Skip links

Enfermedades Renales y Embarazo

El embarazo es un estado natural de la mujer, el cual a pesar de ser totalmente fisiológico no esta exento de comorbilidades; esto debido a que los cambios adaptativos que se observan en el embarazo en sí, muchas veces representan un factor de riesgo para ciertas patologías. En el caso particular del aparato renal hay ciertos cambios tanto anatómicos como funcionales en el riñón que aumentan la incidencia de patologías tales como las infecciones; que dentro del espectro de enfermedades renales representan el mayor porcentaje de complicaciones en la paciente en estado grávido. Las infecciones del tracto urinario se pueden dividir en tres grandes grupos: La Bacteriuria Asintomática, la Cistitis Aguda y la Pielonefrítis Aguda, siendo esta última la más compleja y peligrosa causante de severas complicaciones tanto maternas como fetales. En segundo lugar y no por eso menos importante se encuentran la Insuficiencia Renal Aguda y la Litiasis Renal que aunque menos frecuentes durante el embarazo, siguen siendo importantes y trascendentes a la hora del control prenatal.

COMENTARIO

El abordaje de la paciente embarazada es de gran importancia porque no solo hay que ver por la madre, sino también por el producto, lo cual representa un reto doble para el médico y por eso es importante conocer los cambios en todos los aparatos y sistemas que hay durante este estado fisiológico. En cuestión de patología renal, las infecciones son bastante comunes y muchas veces no son bien diagnosticadas y mucho menos bien manejadas. Es importante emplear todas las herramientas diagnósticas, como lo es el USG que por ejemplo en el caso de Litiasis Renal nos es de mucha utilidad siempre y cuando se conozcan las características particulares de la paciente embarazada para hacer un buen diagnóstico.

 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?