Skip links

Ecografía torácica

El presente artículo se trata de un artículo de revisión en un tema que es aun no muy aceptado en para la ultrasonografía, la ecografía torácica, si bien hemos aprendido en el curso que el estudio del tórax en ya que la reflexión del sonido nos causara problemas, en esta revisión nos abren la posibilidad al plantearnos que la ecografía torácica es útil en la valoración de enfermedades del parénquima pulmonar periférico, pleura, pared torácica, diafragma y mediastino, también es de gran utilidad como guía en procedimientos intervencionistas diagnósticos y terapéuticos. Sus principales ventajas radican en la ausencia de radiaciones ionizantes, la capacidad de explorar en tiempo real y la posibilidad de realizar la exploración en la cabecera del paciente. En este artículo se revisan sus principales indicaciones y limitaciones, así como su semiología básica

Actualmente se ha demostrado la utilidad de la ecografía en múltiples patologías y localizaciones del organismo, puesto que presenta una serie de ventajas sobre el resto de técnicas radiológicas. Entre ellas destacan la ausencia de radiaciones ionizantes, la posibilidad de realizar la exploración en la cabecera del paciente, su valoración en tiempo real y la accesibilidad de los equipos. Estas características son de especial utilidad en las personas más susceptibles a los efectos adversos de la radiación, como los niños, las embarazadas, o en pacientes de difícil movilización, como los ingresados en unidades de cuidados intensivos. La portabilidad de los ecógrafos permite el estudio de pacientes de forma extrahospitalaria por parte de equipos de urgencias. Los últimos avances técnicos, como la utilización de armónicos tisulares, junto con las mejoras en la ecografía Doppler y la aplicación de nuevos contrastes ecográficos, han permitido que esta técnica tenga un papel importante en el diagnóstico y manejo de pacientes en múltiples subespecialidades En las enfermedades torácicas, la ecografía ha tenido un papel secundario o, en gran parte de las enfermedades, prácticamente nulo. Esto se debe a que un 99% de los ultrasonidos que se emiten por el transductor ecográfico son repelidos en la interfase entre pleura y pulmón, debido a la gran diferencia de impedancia acústica entre los tejidos blandos y el aire y a la gran atenuación que sufren los ultrasonidos en su propagación a través de un medio aéreo. No obstante, numerosas publicaciones demuestran su utilidad en enfermedades tora´ cicas no cardiológicas. La intención de esta revisión es dar a conocer que´ enfermedades pueden beneficiarse del uso de la ecografía, para lo cual se revisan las aplicaciones de la técnica según el compartimiento torácico afectado: pleura, pulmón, pared torácica, mediastino y diafragma.

COMENTARIO: Este articulo me pareció de mucho interés ya que si bien hemos aprendido que el tórax no es una región en la que la ultrasonografía se destaque, los avances que esta han logrado hoy en día obtener imágenes y abrir un nuevo campo para la ultrasonografía.

Artículo escrito por el Dr  Adolfo Abel Martínez González

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?