HEPATOCARCINOMA EN HIGADO NO CIRROTICO

17

El carcinoma hepatocelular (HCC), tumor primario más frecuente, se presenta en general en hígados cirróticos y un pequeño porcentaje en pacientes sin cirrosis, por lo cual se debe buscar otras etologías.

La cirrosis hepática es un factor de riesgo conocido para  el desarrollo de un HCC, ya que la  necroinflamación crónica  asociada  a procesos regenerativos condicionaría la aparición de mutaciones genéticas que llevarían finalmente al desarrollo de la célula tumoral.

Los HCC pueden aparecer en pacientes jóvenes que sería de tipo fibrolamelar (menores de 40 años) y en pacientes dañosos de tipo novo o no fibrolamelar. Así mismo algunas infecciones virales  nos puede inducir a una hepatopatía crónica como la hemocromatosis, la enfermedad de Wilson, déficit de α-1 antitripsina, entre otras.

En este articulo medico nos reporta  a una paciente de tipo femenino con una edad de 62 años con antecedentes de diabetes Mellitus tipo2, dislipidemia e hipotiroidismo, con un tratamiento bien compensado. Iniciando en forma súbita con dolor abdominal y vómitos de aproximadamente de 3 meses de evolución, asociada a baja de peso de 15 kilos en ese periodo. Se realiza una ecografía abdominal y nos muestra extensa lesión tumoral en el lóbulo hepático izquierdo de 9 cm, heterogénea, irregular, bien delimitada, sugerente a hepatocarcinoma. Se complementa  con el estudio de tomografía axial computada encontrando una lesión hepática  izquierda de 7,8 x 5,9, x 6,5 cm que realza en forma irregular con el medio de contraste endovenoso, de contornos lobulados y definidos del proceso proliferativo. Se realiza hepatectomía izquierda para retiro de masa tumoral, la paciente evoluciona en condiciones óptimas. El resultado histopatológico nos muestra un hepatocarcinoma moderada a pobremente diferenciado, bifocal que se dispone en formaciones trabeculares y pseudoacinares de 8 x 5,2 cm, permeación vascular microscópica positiva, sin permeación perineural, márgenes quirúrgicos positivos.

CONCLUSION

El hepatocarcinoma es un tumor que se puede encontrar tanto en pacientes no cirróticos y cirróticos, aunado con la sintomatología clínica que nos da el propio paciente como dolor abdominal, nauseas y lo más común de todos los canceres la baja de peso del paciente de más de 10 kilos en pocos meses, pues nos hace sospechar un cáncer. Aquí los medios ecográficos como el ultrasonido y la tomografía axial computada son de vital importancia ya que nos ayudaron a definir un diagnóstico médico y por lo tanto el abordaje y manejo quirúrgico que se le pueda dar al paciente, y obteniendo el resultado de la muestra histopatológica de la biopsia hepática extraída nos da el pronóstico al paciente.