Skip links

Comparación entre la medición clínica y ultrasonografica para estimar el peso fetal en la fase activa del trabajo de parto.

La estimación del peso fetal es un parámetro importante para evitar complicaciones durante el parto. Los métodos clínicos y ultrasonograficos se utilizan para pronosticar el peso fetal. En los métodos clínicos el rango de error es de 7.2% a 16.1%, en los ultrasonograficos de 8.1% a 12.6%. el método clínico tiene sensibilidad del 68%, especificidad del 90%, para el ultrasonido es de 58% y 68% respectivamente.

El objetivo de este estudio es evaluar la confiabilidad de las mediciones clínicas, ultrasonograficas y una nueva formula en la estimación del peso fetal durante el trabajo de parto activo para definir cual de estas es mejor. La formula clínica a comparar fue Johnson para fetos libres (altura del fondo uterino – 11 x 155) y fetos encajados (altura del fondo uterino – 12 x 155). Se realizaron mediciones ultrasonograficas para estimar el peso fetal mediante la formula de Hadlock. Vigilaron el trabajo de parto hasta el nacimiento, el peso en gramos de los recién nacidos se obtuvo dentro de los primeros cinco minutos de vida extrauterina.
La diferencia entre el peso fetal real y la formula de Johnson fue de -104.8 mas menos 289gr, entre el peso real y la formula de carranza de +124.7 +304gr y entre el peso del feto y la ultrasonografia de +102 +299.6gr. La correlacion de las diferentes formulas y el peso real no hubo diferencias significativas estadísticamente entre las distintas correlaciones. La estimación del peso real al nacimiento tuvo una variación de 125gr por lo que los autores refieren una eficacia similar con los métodos clínicos y ultrasonograficos. Los estudios mencionan que el ultrasonido es mas preciso para estimar el peso fetal, pero la mayor parte sugieren que los métodos clínicos son mas eficaces. La principal desventaja es el costo, y los métodos clínicos se utilizan de manera rutinaria para estimar el peso fetal en las salas de labor.

Ensayo: Comparación entre la medición clínica y ultrasonografica para estimar el peso fetal en la fase activa del trabajo de parto. Por: Dr. Celedonio Gómez Muñoz.

La incorporación de la técnica 3D permite ver aquello que siempre se había representado mentalmente –el tercer plano ortogonal- y obtener excelentes imágenes superficiales. Con el advenimiento del ultrasonido tridimensional representa una nueva evolución tecnológica que requiere de nuestra rápida adaptación para conocer el método. Brinda una nueva herramienta para evaluar al feto, cuya estructura es compleja y entorno variable.

La imagen 3D se adquiere mediante la obtención de un gran numero de cortes paralelos a través del movimiento de un transductor de ultrasonido. La serie de tomogramas obtenidos son ordenados en forma de un conjunto de elementos de volumen (voxels) y a cada uno de ellos se les asigna un valor diferente de gris o de brillo. La representación de 3D en tiempo real (4D) constituye el desarrollo mas reciente de la tecnología 3D y permite obtener imágenes 3D en movimiento. La cantidad de imágenes que pueden ser obtenidas en el tiempo esta mejorando paulatinamente en los equipos y cada vez se encuentra mas cerca al tiempo real. Una de las grandes ventajas del ultrasonido 3D consiste en la posibilidad de analizar un determinado volumen adquirido mediante el rendimiento multiplanar. Algunas limitaciones son el costo elevado de los equipos, los movimientos fetales, la interposición de partes fetales, posición fetal inadecuada. La cara es una de las zonas fetales donde el ultasonido 3D puede mostrar las mayores ventajas. La posibilidad de obtener diferentes cortes rotando la imagen y variando el plano de sección facilita la detección de las diferentes estructuras de la cara. El paladar fetal y sus anomalías pueden evaluarse mas fácilmente mediante el uso del rendimiento multiplanar. Cuando se identifica alguna anomalía mediante ultrasonido 2D, el ultrasonido 3D permitirá aclarar las imágenes ayudando en ocasiones a confirmar el diagnostico. Aun cuando el estudio 3D sea solicitado para satisfacer la demanda de los padres, el mismo deberá incluir una cuidadosa evaluación de la anatomía fetal, dado que este tipo de ultrasonido está orientado a descartar malformaciones estructurales.

El presente articulo pretende incorporar una nueva formula clínica, por lo que compara las diferentes formulas clínicas versus ultrasonido, nos mencionan que el poco acceso y el costo del ultrasonido son las principales desventajas que se tienen durante el trabajo de parto por lo que las formulas clínicas son mayormente utilizadas.

El presente trabajo concluye que las diferentes formulas clínicas tienen la misma efectividad para el calculo del peso fetal que el ultrasonido, sin embargo durante el trabajo de parto en la sala de labor es mas accesible realizar formulas clínicas que el acceso a un ultrasonido

Artículo escrito por el  Dr. Celedonio Gómez Muñoz.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?