Skip links

El Cáncer de Mama en Embarazo

El cáncer de mama gestacional se define como aquel cáncer diagnosticado durante cualquier momento en el embarazo lactancia o los primeros doce meses del postparto.  Junto con el cáncer de cérvix, el cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente durante el embarazo, representando un 3% de todos los nuevos casos diagnosticados.

Diagnóstico: En términos generales se pueden afirmar que la gestación retrasa en promedio de 5 a 15 meses el diagnóstico del cáncer de mama. Estos retrasos son debidos en gran parte a los cambios anatómicos naturales que sufre la mama gestante. La mastalgia natural e hiperemia de los senos, la proliferación túbulo-alveolar y el aumento de la vascularización de la glándula mamaria en mujeres embarazadas y lactantes puede dificultar la detección de un tumor aislado y por consiguiente, el diagnóstico temprano del cáncer. De aquí la importancia de la buena exploración física en la consulta prenatal y en las primeras semanas de gestación. El ultrasonido es un excelente adyuvante en la detección de cáncer de mama. El aumento de la reflectividad durante el embarazo y lactancia a causa de los cambios mamarios dificulta aún más la detección de lesiones pequeñas bajo esta técnica. La mamografía continúa siendo una técnica diagnóstica altamente utilizada indistintamente del estado gestacional de la pacientes. Aunque el grado de irradiación no es significativo para el desarrollo fetal, la radiación debe de ser mayor que la utilizada en una mama no gestante a causa del aumento de densidad que se presenta en este periodo. Así mismo, la microcalcificaciones que se encuentran como cambios normales del embarazo pueden mimetizar lesiones malignas y confundir a los especialistas.  Nuevas técnica en imagenología están siendo estudiadas para diagnosticar  lesiones sospechosas en el cáncer de mama.

Tratamiento y pronóstico

Actualmente están superadas aquellas conductas simplistas que defendían el aborto en todos los supuestos oncológicos relacionados con el embarazo. En el cáncer de mama en embarazo el tratamiento no difiere del que se le brinda a la paciente no gestante. El tratamiento de elección para los estadios iniciales de la enfermedad es siempre quirúrgico, ya sea radical o conservador según el criterio médico y los protocolos establecidos. Los procedimientos conservadores se pueden emplear siempre que estos últimos puedan complementarse con quimioterapia en el 2do y 3er trimestre  y posterior radioterapia una vez finalizada la gestación. La mayor preocupación sobre el tratamiento con quimioterapéuticos es evitar su utilización en el primer trimestre, ya se ha asociado a mayor porcentaje de abortos y malformaciones fetales. Su utilización a partir del segundo trimestre de gestación asoció un peso al nacer menor que aquel para igual  edad gestacional en mujeres sin malignidad, sin embargo no se ha reportado  una significancia en cuanto a malformaciones en el sistema cardiovascular, neurológico o auditivo, o con ninguna afección a la salud general en comparación a la población. La prematuridad fue mayor en las pacientes con quimioterapia, y con ella todas sus comorbilidades. La tasa de sobrevivencia son comparables a las de la población general, sin embargo el antes mencionado retraso en el diagnóstico entorpece el inicio pronto y adecuado de un tratamiento para las mujeres embarazadas.

Artículo escrito por la Dra. Shantal Sierra Doroteo

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?