Skip links

El tubo digestivo

La ecografía de tubo digestivo frecuentemente es frustrante y difícil ya que el contenido de aire nos puede hacer difícil o imposible la visibilidad sin embargo existe la llamada huella del tubo digestivo que consiste en cuatro capas concéntricas desde la luz al exterior: mucosa, submucosa, muscular y serosa y a veces hasta 5 capas, son líneas ecógenas e hipoecoicas alternadas la 1ra., 3ra y 5ta. Son ecógenas y la 2da. y 4ta, son hipoecoicas, la imagen en “diana”, tiene un grosor que va de 3 mm distendido y 5 mm cuando no lo está, dependiendo de la porción se pueden ver las rugosidades gástricas, válvulas conniventes y las haustras del colon, está dado también por el contenido,  hay patologías en las que la ecografía es importante y algunas otra donde se debe usar la endoecografía, se puede evaluar además el contenido, el diámetro y la actividad motora del intestino

Anatomía patológica de la pared del tubo digestivo.                                                                                          

El tubo engrosado es mejor valorado porque tiene menor cantidad de gas y porque tiene también un efecto de masa, el patrón en diana es el más familiar otro patrón es en seudorrinón en los dos el rodete hipoecoico corresponde a la pared engrosada  y el centro ecógeno corresponde a la luz de tubo digestivo o a una ulceración de la mucosa, ambos son el equivalente anormal de la firma del tubo digestivo normal.

El engrosamiento se encuentra en algunas patologías y la benignidad de estas está dada por la extensión y localización  de la lesión así como de la destrucción o conservación de las estructuras,  como en el caso de la enf. De Crohn. La malignidad está dada por la corta afectación segmentaria y la destrucción de las estructuras de la pared como en el adenocarcinoma de estómago  o de colon, en ambos casos puede haber linfadenopatía e hiperemia de la pared, las lesiones pueden ser intraluminales, murales estas  lesiones pueden estar ocultas por gas en algunas ocasiones, las exofíticas pueden formar masas que son mejor visualizadas.

La ecografía se debe hacer con el paciente en ayunas y debe valorarse además antes y después de vaciar la vejiga, haciendo compresión se puede saber si las estructuras están obstruidas o no, la ecografía transvaginal en mujeres es útil para evaluar el recto y el sigmoides. A veces se usa tomar agua o un enema para localizar y mejorar el diagnóstico de masas gástricas o rectales.

Con el doppler las  neoplasias y enfermedades inflamatorias tienen un aumento de la vascularidad en comparación con la pared normal y es hipovascular cuando hay edema o isquemia, el doppler color  da más datos en cuadros de dolor agudo, la falta de señal arterial nos habla de isquemia, si el flujo es detectable más fácilmente será compatible con inflamación.

Neoplasias .Raras veces puede identificar lesiones mucosas tempranas o  intramurales pequeñas.  La indicación de una ecografía es cuando hay sintomatología imprecisa, dolor abdominal, una masa palpable y anemia. Con La cual se identifica, localiza  y estadifica La lesión.

Adenocarcinoma. Es el tumor maligno más frecuente en t. digestivo y se originan en región prepilórica, antro y curvatura gástrica  menor, pueden ser infiltrativo, polipoideos, fungoides y ulcerados, la infiltración intramural nos puede dar una linitis plástica o estómago en botella de cuero. Se presenta menos en intestino delgado que en el grueso y se asocian frecuentemente a la enf. De Crohn, en intestino delgado la morfología es anular o ulcerativa en colon es más frecuente y supone todos los tumores colorrectales malignos de morfología polipoidea intraluminal en ciego y ascendente, mientras en sigmoides y descendente es anular constrictivo.

A la ecografía la mayoría de los tumores de t. digestivo no se ven, pero las masa grandes pueden alterar la pared el tubo, las obstrucciones se ven como dilatación y hiperperistalsis, se deben buscar ganglios linfáticos y metástasis a hígado.

Los tumores de colon aparecen casi siempre en recto y son los menos frecuentes, aunque pueden sufrir hemorragia, necrosis y ulceración, son masas redondas de gran tamaño y son accesibles a biopsia dirigida.

Linfomas. Puede dar dos formas de invasión a t.d. diseminada en estadio III o IV o como primario de t.d. generalmente son No hodgkin, pueden ser nodulares o polipoideos, lesiones ulcerativas y los hay infiltrantes, que invaden a mesenterio y ganglios linfáticos.

