Skip links

Hepatocarcinoma y trombosis portal diagnosticados por ecografía y tomografía computada en pacientes cirróticos

La cirrosis determina un importante problema de salud en el mundo, y forma parte de las 10 primeras causas de muerte

Las principales causas de cirrosis descritas en el mundo son la infección crónica por virus hepatitis C (VHC), virus hepatitis B (VHB) y el consumo de alcohol.

El CHC (carcinoma hepatocelular)en etapas tempranas es clínicamente silente y cuando es detectado porque se vuelve sintomático su sobrevida a 5 años es < al 5%. Cuando se diagnostica en etapa inicial su sobrevida es > 50% a 5 años para aquellos que se someten a la terapia estándar actual (Resección + Trasplante Hepático).

Dada la mejoría en la capacidad de tratar los CHC está la importancia de detectarlos en fases precoces, en los pacientes de mayor riesgo.

El riesgo de desarrollar TP en cirrosis se ha relacionado a la severidad de la enfermedad hepática y a la presencia de trastornos protrombóticos hereditarios. Se ha estimado que la TP se presenta aproximadamente en el 11% de los cirróticos, y cuando se diagnostica TP en el contexto de un paciente cirrótico debe descartarse siempre la coexistencia con CHC.

El diagnóstico de CHC se basa en imágenes o biopsia. El diagnóstico radiológico de CHC no requiere biopsia si los hallazgos característicos están presentes cuando el nódulo mide 2 cm o más. Requiere sólo un estudio contrastado trifásico, ya sea tomografía computada (TC) o resonancia magnética (RM).

De acuerdo a lo expuesto, el principal propósito del estudio fue presentar la frecuencia de estas complicaciones en una muestra de pacientes cirróticos e identificar el rol que juega el US como primera modalidad de imagen en su diagnóstico.

De acuerdo a los resultados del estudio realizado a 211 pacientes diagnosticados con cirrosis en un periodo de 4 años. Los resultados demuestran que el US es una técnica altamente eficaz para la detección de CHC en esta serie de casos con daño hepático crónico (DHC) sintomático.

El diagnóstico imagenológico de estas complicaciones demostró ser tardío (en el 91% de los (casos), lo que se ve reflejado en la corta sobrevida de la muestra.

Estos resultados apoyan la necesidad del uso de screening US para evitar la consulta de los pacientes con CHC en etapa avanzada, no candidatos a terapia.

Comentario:

Éste estudio demuestra la importancia de un estudio tan accesible e inocuo para el paciente como lo es el US, en el estudio se realizó con pacientes de los servicios públicos de salud de Chile, sin embargo es bastante aplicable a la estadística de américa latina y en su caso a México, por lo que realizar US como sceening en pacientes con cirrosis hepática cada 6 meses para detectar en estadios tempranos un CHC y que puedan ser candidatos al tratamiento convencional.

Artículo escrito por el Dr. Abimael Medina

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?