MANEJO NO OPERATORIO DEL TRAUMA HEPÁTICO CONTUSO SEVERO.

1

El manejo actual del trauma hepático por  contusión abdominal severa, en las últimas dos décadas ha habido un cambio en el manejo conservador del trauma de vísceras  solidas intraabdominales. Antes se realizaba la laparotomía exploratoria con el propósito de lograr la hemostasia en la glándula hepática, y así lograr la supervivencia de los pacientes pero la tasa de mortalidad había sido alta  o al momento de estar en la cirugía ya se había logrado la hemostasia. Y en la actualidad el manejo del trauma hepático por contusión y con presencia de  sangre en cavidad abdominal valorado por los estudios de gabinete como ultrasonido y tomografía que estén con estabilidad hemodinámica nos permiten darle al paciente un manejo conservador y no quirúrgico.

Cuadro AAST* Escala de lesión de órganos (OIS)**.

Grado    Descripción          Tipo de lesión

I               Hematoma           Subcapsular <10% superficie no expansivo

Laceración           Desgarro de la cápsula sin sangrado < 1 cm profundidad

II              Hematoma          Subcapsular 10-50% superficie no expansivo

Laceración           Desgarro escapular con sangrado activo 1-3 cm profundidad

III             Hematoma           Subcapsular > 50 % de la superficie

Laceración           > 3 cm profundidad

IV            Hematoma           Ruptura hematoma parenquimatoso

Laceración           Disrupción parenquimatosa 25-75% 1 lóbulo hepático o 1-3 segmento Coinaud

V             Laceración           Disrupción parenquimatosa > 75% de un lóbulo hepático o > 1- 3 segm. Coinaud

Vascular                               T. Venoso yuxtahepático

VI            Vascular                               Avulsión hepática

(*) AAST Asociación Americana para Cirugía de Trauma.

(**) OIS Organ Injury Scale.

En este articulo nos ponen de ejemplo a un paciente masculino de 19 años de edad que recibe una contusión a nivel abdominal con pérdida del estado de conciencia inmediata y temporal; siete días después de haber recibido dicha contusión acude a tres centros de salud donde es manejado con analgésicos e antiinflamatorios y posteriormente es valorado por un médico en forma particular donde le  solicitan exámenes de laboratorio y los resultados nos presentan alteraciones de pruebas de funcionamiento hepático, anemia normocitica normocromica, con desviación de leucocitos a la izquierda; posteriormente el ultrasonido abdominal nos muestra laceración hepática y líquido libre en cavidad abdominal.Posteriormente es internado el paciente por la anemia normocitica normocromica grave, lo hemotransfundieron hasta tener una estabilización hemodinámica que fue vigilado con estudios de gabinete (tomografía computada y ultrasonido) hasta lograr la disminución del hematoma parenquimatoso.

CONCLUSION.

En el avance médico que se tienen  con los estudios de gabinete como  son el ultrasonido bidimensional o tridimensional así mismo lo que es la tomografía axial computada con o sin medio de contraste, nos sirven y nos dan la pauta para darle al paciente un mejor manejo de acuerdo a la patología y/o enfermedad que presenta, además de no ser un método invasivo o que cause alguna emisión de radiación. Por lo que son buenos los estudios de gabinete que nos sirven para darnos un mejor diagnóstico de certeza.