A la ecografía se pueden pasar por alto los de tamaño pequeño, sin embargo la  mayoría son grandes masas hipoecoicas y ulceradas en el estómago e intestino delgado, encontrándose ecos lineales largos, relacionados frecuentemente con pacientes de SIDA, con infiltración de ganglios linfáticos.

Metástasis.  Son más frecuentes las del melanoma maligno, así como de pulmón y mama, se afecta primero estómago, intestino delgado y colon, si se afectó epiplón o peritoneo se produce ascitis y nódulos secundarios, las mets. peritoneales generalmente son de tumores de ovario o de t.d. a la ecografía las lesiones pequeñas se ven raramente mientras las lesiones grandes son frecuentes son tumores grandes con ulceración particularmente de intestino delgado,  la presencia de ascitis, engrosamiento omental y placas en peritoneo deben hacer sospechar la enfermedad metastásica.

Enfermedad inflamatoria intestinal ( Enf.  De Crohn.)

En esta se engloban la enf. De Crohn y la colitis ulcerativa y estas son las más frecuentes  en pacientes que se realizan una ecografía por enfermedad inflamatoria del intestino. El Crohn afecta generalmente el íleon terminal y el colon y afecta todas las capas de la pared intestinal, es un proceso granulomatoso y afecta todas las capas de la pared que es muy gruesa y rígida con estenosis luminal secundaria, hay aumento de los ganglios y el mesenterio puede estar muy engrosado y tener infiltración grasa. Aunque los estudios contrastados siguen siendo la mejor opción para estudiar el tubo digestivo, la ecografía y la TC pueden ser útiles en la valoración del mismo, pudiendo ser repetida las veces que sea necesario no así los estudios radiológicos.

La ecografía sirve para ver los signos clásicos de la enfermedad, detectar complicaciones, como flegmones, fístulas, obstrucciones o perforaciones.

Características clásicas de la enf de Crohn. La pared engrosada la mayoría de las veces es concéntrica muy marcada dependiendo del grado de inflamación y de fibrosis, es posible identificar la imagen en diana o seudorriñón en enfermedades de larga duración cuando la afectación es aguda el intestino se encontrará rígido y fijo así como disminución de la peristalsis,  además se pueden encontrar zonas enfermas alternando con zonas sanas, los segmentos afectados va de milímetros a centímetros, la hiperemia se ve con el doppler color.

El edema y fibrosis del mesenterio adyacente a la parte afectada del intestino se ve como una masa en el mesenterio frente al intestino afectado y se ve como un halo ecógeno, puede hacerse hipoecoico en la enfermedad de larga evolución, el deslizamiento de la grasa es la alteración más fácil de detectar en la ecografía. Lo que debe llevar a una valoración más profunda.

Linfadenopatía. Se ven prácticamente en todos los pacientes con enfermedad  de Crohn activa no así en la fase inactiva de la enfermedad y se ven como masas hipoecoicas focales que rodean al tubo digestivo, son redondeados y pierden la banda ecógena lineal que se origina en el hilio del ganglio son de tamaño moderado y son dolorosos a la palpación cuando son mayores de 3 cm indican una complicación maligna de la enfermedad  de Crohn.

La hiperemia es un reflejo de la actividad inflamatoria, la evaluación del flujo sanguíneo ayuda a monitorear la actividad inflamatoria.

Estenosis. Son zonas de estrechamiento de la luz intestinal la cual aparece como una zona ecógena lineal  dentro de un asa intestinal, y en zonas engrosadas la luz se puede conservar el diámetro luminal cuando se encuentran segmentos dilatados y peristalsis aumentada cerca a la estenosis se puede diagnosticar una obstrucción mecánica incompleta, a veces se puede encontrar dilatación luminal con saculación pudiendo tener un calibre variable.

Pueden aparecer concreciones y bezoares, entre los segmentos estenosados, la ecografía es muy exacta para detectar estenosis del intestino delgado en  los casos graves  candidatos a cirugía.

Masas aglomeradas por Cuando se agrupan las asas intestinales deslustradas  afectadas pueden aparecer con  inflamación, edema y raramente linfadenopatía mesentérica

Complicaciones. La formación de abscesos o masas inflamatorias se presentan como complicación del Crohn y se puede ver como una masa compleja o llena de líquido, cuando hay gas en el interior se puede sospechar un absceso, los cuales pueden ser intra o extra peritoneales y estar tan lejos como el hígado o los músculos psoas. Se pueden ver como zonas hipoecóicas mal definidas sin contenido líquido en el interior de zonas de grasa inflamada.

