Skip links

Obtención de imágenes de carcinoma de endometrio, el uso de la ecografía con contraste enhansed

Comúnmente la evaluación inicial para la patología endometrial se inicia por medio de ecografía transvaginal convencional, pero existe una gran variedad de obstáculos para el estudio adecuado del endometrio que pueden dificultar un diagnostico adecuado de un tumor. Adicionalmente, cuando el grosor del endometrio es menor de 0.4 cm, el estudio transvaginal no resulta óptimo para la detección del carcinoma. La infusión de solución salina para una sonohisterografía mejora la visibilidad de la pared endometrial, pero conlleva el riesgo de metástasis de células neoplásicas por arrastre hacia la cavidad peritoneal, por lo que es necesario un método más efectivo y con menores posibles consecuencias para la evaluación de un probable carcinoma endometrial, por lo que se pensó en el rastreo ultrasonográfico mejorado con medio de contraste para diferencias patología maligna de la benigna, el cual cuenta con menores efectos adversos y la incidencia de reacciones alérgicas es muy pequeña. A este propósito se agrega la posibilidad de evaluar la profundidad de la invasión miometrial.
Se evaluó a un total de 35 pacientes con diagnostico de carcinoma endometrial confirmado previamente mediante estudio de biopsia entre Junio del 2006 a Diciembre del 2007. Se toma como base el estudio ecográfico transvaginal midiendo el grosor del diámetro endometrial máximo, tomando como patrón característico de neoplasia aquellas lesiones heterogéneas con patrones ecográficos hacia la cavidad uterina, con o sin invasión miometrial y posteriormente la evaluación Doppler para detectar el grado de irrigación. De acuerdo a los hallazgos detectados en la ecografía convencional se procedió a la infusión de medio de contraste y la evaluación de las tumoraciones en las fases correspondientes, así como la medición de sus diámetros en sus tres dimensiones. De los 35 pacientes en estudio, a 34 se les practicó histerectomía con o sin ooforectomía bilateral dependiendo del grado de invasión; histopatológicamente se estadificó deacuerdo a los criterios actuales de la FIGO. Se dividió a los pacientes en dos grupos, con invasión mayor o menor del 50% del miometrio.
En 25 pacientes se detectó ausencia o invasión superficial del miometrio al contrario de los 10 restantes. Histopatológicamente se estadificó en tres grados del 1 al 3 para una alta, moderada y baja diferenciación respectivamente. No se detectó una relación significativa entre las fases de aclaramiento del tumor y sus características ecográficas previas; por el contrario si se demostró relevancia significativa entre el mayor grado de captación de medio de contraste del tumor que de los tejidos a su alrededor y el grado de diferenciación histológico, y de la misma forma la relación entre la invasión del plexo vascular con la profundidad afectada del miometrio.
La fase de aclaramiento del carcinoma endometrial tiene características que hacen al estudio ecográfico con medio de contraste en conjunto con la ecografía convencional una herramienta útil para la evaluación de esta patología, especialmente en casos en los que el grosor del endometrio es muy reducido. También este estudio evalúa la estructura del plexo vascular y puede ser de utilidad para valorar la profundidad de la invasión al miometrio.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?