Skip links

La ultrasonografía con sondas de alta frecuencia en el estudio de la piel y la uña prosística

18

Los constantes avances tecnológicos han permitido el desarrollo de equipos de ultrasonografía poseen transductores con alta frecuencia y módulos Power Doppler (PD) altamente sensibles presentando también equilibrio entre poder de resolución y de penetración lo que ha permitido el estudio mucho más detallado de los tejidos superficiales particularmente la piel.

Entre las indicaciones de mayor importancia en el estudio de las enfermedades cutáneas se encuentran: la valoración de hallazgos morfoestructurales de los tumores de la piel, la detección de lesiones subcutáneas y la medición del espesor de la piel en pacientes con esclerosis sistémica y psoriasis.

Los estudios fueron realizados por un sonografista experimentado usando un equipo MyLab 70 XVG dotado de un transductor lineal multifrecuencia de 6 a 18 MHz a 20 pacientes con diagnóstico de Psoriasis en comparación con la piel sana de 10 personas, todos en edades de 32 a 53 años en promedio mediante una técnica multiplanar explorando, tanto en el centro como en los márgenes de las lesiones psoriásicas y la piel normal subyacente.

En sujetos sanos la epidermis se presentó como una banda hiperecogénica con aspecto fino y regular, la dermis como una banda más espesa y relativamente menos ecogénica, la interfase que separa la dermis del tejido sub-cutáneo es menos clara y éste último contiene bandas finas e hiperecogénicas que representan el tejido conectivo. A nivel de la uña propiamente los platos se presentan como una estructura trilaminar formada por dos líneas hiperecogénicas regulares y homogéneas separadas por una sutil banda anecogénica, mientras que el lecho ungueal es una banda hipoecogénica.

En la placa psoriática los cambios encontrados fueron a nivel de la dermis y la epidermis caracterizandose por incremento en su grosor asociado a la formación de una banda hipoecogénica en la parte superior de la dermis. La primera sucede por proliferación queratinocítica; la segunda presenta un engrosamiento debido al infiltrado celular inflamatorio y un incremento del flujo sanguíneo como consecuencia de los cambios microvasculares que incluyen: elongación, dilatación y torsión de las asas capilares verificables al uso de PD.

En la onicopatía psoriática se encontró que los platos ungueales pierden homogeneidad y trilaminaridad, apareciendo engrosados y fusionados. El lecho ungueal se muestra usualmente engrosado con un grado variable de flujo sanguíneo, detectable mediante la técnica PD.
El espesor de lecho ungueal en condiciones normales es de aproximadamente 1.5 mm mientras que resulta ser más del doble (> 3.0 mm) en la onicopatía psoriásica.

COMENTARIO.

Este artículo y la información que maneja fue de mi particular agrado dado que en pocas ocasiones es posible documentar el uso del ultrasonido más allá de los estudios convencionales o más comunes aplicaciones como los ya conocidos en gineco-obstetricia, abdomen, etc. así como lo aplicable a tejido superficial. Desconocía era posible la valoración de la uña patológica en relación a psoriasis y la imagen que de ésta valoración se obtenía. Lamentablemente encuentro dos factores importantes para la realización de estos estudios: por un lado la experiencia del operador en éste tipo de evaluaciones y en la adecuada obtención e interpretación de estas imágenes y el otro sería el contar con las sondas de alta frecuencia o equipos necesarios para su realización. Sin embargo, en definitiva es ilustrativo y de gran aportación a mi conocimiento.

× ¿Cómo puedo ayudarte?