminuye con la paridad, uso de anticonceptivos hormonales y la lactancia, entre otros.

En imagenologia se debe tener en cuenta que pese a su utilidad no es posible diferenciar la estirpe del tumor, solo su naturaleza quística o solida, el resto corresponde al estudio citopatologico.

La trascendencia de este articulo me parece que básicamente se plantea un diagnostico temprano, certero y oportuno de las patologías uterinas y como estas pueden influir en los problemas de fertilidad femenina y las posibles soluciones que existen hoy en día para incrementar la mejoría de las pacientes para lograr llevar a término exitoso el embarazo . Desde el punto de vista del apoyo del estudio de imagen además de ser poco invasivo podría y resultar de mucha utilidad.

Los tumores de ovario constituyen un importante problema en la morbilidad y mortalidad de la población femenina a escala mundial, que cursa de forma asintomática o con pobres manifestaciones clínicas, de manera que en muchas ocasiones se diagnostican en etapas tardías, donde la extensión fuera de los ovarios ya se ha producido trayendo como consecuencia un pronóstico de vida sombrío.

El valor que ha adquirido en el diagnóstico la ecografía por vía transabdominal y fundamentalmente por vía transvaginal, es incuestionable. A través de ella se logran precisar las características de la lesión tumoral, así como su vascularización (esta última a través del Doppler), lo cual permite poder predecir la posible naturaleza benigna o maligna de la lesión antes de tomar una conducta terapéutica.

Artículo escrito por la  Dra. Xochiquetzal Rocha Román

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com