Evaluación ultrasonográfica de los diagnósticos diferenciales de atresia biliar y síndrome de hepatitis infantil

La atresia biliar infantil y el síndrome de hepatitis son causas comunes de ictericia obstructiva infantil. Si existe infección o descompensación, el síndrome de hepatitis infantil puede ser tratado con terapia medica. Con atresia biliar, la cual es causada por oclusión, adelgazamiento o ductos biliares atrésicos nos lleva a colestasis, hepato-cirrosis, hipertensión porta, falla hepática, el tratamiento quirúrgico es el indicado. Desafortunadamente es distinguir entre estas dos condiciones clínicamente. Los resultados de ultrasonido de los infantes con ictericia obstructiva se analizaron restrospectivamente y la información se comparo con el diagnostico clínico y los resultados posoperatorios, para evaluar el rol del ultrasonido en el diagnostico temprano de atresia vesicular y el diagnóstico diferencial de síndrome de hepatitis infantil.

MATERIALES Y MÉTODOS

204 Pacientes con edades entre 16 y 360 días (113 niños, 91 niñas) con síntomas de ictericia obstructiva y acolia, se examinaron en US entre enero 2004 y diciembre 2009. De los 182 infantes que fueron operados tuvieron colangiografía intraoperatoria, 151 presentaron  atresia biliar y 29 síndrome de ictericia infantil 2 pacientes conductos biliares hipoplasicos.

Los instrumentos de ultrasonido fueron Acuson Sequoia 512 y G60 de SIEMENS. La frecuencia linear fue de 7.5-10MHz en promedio de 6MHz.  El examen fue enfocado a la vesícula biliar visible, el tamaño, volumen, forma, ecogenicidad, y medida de la pared. La ecogenicidad del hígado y del ducto biliar; el tamaño del hígado y bazo. Todas las imágenes se mostraron en el sistema PACS.

El análisis estadístico se realizó usando un programa con software Stata 7.0 y EXEL 2003.

RESULTADOS

182 Pacientes se confirman con colangiograma intraoperatorio, los cuales 151 presentaron atresia biliar y 29 casos presentaron síndrome de hepatitis infantil, 2 casos ducto biliar hipogénico. La vesícula biliar se visualizó por ultrasonido en 64% de las atresias biliares y 82% en casos de síndrome de ictericia infantil , con una diferencia significativa, la medida promedio de la vesícula die de 1.28cm en atresia biliar y 2.03cm e síndrome de hepatitis infantil, el volumen promedio fue de 0.27ml en atresia biliar y de 0.61ml en síndrome de ictericia infantil, con una diferencia significativa. El valor de la sensibilidad y especificidad combinado con la visualización de la vesícula y la evaluación del sistema portal fue de 99.34, 83.87 y 96.7% respectivamente.

DISCUSIÓN

El signo del cordón y lago biliar son las dos características en el sistema portal de los bebes con atresia biliar. En este estudio retrospectivo el rango de apariencia de cordón triangular en bebes con atresia biliar fue significativamente mayor que en los bebes con síndrome de hepatitis infantil.

CONCLUSIONES

Las características ultrasonográficas usadas para el diagnóstico diferencial en los casos de ictericia infantil sin la medida de la vesícula, observación de la forma, investigar si se presenta el cordón triangular y la presencia del lago en sistema portal del área hepática el diagnostico de atresia biliar que se combina con parámetros ultrasonográficos puede mejorar su eficacia.

Conclusiones personales: se puede utilizar el ultrasonido como método diagnostico de enfermedades tanto de hígado como de conductos biliares o vesícula biliar, con una sensibilidad y especificidad alta. El ultrasonido nos puede ayudar a realizar diferentes diagnósticos diferenciales de acuerdo a la patología tratada. Se puede realizar diagnostico de conductos biliares al observar la morfología de la vesícula biliar por medio de ultrasonido por lo que es importante conocer las estructuras asociadas y la anatomía y morfología normal de la vesícula.

Artículo escrito por la Dra. Hilda Sánchez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com