Pólipos Vesiculares

La vesícula se localiza en la fosa vesicular, en la cara inferior del hígado, entre los lóbulos derecho y cuadrado; por lo general es extrahepática pero se presentan algunos casos de vesículas empotradas y menos frecuentemente vesículas intraparenquimales.

Mide de 7 a 10 cm de largo por 3 cm de diámetro transverso en el cuerpo; su capacidad es de 30 a 35 cc; es piriforme con el fondo hacia adelante llegando hasta el borde hepático, se continúa con el cuerpo y el cuello que termina en la ampolla y luego se continúa con el conducto cístico que se une al hepático común en ángulo agudo para formar el colédoco; el conducto cístico tiene en su interior una válvula espiral llamada de Heister que dificulta su cateterización.
La vesícula biliar es irrigada principalmente por la arteria cística que en la mayoría de casos es rama de la hepática derecha, en otros casos se desprende de la hepática común y con menos frecuencia de la hepática izquierda. El principal medio de fijación es el peritoneo que recubre a la vesícula en la zona que sobresale del lecho hepático.

Los pólipos vesiculares son un hallazgo generalmente incidental en una ecografía transabdominal realizada en pacientes con dolor abdominal o en un chequeo de individuos asintomáticos, por lo que los autores realizaron un estudio descriptivo retrospectivo en el Departamento de Patología donde se seleccionaron fichas de pacientes con diagnóstico anatomopatológico de pólipos vesiculares que fueron colecistectomizados durante los años 1999-2007. Se procedió a revisar las historias clínicas de estos pacientes para tomar datos clínicos y ecográficos.

Se utilizó Microsoft Excel para crear una base de datos y analizarlos.

Los resultados mostraron que la prevalencia de pólipos vesiculares fue 10%(172) de un total de 1707 vesículas revisadas. De los 172 pólipos encontrados, 95.4% correspondieron a pólipos

colesterolósicos, 4% a adenomatosos y 0.6% a hiperplásicos. El 32.25% de los pólipos vesiculares hallados tuvieron un tamaño ≥10mm.

El 90% de los pólipos vesiculares ≥10mm fueron colesterolósicos y el 10%, adenomatosos. No se encontró ningún pólipo maligno.

Se concluye que la gran mayoría de pólipos vesiculares hallados fueron colesterolósicos

e incluso de los que tienen tamaño ≥10mm, el 90% son también colesterolósicos. La decisión de practicar una colecistectomía en estas circunstancias debe ser individualizada y discutida claramente con el paciente, teniendo en cuenta factores como tamaño y velocidad de crecimiento de la lesión.

COMENTARIO

Cada vez es mas frecuente hallar incidentalmente un pólipo vesicular durante la realización de una ecografía abdominal por lo que es importante identificar ecográficamente a pacientes que tengan pólipos vesiculares concomitantes a litiasis dado que esta asociación se ha relacionado estrechamente con malignidad.

El tamaño del pólipo ≥10mm se ha relacionado como principal factor de riesgo de malignidad por lo que  acorde con estos hallazgos, se  propone un enfoque conservador y de seguimiento ecográfico  periódico a aquellos pacientes que

Presenten lesiones elevadas en la vesícula en ultrasonidos de rutina. La decisión de practicar una colecistectomía en estas circunstancias debe ser individualizada y discutida claramente con el paciente, teniendo en cuenta factores como tamaño de la lesión y la velocidad de crecimiento.

Artículo escrito por el  Dr. Salvador Terrazas Cancino

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com