Fístulas. La formación de fístulas es frecuente y se observan como zonas lineales ecógenas que penetran profundamente en la pared más allá del borde de la luz intestinal, a veces se ven líneas de diferente ecogenia desde el intestino anormal hasta la piel, vejiga y otras asas anormales. Se ven como bandas lineales que van desde segmentos de intestino anormal hasta la piel.

Inflamación perianal Otra complicación frecuente de la enf. De Crohn estas lesiones son debilitantes, se pueden ver trayectos transesfintéricos complejos y puede llegar a tejidos profundos de las nalgas, periné, escroto y labios vaginales.                                                                                                                                                    La ecografía transrectal puede mostrar abscesos  y trayectos fistulosos pero no siempre aporta datos importantes por ello es mejor una ecografía transperineal que es más cómoda y más útil, en las  mujeres sirve más una transvaginal que evidencia las fistulas enterovesicales, enterovaginales y rectovaginales. La afectación rectal se caracteriza por engrosamiento de la pared  y conservación de la estructura en capas, inflamación de la grasa perireectal y ganglios aumentados de tamaño.

Abdomen agudo, la ecografía es útil en pacientes con apendicitis o diverticulitis aguda, aunque asociada a una placa simple o a TC. Es muy útil para evaluar un abdomen dilatado sin gas, sirve para evidenciar ascitis, masas no sospechadas y asas intestinales dilatadas y llenas de líquido. El aspecto del tiempo real es útil  para confirmación de las masas palpables y o de puntos dolorosos a la palpación, la premisa “haz la ecografía donde duele” es muy útil.

El abordaje se debe hacer evaluando el gas y líquido para saber si es intra o extraluminal, se debe evaluar los tejidos blandos perientéricos  y el mismo tubo digestivo, esto nos llevara a localizar si el gas es intra o retroperitoneal lo que nos haría pensar en una perforación de víscera hueca, o la presencia de microorganismos formadoras de gas, cuando está en la pared intestinal o neumatosis intestinal plantea la posibilidad de isquemia intestinal  se puede encontrar gas  en vesícula o vías biliares en las anastomosis biliares entéricas o en colecistitis enfisematosas.

El gas intraperitoneal libre puede ser difícil de observar, cuando se sospecha su presencia se debe usar otras pruebas de imagen. Debido a la dificultad que  representa la presencia de gas se prefiere la TC, sin embargo en la ecografía se puede localizar gas intraperitoneal, el refuerzo de la banda peritoneal es un signo de neumoperitoneo, las acumulaciones localizadas de líquido deben ser aclaradas añadiendo un poco de líquido por vía oral o rectal, el aspecto de los tejidos blandos perientericos es el primer dato de patología abdominal. Inflamación de la grasa perienterica la cual es indistinguible de la imnfiltración neoplásica.La adenopatía mesentérica debe buscarse siempre que se realiza una ecografía abdominal, la mayoría de las veces son neoplásicas o inflamatorias.

Dolor en fosa iliaca derecha apendicitis aguda

En la fosa iliaca derecha el cuadro de urgencia más frecuente es la apendicitis aguda, la cual a ser diagnosticada  se puede resolver con una cirugía la cual con alguna frecuencia resulta en la resección de apéndices normales y  otras veces no se diagnostica a tiempo y se llega a perforar complicando la evolución del paciente. La ecografía en este tipo de pacientes tiene como objetivo detectar a los pacientes que tienen apendicitis y a los que no la tienen  e identificar a los que tienen otra patología, en mujeres se agregan las patologías ginecológicas agudas y como el apéndice puede tener diferente localización esto complica el diagnóstico ya que puede confundirse con una enfermedad pélvica inflamatoria, por ello se aconseja hacer una ecografía en todos los pacientes y en  las  mujeres agregar una transvaginal cuando la suprapúbica no sea evidente la explicación del dolor.  Cuando la apéndice se encuentra en otra localización se produce La confusión diagnóstica, por ello muchos pacientes se verán beneficiados con un estudio de imagen para normal el tratamiento de su padecimiento.

