Skip links

Hígado graso y esteatohepatitis no alcohólica

El hígado esta situado en el la parte superior del abdomen, debajo del diafragma y es mantenido en su posición por: a) Vena cava inferior, a la cual esta unido a través de las venas suprahepaticas, b)Ligamento redondo del higado, que remplaza en el adulto la vena umbilical del feto, c)Repliegues peritoniales; compuesto por Lóbulos delimitados por el Ligamento Falciforme,  lóbulo derecho cinco sextos y lóbulo izquierdo un sexto de la masa hepática; y un tercer lóbulo mas pequeño llamado cuadrado.

Recibe la mayor parte de la sangre (85%) por la VENA PORTA que drena casi toda la sangre del intestino. El hígado recibe el otro 15% de la sangre de las ARTERIAS HEPÁTICAS.

Los segmentos del hígado se definen como las regiones servidas por una subdivisión de la vena porta, de la arteria hepática y del conducto hepático común. Por lo tanto, el lóbulo derecho puede dividirse en Sector Anterior:  Segmento Inferior (V) y  Segmento Superior (VIII); y el Sector Posterior: Segmento Inferior(VI) y  Segmento Superior VII).

El Lóbulo Izquierdo está Dividido en dos sectores por la Cisura portal izquierda en uno anterior y otro posterior: el sector anterior: Se encuentra dividido por la cisura umbilical en un Segmento Medial (IV) del que parte anterior corresponde al lóbulo cuadrado y un Segmento Lateral Izquierdo (III),  el sector posterior: Constituye por sí solo El segmento posterior izquierdo (II). El lóbulo de SPILGEL (lóbulo caudado), Segmento (I).

El hígado graso no alcohólico incluye dentro de su presentación evolutiva a la esteatosis hepática, esteatohepatitis no alcohólica, cirrosis y hepatocarcinoma. Se relaciona a obesidad, preferentemente abdominal, diabetes mellitus tipo II y síndrome metabólico. Tiene como factores predisponentes la sobrenutrición, vida sedentaria, factores genéticos y resistencia a la insulina. Su prevalencia es del 17 al 33%. La esteatosis hepática no alcohólica se presenta en el 30% de estos casos, de los cuales un 20 a 25% evoluciona a hepatocarcinoma. Causa frecuentemente alteraciones en las pruebas de función hepática en pacientes asintomáticos. Su cuadro clínico  se caracteriza por malestar abdominal, fatiga. Presenta  elevación de alanin aminotransferasa (AAT), gamaglutamil transpeptidasa (GGT). En algunos casos hepatomegalia y es característica la hiperecogenicidad hepática en el ultrasonido.

El ultrasonido, tiene una sensibilidad y especificidad para la detección de esteatosis moderada a severa de 89 y 93%. La sensibilidad disminuye conforme el índice de masa corporal del paciente aumenta, y es óptima cuando el porcentaje de esteatosis hepática es de por lo menos 30%. La esteatosis aparece hiperecóica en relación al riñón derecho o el bazo. El grado de esteatosis se basa en la evaluación de la ecogenicidad:

  1. Grado 0: ecogenicidad normal.
  2. Grado 1: aumento ligero y difuso de la ecogenicidad del parénquima hepático, con visualización del diafragma y los bordes de la vasculatura hepática.
  3. Grado 3: aumento marcado de la ecogenicidad con pobre visualización de los bordes de los vasos intrahepáticos.

El ultrasonido no es útil para identificar la esteatohepatitis o el grado de fibrosis.

No es una enfermedad benigna, ya que el 32% de los enfermos progresan a fibrosis, el 20% a cirrosis y el riesgo de muerte relacionada Hígado graso y esteatohepatitis no alcohólica. El tratamiento esta dirigido a modificar el estilo de vida, la dieta y el empleo de medicamentos.

CONCLUSIONES.

El articulo nos menciona que el estudio ultrasonografico es esencial para para el diagnostico para el Hígado Graso y para hacer la clasificación de la esteatosis hepática, ya que muestra una sensibilidad y especificidad de un 89 y 93 % y es el método de diagnostico aun por encima de la Tomografía Axial Computada.

Artículo escrito por  el Dr. Jesús Armando Lara Galván

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?