Examen de paciente con dispositivo totalmente intracavitario, que se realiza previo al retiro del mismo con pinza guiada por fluoroscopia.

4.53

El caso dos se trata de una serie de imágenes realizadas a una paciente con transductores abdominal y endovaginal.

En la primera columna se muestran tres imágenes del hueco pélvico con la vejiga llena como ventana sónica, en la que se observa el útero en retroversoflexion de paredes con características normales, en el que se observa endometrio con espesor normal, aparentemente en fase proliferativa tardía hiperecogénica característica con irregularidades propias de la fase menstrual inicial, con una imagen artefacto hipoecoica longitudinal que resplandece con ecos paralelos y proyecta una sombra acústica posterior en la proyección longitudinal, que en la transversal se observa como una imagen puntal hipoecoica con un haz de sombra acústica posterior mayormente marcada. Se aprecian los ovarios a cada lado de la pared lateral de útero en los cortes transversales del mismo.
En las siguiente columna las imágenes provienen de un estudio realizado con un transductor endovaginal en el que se observa con más detalle el engrosamiento irregular del endometrio, con una colección liquido en el fondo uterino que logra ubicar a la imagen lineal hiperecóica entra ambas capas funcionales del endometrio anterior y posterior.
Poniendo en evidencia que este no alcanza el fondo de la cavidad uterina en el corte longitudinal del útero, teniendo la imagen artefacto las misas características acústicas de reflexión acústica con ecos paralelos, y sombra acústica posterior En los cortes tanto longitudinal como transversal
En la imagen de un corte transversal se pone al descubierto los cuernos laterales de un dispositivo intrauterino colocado en forma parcialmente correcta, ya que no se encuentra rotado y aparentemente no penetra el miometrio ni con los cuernos laterales ni con el hasta del mismo, ya que en esa imagen se encuentra delimitada con una línea de trazo libre lo que sugiere es el endometrio rodeando al dispositivo al nivel de las astas laterales.
sin embargo, la posición incorrecta se evidencia al no alcanzar la unión de las astas que corresponde a la parte superior del dispositivo, la posición correcta en el fondo uterino.
Los estudios para localización de dispositivos intrauterinos generalmente se solicitan a pacientes en las que no es posible la visualización de los hilos de tracción del mismo para su extracción una vez cumplido el tiempo de vida útil del mismo, o bien una ves que la paciente presenta reacción o molestar relacionado con las complicaciones secundarias del uso del mismo como lo es las aparición de enfermedades pélvicas inflamatorias, esto se debe a que el dispositivo llega a ofrecer una puerta d entrada de microorganismos a la cavidad endometrial.
El engrosamiento irregular de endometrio en las imágenes de este caso, y la colección de líquido sugiere que la paciente presenta síntomas y signos de enfermedad pélvica inflamatoria secundarios a la utilización de dispositivos intrauterinos, y que posiblemente no fue posible identificar la presencia de los hilos durante una especuloscpia convencional.
Un diagnóstico diferencial sería un Dispositivo intrauterino traslocado en el que la ubicación del mismo es incorrecta tanto en posición como en orientación, llegando inclusive a la penetración de alguna de las astas en el miometrio. Notificándose casos de perforación uterina y migración del dispositivo a cavidad pélvica, provocando lesiones a las estructuras vecinas como asas intestinales, vejiga, ovarios, ligamentos o vasos pélvicos.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*