En la ecografía se puede valorar la perforación del apéndice cuando se visualiza un flegmón, absceso, líquido pericecal  loculado, grasa pericecal prominente y pérdida de la circunferencia de la capa submucosa. Se ha descrito que la pared del apéndice mide 3mm o menos de circunferencia y es compresible, por lo que el tamaño del apéndice permite diferenciar un apéndice normal de uno  con inflamación aguda. Si el diámetro es de  más de 6 a 7 mm, es muy probable una apendicitis aguda y si se visualiza un apendicolito independientemente del diámetro en un signo positivo además con la compresión manual posterior se consigue una  mayor identificación de una apendicitis aguda. En las  mujeres el apéndice que se encuentra en la pelvis verdadera se puede confundir con una enfermedad pélvica inflamatoria, ya que la pelvis femenina tiene mayor capacidad a veces es necesario hacer una ecografía transvaginal para llegar a una mejor exploración de los órganos allí contenidos, no siendo de todos modos concluyente. Cuando hay perforación también disminuye la sensibilidad para el diagnóstico  o cuando   se confunde un íleon engrosado o un apéndice normal con un apéndice inflamado. Los errores de diagnóstico fueron más frecuentes en mujeres que tienen enfermedades ginecológicas, EPI aguda, rotura o torsión de quistes ováricos y trombosis  de venas ováricas en el postparto.

En pacientes que tienen Crohn y que presentan apendicitis el tratamiento es conservador ya que esta no es de tipo supurativo, teniendo ellos una evolución más bien benigna.

Los divertículos en el lado derecho son  más frecuentes en mujeres  jóvenes, de origen asiático, característicamente son solitarios y de origen congénito y son verdaderos divertículos, su inflamación se asocia a dolor en fosa iliaca derecha sensibilidad a la presión con un diagnóstico erróneo de apendicitis, en la ecografía habrá inflamación de la grasa pericolónica y estar localizado en el ciego o en colon ascendente adyacente, el divertículo se verá en forma de saco, el cual si contiene un fecalito se observa como un foco ecógeno brillante, localizado en el interior de un segmento de pared colónica engrosada, de manera ocasional puede no ser visible el divertículo cuyo tratamiento debe ser conservador.

Tiflitis aguda  .Los pacientes con SIDA son los que más comúnmente cursan con una infección por citomegalovirus y Cryptosporidium.                                                                          En la ecografía hay un engrosamiento concéntrico uniforme de la pared del colon frecuentemente en ciego, la pared puede tener un grosor varias veces mayor que lo normal por un infiltrado inflamatorio en toda la pared del tubo digestivo. Este tipo de complicación se puede asociar a hemorragia, perforación y/ o peritonitis,en la de origen tuberculoso se afecta el colon derecho y puede haber ganglios mesentéricos inflamados, esplenomegalia, ascitis y masas peritoneales valorables con ecografía.

La adenitis mesentérica e ileítis terminal aguda es la causa más frecuente de diagnóstico erróneo de apendicitis aguda se relaciona frecuentemente con infección por yersinia enterocolitica y campylobacter jejuni,  también existe frecuentemente  confusión con  un infarto segmentario derecho del epiplón aunque es una enfermedad rara, que puede estar dada por disminución de la vascularización del epiplón derecho. El infarto es un proceso autolimitado  que no requiere cirugías cuando es bien diagnósticado.

La valoración ecográfica del dolor en la fosa iliaca izquierda es menos problemática que cuando hay dolor en la fosa iliaca derecha  ya que la mayoría de los casos se explica por diverticulitis aguda

La diverticulitis aguda son deformidades adquiridas, cuya incidencia aumenta con la edad y son múltiples y están en colon sigmoides y colon izquierdo, se asocia frecuentemente a dolor fiebre y leucocitosis. Se cree que la materia fecal impactada induce a inflamación inicial en la punta del divertículo iniciando la diverticulitis así como la diseminación a tejidos peridiverticulares, micro y macroperforaciones, se pueden formar abscesos, localizados  frecuentemente, así como fístulas a vejiga, vagina, piel y otras asas intestinales.

En la ecografía se puede encontrar engrosamiento segmentario del tubo digestivo e inflamación de los divertículos y de la grasa perientérica, aunque la ecografía sea negativa si hay síntomas se debe complementar con TC. Para identificar mejor la naturaleza y extensión de la enfermedad pericolónica antes de operar o hacer otras intervenciones. Por tanto las características ecográficas de la diverticulitis incluye, engrosamiento de la pared, divertículos inflamados e inflamación de la grasa pericolónica asi como abscesos, aunque también se puede ver esto en una neoplasia o inflamaciones de otro tipo, las características  ecográficas de la diverticulitis son más específicas que las de la apendicitis por tanto son menores los errores diagnósticos, los apéndices epiploicos colónicos no inflamados normalmente no se ven solo cuando hay ascitis.

