Skip links

Protocolo de exploración del primer trimestre obstétrico

La normativa para la ecografía obstétrica anteparto define cuatro clasificaciones o exploraciones: del primer trimestre, estándar del segundo o del tercer trimestre, limitadas (para responder a una pregunta específica) y especializada (exploración anatómica más detallada).

Los estudios ecográficos se deben realizar con rastreadores en tiempo real mediante abordaje transabdominal o transvaginal, o ambos. Se debe utilizar un transductor mayor de 3 MHz transabdominal y mayor de 5 MHz para la exploración transvaginal.

Es esencial el registro adecuado permanente de las imágenes ecográficas incluyendo las medidas y los hallazgos anatómicos.  Las imágenes se deben etiquetar con la fecha de exploración, nombre del paciente y número de identificación. Se debe consignar la orientación de la imagen, si es importante. Se deberá preparar un informe escrito y se debe incluir en la historia del paciente.

La ecografía de primer trimestre se debe realizar por vía transabdominal o transvaginal preferiblemente.

Se debe evaluar el útero en busca del saco gestacional, se debe reseñar su localización, buscar también el saco vitelino y el embrión; se debe registrar la LCC siempre que sea posible.

Se debe tener precaución cuando se hace el diagnostico de presunción  de saco gestacional en ausencia de embrión o saco vitelino definidos. Una colección intrauterina de líquido puede representar un saco pseudogestacional asociado a una gestación ectópica.

El embrión se identifica típicamente a las 6 semanas, la LCC es la medida principal para determinar la edad gestacional en el primer trimestre, se mide en el plano sagital del embrión, el saco vitelino y las extremidades no se deben incluir en esta medida.

El saco gestacional se puede identificar a las 5 sg y con TV en ocasiones se ve más temprano.

Se puede usar el diámetro del saco gestacional para determinar la edad, midiendo de borde interno a borde interno del saco, pero no la pared del saco.

Se debe registrar la presencia de actividad cardiaca, el movimiento fetal bede ser evidente en todos los embriones con una LCC de 5 mm utilizando ecografía TV, también se puede evaluar la frecuencia cardiaca fetal, que entre las 5 y 6 semanas debe ser al menos 100 latidos por minuto. Se recomienda documentar la FCF en modo M.

Se debe reseñar el número de fetos, se debe realizar evaluación del utero, anexos y fondo de saco. Se debe registrar la presencia de miomas, que pueden producir mal posición del saco gestacional y aborto espontaneo.

La masa anexial más frecuente es el quiste de cuerpo lúteo mide menos de 3 cm de diámetro y desaparece a mediados del segundo trimestre.

En un embarazo normal puede haber una pequeña cantidad de líquido anecoico en fondo de saco.

La ecografía TA permite mayor estudio de los anexos pero la TV ofrece mayor resolución y detalle.

Si se hace primero una ecografía TA y se encuentra embrión saco vitelino, FCF, no es necesario una evaluación adicional con ecografía TV. Pero si se detecta el embrión pero no la FCF, se debe realizar un estudio TV.

Artículo escrito por el Dr. Roberto Elvir

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?