Skip links

Exploración de Páncreas

Cabeza es bastante larga. La arteria hepática y el conducto biliar se ven anteriores a la vena porta y cefálicos a la cabeza del páncreas. A este nivel también se puede ver el píloro y la primera porción del duodeno, lleno de aire o de líquido. En la cara superior de la cabeza se pueden identificar dos estructuras circulares en la cara lateral derecha de la cabeza, que representa una sección transversal de la arteria gastroduodenal por delante y del conducto colédoco por detrás. Estas últimas estructuras delimitan la cara lateral de la cabeza del páncreas, lo que permite separar la cabeza del páncreas del duodeno, que está situado lateralmente. La VCI está detrás de la cabeza aunque esto es variable. Se puede ver el conducto pancreático principal y sus ramas extendiéndose en dirección oblicua entre el cuello del páncreas por arriba y la segunda porción del duodeno por debajo, donde se puede unir o no con el conducto colédoco antes de entrar en el duodeno. En su cara más inferior la porción medial de la cabeza del páncreas se afila para formar la apófisis uncinada.

Plano Sagital

A la derecha y lateral de la cabeza, la segunda porción del duodeno se proyecta en dirección cefalocaudal. En algunos pacientes en la cara lateral de la cabeza se puede ver la arteria gastroduodenal en su trayecto en dirección cefalocaudal anterior al páncreas con el conducto colédoco en un trayecto paralelo pero más posterior. En estas proyecciones transversales la tercera porción del duodeno se ve caudal al páncreas.

Cuello, Cuerpo y Cola.

El cuello del páncreas está entre la cabeza y el cuerpo, anterior a la confluencia venosa portal. No hay ninguna marca que lo divida aunque se considera en el borde lateral izquierdo de la columna vertebral es el plano arbitrario que separa estos dos segmentos. La cola en relación al cuerpo varia en el plano horizontal según el hábito corporal.

Textura ecográfica

El páncreas normal habitualmente es homogéneo. La ecogenia, cuando se compara con el hígado normal es isoecoica o, con más frecuencia hiperecoica. A veces con aspecto moteado. El contorno está definido ya que su ecogenicidad es menor a la grasa peritoneal circundante. Tiene un contorno liso. Con el envejecimiento y la obesidad el páncreas se hace más ecogénico como consecuencia de la infiltración de grasa. Esto último es  reversible.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?