Skip links

Descripción de los pacientes diagnosticados ecográficamente de esteatosis hepática en un centro de salud

La esteatosis hepática consiste en la presencia de grasas en las células hepáticas y se divide en 2 grupos, esteatosis alcohólica y no alcohólica, la cual puede estar asociada a múltiples factores de riesgo como lo son obesidad, diabetes mellitus tipo 2, hiperlipidemia, disminución de peso acelerada, ayuno, nutrición parenteral, bypass digestivo, resección intestinal, gastropatía, diverticulosis extensa, fármacos, lipodistrofia, enfermedad de Wilson, Síndrome de Reye, hígado graso del embarazo, aceite tóxico e idiopática. La biopsia da el diagnóstico definitivo, pero con la ecografía abdominal es una técnica no invasiva que puede orientar el diagnóstico, con una sensibilidad 94% y una especificidad del 84%.

Materiales y Métodos: Estudio descriptivo de cohorte de pacientes diagnosticados ecográficamente de esteatosis hepática en un centro de salud de Madrid. Teniendo una muestra de 123 pacientes, se utilizaron variables de datos generales, factores de riesgo para desarrollo de esteatosis, datos clínicos y analíticos al diagnóstico,, serología.

Resultados: Se encuentro que el factor de riesgo más frecuente es la presencia de obesidad con IMC medio de 29.9 (43% de los pacientes), posteriormente ingesta de fármacos (AINES y analgésicos) en el 39.8%, alcohol en el 39.6%, dislipidemias 30%. El dolor abdominal fue el síntoma predominante en el 34.1% de los pacientes. No se encuentro alteración del perfil hepático en 57 pacientes.

Discusión: La  realización de ecografías abdominales solicitadas por los médicos familiares ha supuesto un incremento significativo de los diagnósticos de esteatosis hepática. El correcto diagnóstico y seguimiento de la esteatosis hepática debería incluir una exploración física completa, incluyendo IMC y hábitos tóxicos (cantidad de alcohol consumida). Se esperaría llevar un seguimiento con ecografía de control para ver la evolución del cuadro como para confirmar el diagnóstico ecográfico.

Comentario.- La esteatosis hepática es una entidad, que requiere la completa valoración del médico desde el punto de vista clínico para valorar los síntomas y los factores de riesgo, que con el paso del tiempo han ido modificándose, ya que anteriormente en pacientes con DM tipo 2 predominaba la esteatosis, siendo actualmente el incremento en el índice de masa corporal, siendo pacientes con patología sobre agregada de hipertrigliceridemia, así mismo, se requiere de realizar laboratoriales y ecografía desde el inicio del diagnóstico y realizar seguimiento periódico ya que hasta un 25% de los pacientes presentan ecografías posteriormente normales, por lo que se considera que debe ser una patología de atención primaria.

El ultrasonido con contraste del hígado es un método aceptado para evaluar masas hepáticas, ya que permite evaluar características vasculares de los tumores hepáticos más frecuentes. El cual se considera tiene ventajas sobre TC y la RM, de las cuales se encuentran modalidad de imagen en tiempo real, con posibilidad de tener un diagnóstico certero, los medios de contraste son muy seguros y con pocos efectos adversos. Sin embargo las desventajas son 2, las áreas hepáticas no se observan en el ultrasonido por las consideraciones anatómicas, y puede incrementar en 15-30 min el estudio.

El ultrasonido con contraste permite diferenciar entre hiperplasia nodular focal y adenoma, dado que muestra la dirección del llenado de la fase arterial y la morfología arterial, y también tiene utilidad para detectar un tumor residual o recurrente después de la terapia ablativa y la respuesta terapéutica de la quimioterapia. Los siguientes son algunos tumores que son detectados por este medio:

  1. – Presentan hiperecogenicidad uniforme, margen bien definido y refuerzo sónico posterior. Los hemangiomas muestran realce nodular en la periferia de la lesión, las áreas sin realce de la fase venosa portal tardía representan focos de esclerosis.
  2. Hiperplasia nodular focal.- Es la producción de hepatocitos no neoplásicos con organización anormal, se le asocia a cicatriz fibrosa central.
  3. Adenoma hepático.- Neoplasia que se produce bajo estimulación proliferativa de hepatocitos, por el uso de contraceptivos orales. En ocasiones son hiperecoicos en la ecografía en escala de grises, debido a un alto contenido lípido y la ecogenicidad interna puede ser heterogénea por necrosis o hemorragia.
  4. Carcinoma hepatocelular.- Es el tumor maligno primario más común que afecta el hígado, la evaluación del suministro de sangre en un nódulo hepatocelular es fundamentar para caracterizar la lesión. La hipervascularidad de la fase arterial es una de las características más confiables en el Ultrasonido con contraste, siendo reconocidos mediante un realce positivo. Se ha reportado que el Ultrasonido contrastado posee una alta sensibilidad y precisión diagnóstica en comparación con la TC helicoidal.
  5. Metástasis hepáticas.- Son tumores malignos más comunes el patrón típico de realce de metástasis es un breve realce en la fase arterial, seguido de un rápido realce negativo a comienzos de la fase portal.

Conclusión.- Desde la introducción del Ultrasonido con contraste se ha convertido en una herramienta importante para caracterizar las masas hepáticas en el uso de rutina.

Comentarios.- El ultrasonido con la modalidad de contraste, permite demostrar algunos tumores hepáticas en tiempo real, de forma de un diagnostico precoz, a un costo bajo a comparación de todos laboratorios de gabinete, y de esta forma logrando un seguimiento del paciente de forma más precisa.

Artículo escrito por la  Dra. A. Mallely Cortés Ortega

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?