Skip links

Hematoma hepático espontaneo en embarazo gemelar. Caso clínico

Se estudia el caso de una paciente primigesta de 28 años con embarazo gemelar de 32.1 semanas que ingresó a urgencias presentando dolor abdominal intenso en cuadrante inferior derecho de inicio súbito posterior a ingerir alimentos, irradiado a la espalda y acompañado de vómito; signos vitales y estudios de laboratorio dentro de parámetros normales. El ultrasonido abdominal fue negativo para enfermedad hepática y la vesícula biliar no se observo porque la paciente no estaba en ayuno, sin embargo la paciente continuó con dolor, presentó hipotensión, taquicardia y debilidad, se realizan nuevamente estudios de laboratorio y ultrasonido, donde se encuentra disminución 4g en la hemoglobina, plaquetopenia de 74 000, en el ultrasonido se encontró un hematoma hepático aparentemente no roto.
Se confirmaron hallazgos por laparoscopía, se realiza cesárea y por laparoscopía se encuentra hematoma hepático rápidamente aumentando de tamaño con sangrado de múltiples sitios, realizándose entonces hemostasia por empaquetamiento con gasas y colocando drenajes, transfusión a la paciente de concentrados eritrocitarios, plasma fresco congelado e infusión de ácido aminocaproico.
En terapia intensiva se realizó seguimiento de la paciente, en los estudios de laboratorio presentó alteración en las pruebas de función hepática; se le aplicó factor VII recombinante. A las 72 hrs posteriores por laparoscopía se retira empaquetamiento de gasas, sin complicaciones.
Al noveno día postquirúrgico las pruebas de funcionamiento hepático fueron normales y se da de alta, al día 19 postoperatorio reingresa con tromboembolia pulmonar y trombosis de la vena braquiocefálica y yugular derecha, así como derrame pleural derecho, es tratada con enoxaparina y dada de alta en tres días.
Siete meses después ingresó con colecistitis litiásica aguda, tratada con colecistectomía laparoscópica.

Se concluye que durante el embarazo es preciso tener en cuenta el aumento de flujo sanguíneo en los órganos, así como valorar cualquier antecedente de enfermedad hepática preexistente que pudiera predisponer a la formación de hematomas hepáticos.
Los síntomas que pueden presentar las pacientes son variables y no siempre específicos: cefalea, molestias gástricas, dolor en cuadrante superior derecho, hipotensión sistémica, signos de irritación peritoneal, hepatomegalia y anemia. Es necesario para el diagnóstico evaluar pruebas de laboratorio, cuadro clínico y confirmar mediante ultrasonido abdominal o resonancia magnética. El tratamiento, en la mayoría de los casos quirúrgico, depende del tipo de lesión, la estabilidad hemodinámica y la edad gestacional, enfocado en la madre, que puede perder la vida.
Es importante un adecuado y pronto diagnóstico diferencial en pacientes con choque hipovolémico debido a la elevada mortalidad materno-fetal de este padecimiento.

COMENTARIO:

En este caso clínico presentado queda clara la gran importancia de la ultrasonografía como método diagnóstico en complemento con estudios de laboratorio y una historia clínica completa de los pacientes.

Es necesario contar en todo momento en el servicio de urgencias con el aparato de ultrasonografía y una persona que sea capaz de integrar adecuadamente las imágenes producidas por las ondas ultrasónicas con la ubicación anatómica de los tejidos para a su vez integrar diagnósticos correctos y oportunos, ya que un diagnóstico oportuno puede salvarle la vida a este tipo de pacientes.

Es imprescindible el conocimiento a detalle del hígado, tanto anatómica como fisiológicamente para poder realizar un diagnóstico correcto de las patologías de hígado, en este caso, detección de hematoma hepático.

Artículo escrito por  la Dra María Del Consuelo González Alemán

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?