Skip links

Evaluación del primer trimestre del embarazo.

El inicio del primer trimestre del embarazo se produce dos semanas después de la última menstruación que es donde se produce la concepción. El primer trimestre se puede dividir en cuatro etapas: ovulación, concepción, embrionaria y fetal.

La ovulación ocurre dentro de las primeras dos semanas posteriores a la última menstruación, la embrionaria ocurre entre las terceras y quinta semana y es donde ocurre la implantación del blastocisto en el endometrio. Al final de la quinta semana se ha formado el saco gestacional y normalmente mide 5mm de diámetro. En la sexta semana el embrión se hace visible ecográficamente, comienza la organogénesis y la actividad cardiaca al final de la décima semana se termina el periodo embrionario y las próximas dos semanas se llama periodo fetal donde se presenta un continuo crecimiento y desarrollo.

La ecografía transvaginal ayuda a una mejor visualización y se realiza con un transductor de 3 a 7 MHz o más. Durante el estudio también se debe realizar una visualización del útero y sus anexos. Buscar la presencia del saco gestacional y del saco vitelino, proporcionar la edad gestacional midiendo la longitud el embrión si esta no se puede realizar entonces se tomara el diámetro del saco. Se debe reportar la presencia o ausencia de la actividad cardiaca, si hay gestación múltiple se deben observar los amnios y el corión.

Hallazgos normales ecográficos en el primer trimestre.

El primer hallazgo que indica un embarazo es la presencia del saco gestacional el cual se observa como un anillo ecogénico un saco que mide de 2 a 3mm corresponde a una edad gestacional de 4 semanas y 5mm a 5 semanas.

El doble saco decidual es útil para confirma un embarazo intrauterino, el saco vitelino es una estructura anecoica  con un reborde ecogénico y es la primera estructura que confirma la presencia de un verdadero saco gestacional presenta un diámetro de 5-6mm a la décima semana y posteriormente disminuye gradualmente.

El embrión es visible entre la quinta y sexta semana con una medición de 5-12mm. La actividad cardiaca es detectada cuando embrión tiene una longitud de 1.6mm se detecta un diámetro de 13-18mm que corresponde a 6-6.5 semanas. La frecuencia cardiaca fetal es de 100-115 latidos por minuto entre las 6ª y 9ª semana, para la 8ª semana aumenta entre 144-159 latidos por minuto.

En el ultrasonido se pueden observar imágenes anormales como útero vacío debido a algún aborto, un endometrio desidual o un embarazo ectópico. Un saco intrauterino vacío se observa cuando el embarazo es muy reciente, en un embarazo anormal o en un pseudosaco gestacional por un embarazo ectópico.

Hay algunas imágenes que son sugestivas de la perdida del embarazo como: sangre intrauterina, un rango cardiaco bajo de 100 latidos por minuto en la sexta semana es indicador de la posible perdida del embarazo, un saco gestacional pequeño, un saco vitelino o amnióticos anormales, factores maternos si hay alguno presente son factores de mal pronóstico para el embarazo.

En un embarazo gemelar el ultrasonido es útil para observar cuantos sacos amnióticos y coriónicos existen.

Conclusión

Es de suma importancia el adecuado empleo del ultrasonido para el adecuado diagnóstico de un adecuado embarazo y también para poder detectar cualquier tipo de anormalidad que se presente y que aun no este presentando síntomas en la paciente para poder ser tratada a tiempo y poder evitar complicaciones durante el primer trimestre. Y esta claro que es el estudio más completo para poder saber la edad gestacional con las adecuadas mediciones del saco gestacional, vitelino, la longitud embrionaria y frecuencia cardiaca.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?