Skip links

Aplicaciones del ultrasonido transrectal en cáncer de próstata

Más de 35 000 casos nuevos de cáncer de próstata son diagnosticados por año en UK y son más de 10 000 muertes anuales.

En los últimos 20-30 años la incidencia se ha cuadruplicado por el cribado con el antígeno prostático específico (PSA).

Los riesgos para el Ca prostático son edad, antecedente familiar, examinación rectal anormal, elevación del PSA y etnicidad; los africanos y del Caribe tienen 2-3 veces más riesgo, los asiáticos tienen el riego más bajo.

Actualmente, la mayoría de los casos son diagnosticados en etapas asintomáticas (T1).

El USG transrectal se comenzó a usar en 1980.

La zona periférica es la más ecogénica y la de transición la más hipoecóica.

La hipertrofia prostática benigna (HPB) se inicia en la zona de transición.

El volumen glandular se calcula midiendo el eje anteroposterior, craneocaudal y transverso multiplicándolos por π/6. La inspección puede mostrar asimetría, hipervascularidad, hipoecogenicidad y protuberancias, irregularidades y áreas desprovistas de la cápsula. Estos hallazgos se relacionan con cáncer.

El USG tranrectal es la primera opción en los estudios de imagen, la lesiones sugerentes de cáncer son hipoecoicas. Aun así, su uso es limitado por la variabilidad de las apariencias, baja especificidad o anormalidades sonográficas. Algunas áreas se presentan  los tumores con más frecuencia como los cuernos posterolaterales, base de la próstata y ápex.

La próstata normal es poco vascularizada. Se describen tres patrones de cambio en cáncer: flujo focalizado, incrementado alrededor de un nódulo y flujo asimétrico con incremento de número y calibre de vasos.

Se comienzan a emplear nuevas técnicas como elastografía, USG con microburbujas o RM pero aún no se estandarizan los hallazgos.

Opino que si en UK es un tema importante, en nuestro país también lo es y no podemos dejar de lado los cribados o el chequeo constante.

La HPB es una condición relacionada con la edad. Los síntomas son obstrucción del flujo vesical.

El objetivo de este estudio es comparar el volumen prostático con USG abdominal y rectal tras la enucleación de adenoma.

Es un estudio prospectivo comparativo en la universidad de Ladoke Akintola en Osogbo en Junio de 2009 y Julio de 2010.

Se incluyeron todos los pacientes con una puntuación mayor a 8 en la escala internacional de síntomas prostáticos.

Los transrectales se realizaron en posición de Sim con recto y vejiga urinaria vacíos.  La próstata se midió en cortes axiales y longitudinales. El diámetro longitudinal se midió en la interfase de la próstata con la base de la vejiga. La zona de transición en el borde interno de la cápsula quirúrgica. El volumen se calculó automáticamente con la fórmula del aparato (PEF: LxAPx0.523).

Se excluyeron los pacientes que se rehusaron, que decidieron tratamiento médico y con antecedente de lesión anal (hemorroides III).

68 pacientes fueron evaluados y sólo 46 fueron operados. El rango de edad fue de 56 a 90 años.

La correlación ultrasonográfica del volumen total de la glándula y la zona de transición fue estadísticamente significativa mostrando una relación linear entre el tamaño de la próstata y la zona de transición. Pero no se observó relación entre la zona de transición y la sintomatología.

El estudio pone al USG abdominal como un buen método con el cual los pacientes tienen menos renuencia  realizarse el estudio.

El estudio comenta que se tienen mejores imágenes con el rectal, pero no encuentra una diferencia significativa, lo cual nos pone en un panorama que probablemente sea más favorable a la cultura occidental donde se tiene un poco más de problemas para la exploración de la próstata .

Artículo escrito por el Dr. Martín Arreguín

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?