Skip links

Método de exploración de las arterias carótidas.

El paciente se recostará en decúbito supino. El operador se colocará sentado a un lado del paciente, de la manera ha­bitual. Puede adoptarse la ubicación del explorador en la parte cefálica de la mesa para una re­visión invertida.

Después de aplicar gel en la piel del enfermo, se procede a localizar la arteria en cuestión realizando desplazamientos multidi­reccionales del transductor. Se procurará caer en pleno en el centro del vaso, obteniendo el registro más intenso en el color o el sonido más pleno. La señal debe ser fuerte y clara, ejerciendo, como siempre, la menor presión con el transductor.

La arteria carótida primitiva se localiza con relativa facilidad, en el borde anterior del músculo  ECM. El transductor se remonta de la base del cuello, hacia la región cefálica del cuello. Pronto se arriba al bulbo carotideo apreciándose franca modificación de la señal y enseguida se demostrarán las arterias carótida interna y externa. Hacia adentro se encuentra la carótida externa y hacia afuera la carótida interna a nivel de su nacimiento. Después se invierte su ubicación.

El operador deberá distinguir entre estas dos arterias. La arteria carótida interna se demuestra con flujo permanente en tanto que la externa sufre pulsos sistólicos muy definidos al sonido Doppler, sin flujo diastólico. Con insistencia y exploraciones repetidas se logrará la diferenciación de estas arterias con relativa facilidad. Cabe la posibilidad que la anatomía particular del paciente o procesos patológicos no permita el acceso de las ramas terminales de la carótida primitiva.

Forma de operar en los estudios de Ultrasonografía Doppler.

a).-EI explorador: en la posición convencional se coloca a la derecha del paciente y aplica el transductor en la base del cuello. Se obtiene una imagen sagital de la carótida primitiva derecha donde se en­cuentra el volumen de muestra.

b).-El ultrasonografista:  gira el transductor 90° para obtener un corte transversal en la base del cuello y lograr el registro tanto de la arteria carótida primitiva derecha como de la vena yugular que se ubica por fuera, constituyendo el paquete carótido -yugular. Puede demostrarse la normalidad de estos grandes vasos.

c).-El transductor: se traslada al lado izquierdo del paciente también en la base del cuello, en orientación sagital demostrándose la imagen correspondiente de la arteria carótida primitiva.

El examen de los vasos sanguíneos, además de implicar su localización y su análisis metódico, se complementa con la obtención de mediciones tales como: velocimetría, índices de pulsatilidad resistencias, relación de velocidades sistólica y diastólica, velocidad media.

Se señala, la flujometría de arterias importantes como una referencia:

  • Arterias carótidas primitivas:
  • Velocidad sistólica de 70 a 100 cm/seg.
  • Velocidad diastólica de 20 a 30 cm/seg.
  • Arterias carótidas internas:
  • Velocidad sistólica de 70 a 100 cm/seg y la diastólica de 30 a 40 cm/seg.
  • Arterias carótidas externas:
  • Velocidad sistólica de 40 a 70 cm/seg, con velocidad diastólica nula.
  • Arterias femorales:
  • Velocidades máximas de 70 a 90 cm/seg para las comunes y 40 a 60 cm/seg para las femorales superficiales.
  • Arterias poplíteas:
  • Velocidades máximas de 30 a 60 cm/seg.

VELOCIMETRÍA DOPPLER PARAEL CORDÓN UMBILICAL

El estudio Doppler del cordón umbilical es de gran trascendencia en el estudio de las alteracio­nes del estado fetal.

a).-Permite establecer los criterios de bienestar fetal.

b).-Los cambios velocimétricos del cordón umbili­cal permiten pronosticar o diagnosticar retraso en el crecimiento intrauterino.

c).-Las alteraciones velocimétricas del cordón um­bilical ayudan a evitar la muerte fetal intrauterina al permitir el diagnóstico de sufrimiento fetal, especialmente en el sufrimiento fetal agudo que exige la interrupción inmediata de la gestación.

d).-El cordón umbilical fetal está constituido, como se sabe, de tres elementos vasculares: una vena y dos arterias. La vena, de mayor dm, es circundada por dos arterias.

Nos hemos de referir a la flujometría arterial del cordón por ser de gran utilidad en cuanto al compromiso del crecimiento intrauterino y el sufrimiento fetal, agudo y crónico.

A continuación se presentan los valores normales de índices de resistencia, de pulsatilidad y cocientes sístole-diástole de la ar­teria umbilical, para aplicar como referencia en los estudios de flujometría Doppler del cordón umbilical.

Índices de resistencia  normales: 0.60, 0.56 y 0.52 a las 31, 36 y 40 semanas respectivamente

Los índices de pulsatilidad normales: 0.93, 0.84 y 0.78 a las 31, 36 y 40 semanas respectiva mente.

El cociente sístole/diástole tiene valores normales 2.70, 2.30 y 2.00 a las 31, 36 y 40 semanas, de manera respec­tiva.

Artículo escrito por la Dra. María Elena Díaz Pérez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?