Modelo predictivo del parto utilizando la medición sonográfica de la longitud del cérvix a la mitad de la gestación

Este estudio fue realizado por el Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Abkaliki, Nigeria durante los años 2008 y 2009. El objetivo de los autores fue determinar la relación entre la longitud del cérvix a la mitad de la gestación y si el parto fue a término ó pre-termino. Participaron 281 mujeres embarazadas quienes acudieron con 20 – 24 semanas de gestación, se les realizó ultrasonografía transvaginal con equipo Siemens y transductor de 7.5 MHz, la medida de la longitud del cérvix se tomó como la distancia entre el orificio cervical externo y el orificio cervical interno, se creó una escala de 4 mediciones así: < 20 mm, 20 – 30 mm, 30 – 40 mm y ˃ 40 mm; luego estas mujeres fueron seguidas hasta el final de su embarazo y registraron las siguientes variables: la edad de gestación al parto, la forma de parto, si la labor de parto fue espontánea ó inducida y la necesidad de cesárea. A 33 mujeres fue necesario realizar cesárea, el 50% de estas mujeres tenía una longitud cervical entre 40 – 67 mm, la principal indicación de cesárea fue detención del progreso en la labor de parto; se calculó la probabilidad de cesárea por pobre progreso de la labor de parto en las mujeres con las mayores longitudes del cérvix, la cual fue de 10.28 (p=0.0013). De tal manera los autores concluyen que un cérvix largo en la mitad de la gestación puede predecir la necesidad de cesárea por pobre progresión del trabajo de parto.

  1. Diagnóstico ecográfico de anormalidades estructurales fetales en el screening prenatal a las 11 – 14 semanas.

Este estudio fue realizado por el Departamento de Radiología y Ginecología y Obstetricia del Hospital Izmir, Turquía durante los años 2003 – 2007. El objetivo de los autores fue determinar la tasa de detección de anormalidades estructurales por ecografía entre la 11 – 14 semana de gestación como parte de la vigilancia prenatal en embarazadas de bajo riesgo. Un total de 1,085 mujeres embarazadas de bajo riesgo acudieron a su control prenatal a quienes se les realiza la vigilancia de anormalidades estructurales fetales con ecografía de vigilancia en el primer y segundo trimestre; la viabilidad fetal fue determinada por: la longitud céfalo-caudal, diámetro biparietal y la longitud del fémur; las estructuras fetales valoradas para anomalías fueron: cráneo, rostro, cuello, columna vertebral, corazón, estómago, pared abdominal, riñones, vejiga urinario y extremidades. De las 1,085 embarazadas, 21 (1.93%) de los fetos fue diagnosticado con una anomalía estructural mayor, de las cuales 14 (1.29%) fueron detectadas por la ecografía temprana y 5 (0.47%) por la ecografía en el segundo trimestre; 2 anormalidades no fueron detectadas en la vigilancia prenatal. De tal manera los autores concluyen el diagnóstico ecográfico de anormalidades estructurales fetales puede realizarse en la vigilancia temprana entre las 11 – 14 semanas de gestación.

Artículo escrito por el Dr. Alfredo Rascon

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com