Priapismo recurrente

Se trata de paciente masculino de 73 años de edad sin antecedentes de importancia para el cuadro clínico. Acude  por presentar erecciones por las noches y que se despierta con mucho dolor. Refiere que acudió a consulta con el urólogo el cual receto Serenoa repens sin mejoría importante. No tiene otros problemas de salud ni síntomas del tracto urinario inferior. En conjunto la exploración física es normal. Se le agrega tratamiento con ibuprofeno. En la siguiente visita el paciente comenta que han aumentado las erecciones. Se le realizan nuevos estudios de laboratorio con reporte normal, a decir PSA es de 6.34 ng/ml con un índice de 23%. Ante  la sospecha de patología prostática se le realiza ecografía en la cual se observa próstata aumentada de tamaño (48.13g) y con estructura homogénea; no se observó volumen residual postmiccional. Se llega a diagnóstico de HBP. Se le indico tratamiento con dutasterida y tamsulosina.

En la siguiente visita el paciente presenta evolución favorable a 4.72ng/ml y del índice a 19%. La ecografía muestra una disminución significativa del volumen prostático a 40,13g  a los cinco meses de tratamiento.

Se trata de paciente masculino de 67 años de edad, con antecedentes familiares de adenoma de próstata y antecedentes personales destacan obesidad, diabetes mellitus tipo 2. Hipertensión arterial, hiperuricemia, hipertiroidismo e HPB.

Al inicio de su proceso se le realizó una ecografía de próstata que resultó, con estructura normal y con un volumen de 79.62 ml. Se  realizaron biopsias de próstata uno y tres años más tarde, las cuales no reportaron datos de malignidad. Sin embargo nuevamente acude a consulta manifestando molestias urinarias, y  con miedo a ser operado. Se le realizan nuevos estudios de sangre los cuales resultaron normales. Se revisó PSA de 6 meses atrás con un valor de 16.61 ng/ml, de un mes 19.02 ng/ml y el más reciente de 15.55 ng/ml. En la ecografía se observa una próstata de ecogenicidad heterogénea y con un volumen de 205.47 ml. El volumen residual posmiccional es de 972.76 ml y en la imagen se detecta engrosamiento de la pared vesical secundario a la obstrucción uretral. Se decide iniciar tratamiento con tamsulosina y dutasterida. Posteriormente regresa a consulta con molestias para orinar, presenta también dolor suprapúbico. Se le detecta globo vesical a la EF y se procede a sondaje del mismo. Se conversa nuevamente con el paciente y con su esposa de la necesidad de la cirugía, la cual es aceptada. Finalmente se realiza adenomectomía próstatica retropúbica. Después de 3 meses se le realiza control ecográfico y se objetiva un volumen prostático de 49.74 ml y el volumen residual posmiccional es inapreciable.

El presente artículo es interesante dado que es el claro ejemplo de que un estudio de imagen nos puede llevar a diagnosticar una patología no sospechada clínicamente, a pesar de llevar un seguimiento del paciente desde una buena anamnesis, exploración física y tratamiento. Por lo cual es muy importante el solicitar estudios más específicos y con esto tener más herramientas de apoyo.

El presente artículo nos orienta sobre  como debemos de abordar a nuestros pacientes, tratarlos desde el aspecto de la relación  médico-paciente hasta su seguimiento de su evolución, pasando por una buena anamnesis, exploración física, tratamiento y por supuesto en el apoyo de nuestras herramientas como la ecografía para poder diagnosticar a  tiempo alguna patología y como en este caso dar un buen seguimiento al proceso evolutivo de la enfermedad.

Artículo escrito por el  Dr. Manuel González Rosas

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com