Skip links

El páncreas una glándula digestiva accesoria y elongada tiene una posición retroperitoneal y cruza transversalmente la pared posterior del abdomen, detrás del estómago, entre el duodeno, a la derecha y el bazo a la izquierda. El mesocolon transverso se inerva en su borde anterior. El páncreas produce:

Una secreción exocrina (jugo pancreático de las células acinares) que penetra en el duodeno por los conductos pancreáticos principal y accesorio.

Secreciones endocrinas (glucagón e insulina de los islotes pancreáticos [de Langerhans] que pasan a la sangre).

A efectos descriptivos el páncreas se divide en cuatro zonas: cabeza, cuello, cuerpo y cola.

La cabeza del páncreas la porción expandida de la glándula esta abrazada por la curva en C del duodeno, situado a la derecha de los vasos mesentéricos superiores. La cabeza se inserta de manera firme en la cara medial de las porciones descendentes y horizontales del duodeno. El gancho, una proyección de eyección de la parte inferior de la cabeza, se extiende medialmente a la izquierda, posterior a la arteria mesentérica superior. La cabeza de páncreas reposa por la cara posterior sobre:

La vena cava inferior.

La arteria y venas renales derechas.

La vena renal izquierda.

En su camino para abrirse en la porción descendente del duodeno el conducto biliar radica en un surco de la cara posterosuperior de la cabeza o se embute dentro de ella.

El cuello del páncreas es corto (1.5-2 cm) y oculta los vasos mesentéricos superiores que forman un surco en su cara posterior. La cara anterior del cuello, revestida de peritoneo se encuentra adyacente al píloro gástrico. La vena mesentérica superior se une a la esplénica detrás del cuello para formar la vena porta.

El cuerpo del páncreas continua el cuello y se sitúa a la izquierda de los vasos mesentéricos superiores, cruza la aorta y la vértebra L2 detrás dela bolsa omental. La cara anterior del cuerpo del páncreas cubierta de peritoneo se encuentra en el suelo de la bolsa omental y forma parte del lecho gástrico. La cara posterior del cuerpo del páncreas carece de peritoneo y establece contacto con:

La aorta.

La arteria mesentérica superior.

La glándula suprarrenal izquierda.

El riñón izquierdo y los vasos renales.

La cola del páncreas radica anterior al riñón izquierdo, donde se relaciona estrechamente con el hilio esplénico y la flexura cólica izquierda. La cola es bastante móvil y discurre entre las capas del ligamento esplenorrenal, junto con los vasos esplénicos. La punta de la cola suele ser roma y gira en sentido superior.

El conducto pancreático principal comienza en la cola de páncreas y sigue por el parénquima glandular hasta la cabeza, donde dobla hacia abajo y se relaciona estrechamente con el conducto biliar. El conducto pancreático principal y el conducto biliar se unen formando una ampolla hepatopancreática corta y dilatada, que se abre en la porción descendente del duodeno, en la cima de la papila mayor del duodeno. El esfínter del conducto pancreático, el esfínter del conducto biliar y el esfínter hepatopancreático son esfínteres de musculo liso que controlan el flujo de la bilis y del jugo pancreático hacia el duodeno.

El conducto pancreático accesorio drena el gancho y la parte inferior de la cabeza del páncreas y desemboca en el duodeno en la cima de la papila menos del duodeno. De ordinario el conducto accesorio se comunica con el conducto pancreático principal. A veces el conducto pancreático principal es más pequeño que el accesorio y no hay conexión entre ambos.

Las arterias esplénicas provienen en esencia de ramas de la arteria esplénica, muy tortuosa, que forma varias arcadas con las ramas pancreáticas de las arterias gastroduodenal y mesentérica superior. Hasta 10 ramas de la arteria esplénica perfunden el cuerpo y la cola del páncreas.

Las venas pancreáticas correspondientes son afluentes de las divisiones esplénicas y mesentéricas superior de la vena porta; sin embargo la mayor parte de ellas drena en la vena esplénica.

Los vasos linfáticos del páncreas acompañan a los sanguíneos. La mayoría de ellos terminan en los ganglios pancreatoesplénicos situados a lo largo de la arteria esplénica, pero algunos lo hacen en los ganglios pilóricos. Los vasos eferentes de estos ganglios drenan a los ganglios linfáticos celiacos, hepáticos y mesentéricos superiores.

Los nervios del páncreas provienen de los nervios vagos y esplácnicos torácicos que atraviesan el diafragma. Las fibras parasimpáticas y simpáticas alcanzan el páncreas pasando por las arterias del plexo celiaco y plexo mesentérico superior. Tienen función vasomotora y parenquimatosa.

Artículo escrito por el Dr. Oscar Aldemar Hernández

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?