Skip links

Diagnóstico radiológico de tumor hepático vs absceso hepático piógeno en período neonatal

Se trata de un artículo de revisión pediátrico, sobre el  diagnostico radiológico de tumor hepático contra absceso hepático piógeno en pacientes pediátricos, se analiza  la similitud entre los hallazgos radiológicos de las lesiones benignas y malignas del hígado  que se han encontrado, donde se analizan las diferencias y similitudes tanto, ecográficas comparadas por tomografía computarizada, para que junto con la  historia clínica, signos, síntomas y análisis de laboratorio se pueda realizar un diagnóstico certero y oportuno.

En el caso de los tumores hepáticos, son poco frecuentes en la edad pediátrica, y puede simular neoplasias primarias o metastásicas, su diagnóstico diferencial es muy importante para el manejo y pronóstico del paciente, además estos tipos de estudios permiten el drenaje guiado por imágenes y seguimiento de la evolución las lesiones.

En el Hemangioendotelioma infantil: Es un tumor vascular benigno pero agresivo, el más común en la edad pediátrica se detecta antes de los 6 meses de edad. La presentación más común es una masa abdominal palpable, hepatomegalia, distensión abdominal difusa, trombocitopenia e insuficiencia cardiaca congestiva. Puede ser solitario, múltiple o difuso y puede medir hasta 15 cm de diámetro.

En el US se observan lesiones únicas o múltiples con aspecto ecográfico variable. como una masa hepática con grandes venas supreahepáticas de drenaje, que puede ser hipo o hiperecoica.

La ecografía Doppler muestra anastomosis arteriovenosas manifestadas como ondas de alto flujo. El tumor desarrolla una mayor ecogenicidad con el transcurso del tiempo

Los hemangiomas se observan bien delimitados, hiperecoicos con refuerzo acústico leve. Los hemangiomas gigantes (> 10 cm) son de ecogenicidad heterogénea. En el Doppler color se observan vasos en la periferia de la lesión.

Hamartoma mesenquimatoso: Es la segunda lesión hepática benigna más común y se observa en pacientes menores de 2 años de edad, se presenta con distensión abdominal progresiva, con o sin una masa palpable. Puede ser  quística o de aspecto sólido, encapsulada o pedunculada y puede medir de12-15 cm.

El aspecto ecográfico típico es una masa multiseptada y quística. Con menor frecuencia, el componente sólido de la lesión puede ser más predominante con múltiples quistes pequeños con tabiques gruesos, dando la apariencia a la lesión de un “queso suizo”.

El hepatoblastoma es el tumor primario hepático maligno más común con 79%, se presenta como una masa abdominal asintomática en menores de 3 años, Su localización más frecuente es en el lóbulo derecho del hígado, con un diámetro de 10-12 cm. En el US, aparece una lesión solitaria de bordes bien definidos, aunque puede ser multifocal. Se presenta como una masa ecogénica con zonas de sombra acústica que corresponden a calcificaciones y áreas hipoecoicas que reflejan zonas necróticas o hemorrágicas.

El absceso hepático piógeno es una colección localizada de células inflamatorias la cual produce destrucción del parénquima hepático adyacente se acompaña de sintomatología inespecífica.

El aspecto ecográfico es variable, puede ser desde muy ecogénico – anecoico, dependiendo del estadio patológico. En la primera etapa, el absceso aparece sólido. Conforme la necrosis y licuefacción aparece cada vez más quístico  y es como se presentan al momento del diagnóstico.

Ecográficamente, el absceso tiene paredes irregulares con contornos definidos, con buena transmisión, El refuerzo acústico distal, es el rasgo más constante visto, Las lesiones intensamente ecogénicas se deben a la presencia de gas dentro de la cavidad del absceso, este gas produce ecos lineales de alta intensidad con sombra acústica o reverberaciones .Las lesiones hipoecoicas representan el material de exudación y necrosis de licuefacción dentro de la cavidad del absceso. Otras de las características que podemos observar es la presencia de calcificaciones, niveles líquidos o engrosamiento de las paredes en el caso de abscesos crónicos. Algunos abscesos difusamente ecogénicos, pueden confundirse con lesiones sólidas, tales como tumores hepáticos y linfomas. La ecografía Doppler color puede mostrar flujo en la periferia del absceso y dentro de septos del parénquima, pero el interior es avascular.

COMENTARIO:

El articulo muestra la importancia de un diagnostico certero con US y TAC, en este caso a mi me interesa las características que se nos muestra del US, y los puntos que debo de tomar en cuenta al no confundir un hemangioma con un hepatoblastoma, ya que ambos tienen en común una sombra acústica o refuerzo acústico, que son características similares pero que nos pueden marcar la diferencia. Se muestra un cuadro clínico en el que se presenta a un neonato con una masa en hígado y se complementa con paraclinicos lo que da un dx acertado de la patología por lo que también tenemos que tener en cuenta sugerencias en un diagnostico.

× ¿Desea más información sobre este diplomado?