Skip links

La Ultrasonografía

Los procedimientos diagnósticos y paliativos guiados por ultrasonografía son analizados; La US es un buen método para guiar procedimientos percutáneos tales como biopsias, ablación de tumores, drenajes y accesos venosos. El éxito de estos procedimientos dependerá de una adecuada evaluación y control del paciente antes, durante y posterior al procedimiento efectuado.

Las imágenes por ultrasonido es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar condiciones médicas. Las imágenes por ultrasonido, también denominadas exploración por ultrasonido o ecografía, involucran el uso de un pequeño transductor (sonda) y un gel para ultrasonido para la exposición del cuerpo a ondas acústicas de alta frecuencia. El ultrasonido convencional presenta las imágenes en secciones delgadas y planas del cuerpo. Los exámenes por ultrasonido pueden ayudar a diagnosticar diversas enfermedades y a evaluar el daño en los órganos luego de una enfermedad. El ultrasonido se usa para ayudar a los médicos a diagnosticar síntomas tales como:

  • Dolores
  • Hinchazón
  • Infección

Los exámenes por ultrasonido no son dolorosos, y son rápidos y fácilmente tolerables por la mayoría de los pacientes. Los exámenes por ultrasonido en los cuales el transductor se inserta en una abertura del cuerpo pueden producir una incomodidad mínima. Si se lleva a cabo un estudio por ultrasonido Doppler, es posible que oiga sonidos similares al pulso, que varían en tono mientras se controla y mide el flujo sanguíneo. La mayoría de los exámenes por ultrasonido se completan en un lapso de 30 minutos, aunque algunos exámenes más extensos podrían llevar hasta una hora. El ultrasonido tiene dificultades para penetrar masas óseas y, por lo tanto, sólo puede verse la superficie externa de las estructuras óseas y no lo que se encuentra en el interior (excepto en los infantes porque tienen más cartílago en sus esqueletos que los niños más grandes o los adultos). Para visualizar la estructura interna de los huesos o de determinadas articulaciones se usan habitualmente otras modalidades de imágenes tales como la RMN.

El ultrasonido, a manera sencilla se entiende como una señal de audio que no puede ser captada por el oído humano, sirve en múltiples aplicaciones y es en muchos casos la manera de dar solución a problemas de una manera menos costosa, sin embargo, dependiendo de la aplicación su implementación puede ser de mayor o menor complejidad, su funcionamiento se remite básicamente a los mismos principios que los materiales piezoeléctricos, convirtiendo la energía mecánica en eléctrica y viceversa.

El ultrasonido (US) está ganando terreno sobre otras técnicas de imagen diagnóstica en el estudio de las lesiones elementales de la osteoartritis (OA). Debido a su resolución submilimétrica, el US tiene la capacidad de detectar alteraciones morfoestructurales mínimas, incluso desde sus etapas preclínicas o asintomáticas, en las tres estructuras articulares predominantemente afectadas por la OA: el cartílago articular, la membrana sinovial y el hueso subcondral. Hasta el momento, el US ha demostrado ser una herramienta muy sensible y útil en la detección de las anormalidades que se presentan en los tejidos blandos tanto intra como periarticulares, incluidos la hipertrofia sinovial, los derrames y los quistes sinoviales, así como en el hueso subcondral, los osteofitos. Adicionalmente, la señal Doppler de poder (DP) correlaciona con la evidencia histológica de vascularización de la membrana sinovial. Con el objetivo de describir críticamente los hallazgos ultrasonográficos de la OA, su confiabilidad y validez como herramienta diagnóstica y de seguimiento, así como sus limitaciones, se realiza una revisión crítica de la literatura de la OA localizada en manos, caderas y rodillas.

Se realizó un estudio descriptivo y prospectivo de 173 embarazadas atendidas en el Departamento Provincial de Genética Clínica de Santiago de Cuba, desde enero del 2000 hasta diciembre del 2004, para identificar las malformaciones congénitas del sistema nervioso central detectadas mediante la ecografía. La malformación más frecuente fue la hidrocefalia, seguida de los defectos de fusión de la columna vertebral, asociados con la hidrocefalia y la ausencia de cavidad craneana. Hubo predominio de la alfafetoproteína alterada y del líquido amniótico elevado.

Artículo escrito por el Dr. Rajab Jarad

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?