Alteraciones misceláneas del tubo digestivo, dentro de estas se encuentra la obstrucción intestinal mecánica y la funcional, la mecánica se caracteriza por dilatación del tubo digestivo, acumulo de grandes cantidades de gas o líquido e hiperperistalsis, si esto prosigue habrá agotamiento y sobredistensión del intestino con reducción secundaria de la peristálsis la obstrucción puede ser por obturación que es el bloqueo de la luz por material de la misma luz.

Alteraciones intrínsecas por alteración de la pared que se asocia a estenosis y lesiones extrínsecas  incluyendo adherencias y por estrangulación cuando se altera la circulación del asa obstruida.

La ecografía no es muy útil en estos pacientes con obstrucción mecánica, solo en aquellos que tienen una obstrucción pero sin distención gaseosa significativa.

El estudio debe incluir la valoración de: calibre señalando cualquier cambio en  el calibre, contenido. De todas las asa distendidas si en gas o líquido.

Actividad peristáltica. Si está aumentada o disminuida o normal y si propulsa o no el contenido luminal.

Localización de la obstrucción, para identificar la naturaleza de la causa de la obstrucción.  Localización de las asas, si mantienen una posición anormal como en hernias que son lo más frecuentes.

Hay situaciones donde la imagen es única como cuando se cierra un asa en sus dos extremos, lo que favorece la estrangulación y la necrosis, la ecografía es útil porque muestra los segmentos afectados  dilatados.                               La obstrucción  del asa ascendente es una complicación rara de la gastrectomía subtotal por torsión del punto anastomótico, hernia interna o estenosis anastomótica.

La invaginación de un segmento intestinal, es poco frecuente y se asocia a un tumor como punto de inicio frecuentemente es un lipoma, la imagen patognomónica es imagen de múltiples anillos concéntricos, ocasionalmente se ve una imagen en diana.

Cuando hay malrotación del intestino medio predispone la obstrucción e infarto intestinal la alteración que se encuentra es en relación a los vasos mesentéricos superiores.  Íleo paralítico es un tipo de obstrucción intestinal por adinamia de la pared intestinal, se pueden encontrar en ocasiones  asas intestinales dilatadas y llenas de líquido con poca peristálsis. Edema intestinal se puede presentar en pacientes con vasculitis aguda que tendrá dolor agudo y edema masiva de la pared del  intestino delgado y ascitis, el estudio se debe acompañar de doppler de la porta y la mesentérica permitiendo ver Las válvulas conniventes, rugosidades gástricas prominentes y engrosadas.

Infecciones de tubo digestivo: generalmente los pacientes con gastroenteritis infecciosa, no muestran alteraciones ecográficas,  sin embargo los pacientes con SIDA y neutropenia son susceptibles de cursar con Tiflitis y colitis aguda, con manifestaciones ecográficas muy indicativas. En la población  con sida tiene mayor riesgo de presentar neoplasias principalmente linfoma e infecciones oportunistas como esofagitis por cándida y colitis por CMV.

Colitis seudomembranosa es una enfermedad inflamatoria necrosante, generalmente por tratamientos antibióticos. Ecográficamente solo se encontrará engrosamiento de la pared del colon con exageración en la marca de las haustras y engrosamiento de la submucosa con aposición de las superficies mucosas.

Las malformaciones que se pueden visualizar con ecografía son los quistes por duplicación, la enfermedad isquémica intestinal, se presenta en pacientes adultos que padecen ateroesclerosis, en gente joven como complicación de arritmias cardíacas, coagulopatías, sepsis, etc. Ecográficamente se aprecia engrosamiento de la pared, neumatosis intestinal como complicación de la isquemia intestinal.

Neumatosis intestinal, el EPOC, enf. inflamatoria del intestino, endoscopia traumática son algunas situaciones que pueden complicarse con neumatosis encontrando un intestino con bolsas de aire a lo largo de todo el tubo digestivo , si la observación es casual, se debe descartar enterocolitis necrosante, o una enfermedad inflamatoria isquémica en la que el gas procedente de la luz pasa a la pared intestinal.

Mucocele apendicular, puede ser benigno o maligno y aunque, esto es poco frecuente y los pacientes cursan asintomáticos en la forma benigna la luz  apendicular esta obstruida por cicatrices o pos fecalitos, la forma maligna se asocia a cistadenoma o cistadenocarcinoma mucoso primario del apéndice y se asocia a seudomixoma si se produce rotura,  en la usg se puede encontrar como masas quísticas en fosa ilíaca derecha hipoecoica y bien definida de localización, retrocecal  y pueden ser móviles.                                                                                                        Hematoma del T.Digestivo, que generalmente están ocasionados por un traumatismo abdominal cerrado, pueden ser  hematoma duodenal o rectal, si en hematoma es grande se puede ver un engrosamiento difuso de la pared del T. digestivo en la ecografía.

