Skip links

Imagen1

Para la exploración de la vesícula utilizaremos una sonda convexa de baja frecuencia (2,5--‐5 MHz). No hay normas claramente establecidas para localizar la vesícula ya que, como hemos comentado anteriormente su ubicación es variable y su tamaño también puede modificarse (mayor en ayunas que en periodo postprandial debido a tener un mayor contenido de bilis).

Para la exploración de la vesícula utilizaremos una sonda convexa de baja frecuencia (2,5–‐5 MHz).
No hay normas claramente establecidas para localizar la vesícula ya que, como hemos comentado anteriormente su ubicación es variable y su tamaño también puede modificarse (mayor en ayunas que en periodo postprandial debido a tener un mayor contenido de bilis).

× ¿Desea más información sobre este diplomado?