Úlcera Péptica, ecográficamente se ve el cráter de la úlcera lleno de gas  como un foco ecógeno brillante, el edema y la  necrosis pueden producir engrosamiento y deformidad localizada de la pared.

Bezoares son masa de material extraño que en la ecografía producen densidades intraluminales con formación de sombras pueden ser fitobezoares y tricobezoares, también se pueden localizar en intestino delgado.

Cuerpos extraños intraluminales, se pueden encontrar infinidad de estos de diferente naturaleza y tamaño, su identificación es mejor cuando se sospecha su presencia.

Enfermedad Celíaca a la ecografía se encuentra intestino delgado lleno de líquido con moderada dilatación de las asas afectadas.

Fibrosis quística con el tratamiento de la afección pulmonar lleva a los pacientes a realizarse USG abdominales encontrando engrosamiento de pared intestinal en todo el colon y en intestino delgado e infiltración de la grasa colónica y mesénterica y en estadios avanzados se puede encontrar estenosis por fibrosis.

La ecoendografía permite la localización de lesiones de la mucosa y de profundidad hasta 10 cm desde el cristal del transductor, esta técnica se aplica para estadificar un tumor diagnosticado previamente.

Tubo digestivo superior para su estudio endoecográfico se usa un transductor de 7.5MHz, sirve para localizar masas benignas  varices, fibromas o leiomiomas y su lugar de origen. La estadificación del carcinoma esofágico, supone  evaluar la profundidad del tumor, la afectación ganglionar local y la  invasión a estructuras adyacentes, cuando las lesiones no permiten el paso del endoscopio este estudio será insatisfactorio.

La ulceración localizada de la mucosa con infiltración extensa de las capas profundas indica un linfoma, que también puede crecer como pólipo o solo como una infiltración difusa, El carcinoma gástrico es más ecógeno e invade a través de la pared gástrica y afecta a los ganglios linfáticos perigástricos.

Recto en este rubro La endoecografía se usa para estadificar el Ca. de recto, en los cortes axiales se ve el recto como u n circulo con múltiples capas, en mujeres se usa una sonda transvaginal ver de forma adecuada el tabique rectovaginal, el tumor y los ganglios linfáticos del mesorrecto, los tumores aparecen como Masas hipoecoicas que pueden distorsionar la luz rectal, los ganglios aparecen como masas hipoecoicas u ovales en la grasa perirrectal, ecográficamente  muchos de los ganglios visibles son reactivos y muchos que tienen un tamaño normal pueden tener una infiltración microscópica, algunas de sus imitaciones son la imposibilidad de identificar tumores microscópicos o los estenóticos aquellos que estén a más de l5 cms. del borde anal imposibilidad para identificar entre ganglios reactivos o los que tienen afectación tumoral microscópica.

En caso de un tumor recurrente, se debe usar la USG transrectal junto con marcadores séricos de marcadores tumorales, una masa hipoecóica pericólica o un engrosamiento local de la pared rectal es un dato de recurrencia. La biopsia dirigida facilita diferenciar el origen de los cambios. Los quistes mucosos de retención se encuentran en zonas profundas de la pared rectal.

La incontinencia fecal es una de la indicaciones para realizar la endoecografía anal, para evaluar la integridad de los esfínteres, en mujeres postparto con lesiones pueden ser revisadas con una sonda transvaginal, el esfínter interno se ve como un círculo negro, el externo está mal definido y se ve de color gris. Los cambios traumáticos dan cambios de la forma desde redondo hasta oval.

Enfermedad inflamatoria perianal. En los pacientes que padecen Crohn es parte de su padecimiento y en pacientes que presentan absceso perianal o fistulas, estas infecciones inician en glándulas que están en la línea dentada. Para evaluar este problema se prefiere en las mujeres la eco grafía transvaginal y  transperineal y en los Varones la transperineal.

Las fístulas son de 4 tipos  1) interesfintéricos  entre los esfínteres interno y externo,    2) transesfintéricos atraviesan los esfínteres interno y externo, 3) supraesfintéricos y 4) extraesfintéricos en todos se busca el orificio interno y el o los externos. En la ecografía se  muestran como zonas lineales hipoecoicas que contienen líquido, las burbujas en su interior permiten su identificación.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?